Real Sociedad

Zurutuza: «Las últimas semanas las piernas me han ido mejor, todavía me queda fútbol y quiero demostrarlo»

Zurutuza afronta con ilusión su última campaña en la Real Sociedad./ARIZMENDI
Zurutuza afronta con ilusión su última campaña en la Real Sociedad. / ARIZMENDI

El segundo capitán dice que no sabe si va a ser titular este año, pero que a veces «el que entra del banquillo es capaz de darte el partido» David Zurutuza Centrocampista de la Real

Gaizka Lasa
GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

Lleva diez años aportando el toque diferente que tanto agradece un equipo dentro y fuera del campo. David Zurutuza (Rochefort, 1986) es frescura y autenticidad. Un punto de extravagancia y magia. El jugador alternativo que cambia el ritmo en la monotonía. Y como todo genio, irregular. Mañana arranca su última temporada en la Real. Tras la pretemporada, dice estar preparado.

- ¿Ha sido especial su último verano en Zubieta?

- Sí ha sido especial, pero es verdad que en la pretemporada piensas más en el inicio de la liga y no tanto en que es el último año. Me he centrado en trabajar y ponerme a punto. A partir de mañana, cuando empiece la competición, sí que todo va a tener ese sabor de cuando se vive por última vez. Eso me va a hacer disfrutar de cada minuto y cada momento.

- ¿Se encuentra en buena forma para empezar a disfrutar desde mañana mismo?

- Tuve una última lesión latosa a final de la pasada temporada y empecé con miedo la pretemporada. Aunque tienes las vacaciones de por medio, empezar a engrasar el cuerpo cuesta porque llevas mucho tiempos parado. Pero he ido de menos a más y ahora me encuentro bien.

- Insisto. ¿Veremos a Zurutuza a tope a partir de mañana?

- Sí, sí, lo que pasa es que soy un diésel y ya sabéis que a un diésel le cuesta arrancar hasta que calienta el motor. Pero sí, las últimas semanas las piernas me han funcionado mejor.

- Usted que lleva ya muchas pretemporadas, ¿cree que lo de la competencia en el equipo es este año mayor o decimos todos los veranos lo mismo?

- Sí, es verdad que este año veo que va a haber una competencia muy grande. De los 18 convocados cualquiera puede jugar e incluso el que entre del banquillo puede ser mejor que el que esté en el campo. Eso va a hacer un equipo muy rico y con muchas variantes. El míster lo va a tener complicado para confeccionar el equipo titular, pero va a poder contar con muchas variantes a la hora de optar por diferentes maneras de jugar. Eso va a ser muy bueno para el equipo.

- ¿Se marca algún objetivo a nivel personal para esta temporada?

- Como todos los años, trataré de dar mi mejor versión para el grupo y a partir de ahí surgirán las cosas. Tampoco hay que darle más vueltas a las cosas. Lo más importante es estar tranquilo y tener confianza en uno mismo. Ya tengo mis años y sé lo que hay que hacer en cada momento. Todavía me queda fútbol y quiero demostrarlo.

- Se lo preguntaré de otra manera. ¿Se ve titular en esta Real?

- No lo sé. Va a ser difícil por lo que hemos hablado de la competencia. Pero también quiero decir que al titular se le suele dar como más valor y quizás el que entra del banquillo es más valioso porque es capaz de darte el partido.

«Este año puede que el que salga desde el banquillo sea mejor que el que está en el campo»

«¿Difícil? Sí, el Valencia es el Valencia pero ya les hemos ganado antes y lo volveremos a hacer»

- A ver, a ver. ¿Cómo es eso?

- Claro. En el baloncesto, por ejemplo, hay recambios que solucionan el partido. ¿Por qué en el fútbol no tenemos ese concepto? Tenemos creencias o clichés establecidos sobre lo que supone la titularidad.

- ¿Quiere decir que su papel esta temporada va a ser el de saltar al campo en la segunda parte?

- No. No quiero decir eso. Que quede claro. A todos nos gusta salir de inicio y jugar lo máximo posible, porque así es como más valorados nos sentimos. Pero, ¿por qué no salir del banquillo? Lo importante es que estemos todos enchufados: los catorce de campo que juguemos y también los que se queden sin salir. Eso es hacer un equipo.

- Al anunciar su renovación comentó que durante el año que le quedaba jugaría ese rol de ayudar a las nuevas generaciones gracias a su experiencia.

- Pero no renové solo por eso. Es verdad que tenía dudas sobre todo sobre qué quería en ese momento. Me encontraba con piernas y fútbol y decidí quedarme. Mi labor estará en el campo y fuera. En el terreno de juego, además de lo futbolístico, lo que atañe a la experiencia será importante. Y fuera también me siento importante con los chavales y no tan chavales que tienen que dar un paso adelante. Les quiero ayudar y achuchar al mismo tiempo.

- Ha citado las dudas que tuvo. ¿Han vuelto en algún momento?

- Por supuesto que no. Estoy superconvencido de la opción que cogí y además lo estoy disfrutando. Lo que espero es que esas dudas no me vengan durante el año. Pero ya está decidido. Ahora hago lo que me gusta. El día a día en Zubieta es una gozada. Y sobre todo siento lo que hago, que es importante.

- ¿Ha cambiado el molde de juego del equipo esta pretemporada?

- Nos adaptamos al sistema en cada momento y seguimos siendo jugadores de fútbol. Dependiendo de cómo estemos colocados, el míster nos pide una cosa u otra. A partir de ahí, cada uno hace lo que se le requiere.

- ¿En su caso?

- Depende del esquema que utilicemos o dónde me ponga a jugar. Ahora mismo no sé decirte.

- ¿Sabe ya si mañana va a saltar en el once inicial en Mestalla?

- No lo sé. Imanol es un entrenador al que le gusta tener enchufados a todos. Lo que sí venimos trabajando es cómo nos van a atacar y defender. A partir de ahí hay variantes del juego. Él nos da las herramientas para entender cómo tenemos que hacer las cosas.

- ¿Cómo prevé el choque contra el Valencia?

- Difícil, claro. Pero también será difícil el Mallorca. Hay que ir a cada partido a cara de perro. No hay excusas. El Valencia es el Valencia pero ya les hemos ganado varias veces allí y lo volveremos a hacer.

- ...porque hay mejor equipo.

- A mí me gusta mucho lo que ha venido, tanto por cualidades como por la mentalidad que traen. Es gente joven y ambiciosa que quiere más y eso se nota en el campo. Este año por ganas no va a ser. Vamos a ver de lo que somos capaces. Como grupo de 22 jugadores tenemos una gran plantilla.

- Se va a poder despedir en un estadio como Dios manda.

- Va a ser especial poder disfrutar de este Anoeta. Me lo voy a tomar así. Va a ser un campo con mucho ambiente. Se nota en la acústica. Además, la gente está muy implicada. Los ánimos cambian con toda la grada cerca y eso empuja mucho más.

- Hablando de los veteranos. ¿Cómo le ve a Illarramendi?

- Desde fuera yo le veo bien, pero es muy personal y hay que preguntarle a él. Esta semana ha entrenado bien con nosotros. Tampoco podemos saber qué va a pasar dentro de dos meses.

- Porque... en un equipo tan joven, ¿hará falta experiencia?

- No sé. Hará falta de todo. Es como cocinar un buen plato. Necesitas todos los ingredientes. Todo es importante y en cada momento se necesitará un ingrediente u otro. Lo fundamental es que el equipo funcione.

- ¿Y a dónde tiene que mirar este equipo?

- Arriba. ¿A dónde vas a mirar? Yo siempre miro arriba. No digo un número porque igual me quedo corto o muy alto, pero soy ambicioso. Ya hemos demostrado que podemos ganar a cualquiera en cualquier campo, pero para eso tenemos que estar enchufados y con confianza.

- Último año en la Real. ¿Último año de fútbol?

- Voy a ir viendo. Intento vivir el momento y no mirar más allá. Sé que hay que hacer planes a corto plazo pero el tiempo me ha demostrado que en el fútbol eso no vale para nada. Mi etapa en la Real acaba. Luego ya veré. Me veo en todas las situaciones bien. Ya sabes que lo más importante no es la situación sino tu actitud ante la situación.