Real Sociedad

Zubeldia y Nolaskoain, la pareja que enamoró en el centro del campo

1. Unai Simón. 2. Mikel Oyarzabal. 3. Unai Núñez. 4. Peru Nolaskoain. 5. Igor Zubeldia./
1. Unai Simón. 2. Mikel Oyarzabal. 3. Unai Núñez. 4. Peru Nolaskoain. 5. Igor Zubeldia.

Iñaki Sena, director deportivo de la Federación Vasca, recuerda cómo eran entonces los dos jóvenes que representan la nueva savia de Real y Athletic Azkoitiarra y zumaiarra eran los cerebros de la selección de Euskadi sub-18 que se colgó el oro en 2015 en Mallorca

MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

El derbi vasco se juega en la cuenca del Urola. Apenas 20 kilómetros separan Azkoitia de Zumaia, localidades de origen de dos de los protagonistas de lo que llevamos de temporada en la Real Sociedad y en el Athletic: Igor Zubeldia y Peru Nolaskoain. Ambos representan la nueva savia de Zubieta y Lezama en un momento en el que los dos clubes afrontan periodos de transición hacia un futuro más prometedor.

Zubeldia, a los 21 años, es el txuri-urdin que más minutos (601) ha jugado en la presente campaña por delante de otro miembro de su misma generación, Mikel Oyarzabal (589). Que dos chavales tan jóvenes hayan sido los más utilizados por Garitano habla por sí solo de la renovación que está viviéndose en el bando realista.

Al otro lado de la autopista Nolaskoain, que este mismo mes cumple 20 años, es el último cachorro que ha dado el salto al Athletic. Los problemas físicos de Iñigo Martínez durante la pretemporada hicieron que Berizzo le diera una oportunidad en el eje de la zaga y ha respondido de la mejor manera. Ha jugado ante Leganés, Huesca y Barcelona y el día de su debut en Primera apenas necesitó 27 minutos para estrenarse como goleador al culminar de cabeza una jugada a balón parado.

«Todos los balones pasaban por Zubeldia. Tenía una seguridad muy grande en el pase»

Ayer mismo Josu Urrutia anunció su renovación hasta 2024 con una cláusula de 60 millones. Se da la casualidad de que Zubeldia también firmó un contrato hasta 2024 en junio con un blindaje, en su caso, de 50 millones. Dos joyas del fútbol guipuzcoano que tienen todo un futuro por conquistar y que se verán las caras en el derbi del viernes.

Ambos causaron sensación jugando juntos en el centro del campo en la selección de Euskadi sub-18 que se colgó el oro en el Campeonato Autonómico de 2015 en Mallorca, último gran título conquistado en esta categoría. En el mismo equipo jugaban también otros protagonistas de este derbi como el realista Mikel Oyarzabal y los rojiblancos Unai Simón y Unai Núñez. Para recordar aquel torneo y cómo eran hace cuatro temporadas aquellos aprendices de futbolistas recurrimos a Iñaki Sena, director deportivo de la Federación Vasca de Fútbol, que estuvo presente en el evento al frente de la delegación autonómica.

Zubeldia, el capitán

Empieza hablando del realista, que era el capitán que levantó la copa de campeón ante la euforia de sus compañeros. «Jugábamos con un sistema de 1-4-1-4-1 y en ataque lo hacía solo en el centro del campo como pivote único, con Nolaskoain más adelantado. Nos gustaba empezar las jugadas desde atrás y todos los balones pasaban por él. Tenía una seguridad muy grande en el pase corto y medio que nos permitía avanzar líneas y superar la presión del contrario por medio de triangulaciones».

Al margen de sus condiciones técnicas, valora mucho su capacidad táctica y su saber estar en el campo. «Era un jugador muy serio que siempre transmitía tranquilidad. Era muy difícil verlo nervioso. También nos gustaba por su inteligencia, que le permitía robar muchos balones por anticipación. Sabía leer muy bien la jugada al contrario».

«Nolaskoain jugaba de centrocampista ofensivo. Nos daba visión de juego, llegada y poder por arriba»

Cree que sus características físicas le han ayudado a dar el salto tan pronto a Primera. «Su tren inferior siempre ha sido muy fuerte y esa potencia le permite dominar las distancias cortas y medias. Era la guinda para un futbolista muy completo que destaca en todas las facetas».

Aunque contra el Valencia jugó la segunda parte de central por la lesión de Zaldua, entiende que sus mejores prestaciones las ofrece en el centro del campo. «Ocasionalmente puede actuar de defensa porque también va bien de cabeza. Pero le veo mejor en la zona ancha. Jugando solo o acompañado. A Nolaskoain le ubicábamos a su lado a la hora de defender, pero en cuanto recuperábamos el balón a este le mandábamos más arriba».

Nolaskoain, el más joven

Del jugador rojiblanco subraya «la visión de juego que siempre ha tenido, independientemente de la posición en la que jugaba. Entonces era un centrocampista ofensivo que nos daba llegaba, último pase y juego aéreo a la hora de defender. Era delgadito, ahora ha echado más cuerpo, pero siempre saltaba más que los demás. Se colocaba muy bien y tenía ese timming en el salto que le hacía insuperable en esas acciones».

Sena da un dato que confirma la proyección que ya apuntaba entonces el zumaiarra. «Era el más joven de toda la expedición. La normativa te obliga a estar siempre con dos chavales de primer año y él lo jugó todo, a pesar de ser un año más joven que Zubeldia, Oyarzabal, Simón y los demás. ¡Y encima era de octubre! Se veía que iba a llegar lejos».

Por aquel tiempo Peru jugaba en el Antiguoko de Liga Nacional y acudía a entrenar a Zubieta, aunque en la Real no acabaron de decidirse. Cuando el Athletic comprobó su rendimiento en el campeonato autonómico no dudó en incorporarlo a Lezama. Con 19 años ya ha debutado en Primera. «No me ha sorprendido lo bien que lo ha hecho. Y eso que no le había visto jugar de central. Pero, al igual que Zubeldia, es un chico muy tranquilo que no se asusta por nada. Con las condiciones que tiene puede manejarse en cualquier puesto, aunque me convence más en el centro del campo. Ahora el Athletic ha tenido una necesidad atrás y lo ha aprovechado para hacerse un hueco, que es lo que cuenta en Primera División».

Cuando se le pregunta si esperaba que ambos fueran a protagonizar un derbi apenas tres años y medio de aquel campeonato, no lo duda. «Hombre, tan pronto quizás no. Pero lo que sí tenía claro es que eran jugadores de Primera. Lo mismo que Oyarzabal. Los futbolistas vascos tienen la suerte de que Real Sociedad y Athletic tiran mucho de la cantera. Y eso es importante para trabajar bien la base. Creo que de la selección de Madrid a la que nos enfrentamos en la final no hay ningún jugador en Primera. Eso lo dice todo».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos