Real Sociedad

Zubeldia: «Marcar mi primer gol y hacerlo en Anoeta es algo inolvidable»

Igor Zubeldia/Pedro Martínez
Igor Zubeldia / Pedro Martínez

El centrocampista dice que le quedará tan grabado como el día de su debut en Valencia

Axel Guerra
AXEL GUERRA

Igor Zubeldia (Azkoitia, 1997) está «muy contento» de cómo le marchan las cosas en su primera temporada en el primer equipo. El miércoles marcó ante el Sevilla el gol que desnivelaba el marcador cuando los andaluces más apretaban. Es el primero que logra como futbolista profesional.

- ¿Cuántos mensajes tenía en el móvil al acabar el partido?

- Tantos que perdí la cuenta. Es algo de agradecer que la gente se acuerde ti.

- ¿Se duerme mejor después de una victoria?

- Después de los partidos me suele costar conciliar el sueño. El miércoles, después del partido del Sevilla, también me costó mucho quedarme dormido. Los sentimientos seguían a flor de piel porque había sido una noche redonda: el equipo ganó, Vela se marchó con una gran despedida y pude marcar mi primer gol con la Real. Además, lo conseguí en Anoeta y ante nuestra afición. Es algo inolvidable.

- ¿Qué sintió cuando vio que el balón entraba?

- Fue algo muy especial. Se te pasan tantas cosas por la cabeza y tienes tantos sentimientos, que es difícil de explicar. Es una fecha que se me quedará grabada para toda la vida junto a la del día de mi debut.

- ¿Cuántas veces ha visto la jugada? ¿Cómo la recuerda?

- Acababa de saltar al terreno de juego. Oyarzabal tenía el balón y me lo pasó. Me vi dentro del área, con ventaja y solo pensé en chutar. Tuve la fortuna de que cuando el defensa tocó el balón, fuera hacia dentro y no hacia fuera. Al final, todos cuentan y este para mí será inolvidable.

- Cuando entró al terreno de juego el Sevilla apretaba. ¿Qué instrucciones le dio Eusebio?

- Me dijo que iba a jugar en el puesto de Zurutuza, por delante de Illarramendi. Pensaba que quería dar un poco de equilibrio al equipo, un poco de consistencia para afrontar los últimos minutos del partido.

- No es habitual verle pisar el área rival.

- Eso es porque suelo jugar de pivote por delante de la defensa. Ante el Sevilla me tocó hacerlo de interior, en una posición más adelantada. Con nuestro sistema, los interiores pueden llegar más arriba y tuve la fortuna de estar en el lugar adecuado en el momento indicado.

- Pocas veces un jugador marca nada más entrar al campo y en el primer balón que toca.

- Y menos un pivote defensivo como es mi caso. Llegué a la Real en categoría infantil txiki, cuando tenía doce años. Ahora tengo veinte y en todo este tiempo no es que haya conseguido muchos, la verdad.

- ¿Tenía pensada la celebración?

- Meto tan pocos que no había preparado nada. Fue espontáneo. Al acabar el partido, cuando entré en el vestuario los compañeros me vacilaban. Carlos Martínez me dijo que se notaba que no soy un jugador de marcar muchos goles porque eché a correr y no sabía qué hacer.

- Dedicó su primer gol en Primera a Carlos Vela.

- Fui hasta el banquillo y me abracé con él porque era su despedida, su último partido con la Real. Queríamos lograr la victoria, que tuviera un gran recuerdo de su última noche en Anoeta. Por suerte, todo salió redondo.

- ¿Le van a echar de menos?

- Sin duda. Es un futbolista que ha sido muy importante para el equipo. Para comprobarlo solo hay que ver todos los partidos que ha jugado y los goles que ha marcado. Dentro del vestuario también le echaremos en falta porque es un gran compañero. Siempre sabía animarnos y sacarnos una sonrisa, tanto cuando las cosas iban bien como cuando no. Tras el partido, fuimos uno a uno despidiéndonos de él, le cantamos y nos sacamos todos juntos una foto. Antes de que viaje a Estados Unidos celebraremos una comida a modo de homenaje.

- Después de los últimos resultados en casa, ¿necesitaban volver a saborear una victoria en Anoeta?

- Sí. Queríamos romper la racha negativa para irnos con buenas sensaciones al parón navideño .

- En Liga han ganado tres partidos de ocho en Anoeta. ¿Por qué les cuesta tanto?

- Así es el fútbol. Muchas veces se decide por detalles y esta vez nos toca sonreír a nosotros. Ojalá que sea el comienzo de una buena racha.

- En el plano personal, ¿qué valoración hace de sus primeros meses en el primer equipo?

- Estoy muy contento. Como a cualquier futbolista me gustaría jugar lo máximo posible. Cuando subí al primer equipo me puse el objetivo de aprovechar todos los minutos que el entrenador me diera. Día a día trabajo en Zubieta para seguir mejorando y coger confianza.

- A veces juega como pivote por delante de la defensa y otras de interior. ¿Dónde se encuentra más a gusto?

- En el puesto de cuatro, que es donde he jugado habitualmente. Soy más defensivo y no suelo llegar tanto al área rival como lo hacen Zurutuza o Prieto. Tengo otro rol. Pero en este equipo está muy caro jugar y con tal de hacerlo, podría haberlo hecho hasta de lateral izquierdo. Donde haga falta.

- ¿Se siente jugador de Primera?

- Vamos poco a poco. Hasta hace unos meses jugaba en Zubieta con el Sanse ante quinientos o mil espectadores. Ahora, en muchos partidos, los estadios están llenos y se juntan 60.000 aficionados, como en el Wanda Metropolitano ante el Atlético. Lo que más raro se me hace es jugar contra futbolistas como Griezmann o Torres, que hasta hace bien poco les veía por la televisión.

- ¿Qué le pide a 2018?

- Que el equipo tire para arriba. En lo personsal que las lesiones me respeten para seguir trabajando y poder tener más minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos