Plantilla

Zurutuza alcanzó los 300 partidos con la Real

Zurutuza, durante el entrenamiento de ayer en Zubieta. / ARIZMENDI
Zurutuza, durante el entrenamiento de ayer en Zubieta. / ARIZMENDI

Tiene a tiro a varios exjugadores como De Paula (302), Aranzabal (308), Mendiluce (309) o Pikabea (313) a los que podría superar este curso

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOSAN SEBASTIÁN.

David Zurutuza llegó a los 300 partidos oficiales con la Real el sábado ante el Atlético de Madrid. El debarra jugó el último cuarto de hora y contribuyó a recuperar el centro del campo en un momento en el que el cuadro colchonero apretaba para reducir distancias y meterse en el encuentro.

Aunque esta temporada aún no ha sido titular, en los dos partidos en los que ha salido desde el banquillo ha contribuido a mejorar las prestaciones colectivas. Lo hizo en Mallorca y el sábado ante el Atlético, las dos victorias blanquiazules en lo que va de Liga.

Zurutuza tiene al alcance a varios exjugadores blanquiazules a los que podría superar durante esta temporada como De Paula (302), Aranzabal (308), Mendiluce (309) o Pikabea (313), aunque por delante tiene mucha competencia con la presencia de Zubeldia, Merino y Odegaard, entre otros. Y eso que Illarramendi está lesionado.

El centrocampista txuri-urdin expresó recientemente que en estos momentos de su carrera se acuerda de los «muchos compañeros» que ha tenido durante tantos años, además de los «grandes momentos» que ha vivido en el club. «En general tengo muy buen recuerdo. Estoy super contento de esta trayectoria que llevo».

Zurutuza no es de los que dé especial importancia a las estadísticas: «Tampoco me paro a pensar en el número, estar en la historia es algo bonito. Ahora mismo no soy consciente, pero igual dentro de unos años cuando aparezca en algún lado igual me hará cierta ilusión».

No obstante, admite que es bonito ver el relevo que se está produciendo en el equipo. «Me gusta pensar en la herencia que dejo. He vivido grandes momentos, grandes vivencias, que ahora me toca transmitir a los nuevos y estoy súper contento de todo lo que he hecho aquí. Es bonito recordar». El domingo en Cornellá tiene otra oportunidad para llegar al 301.