Real Sociedad B

Xabi Alonso: «El orgullo y la deportividad están por encima del resultado»

El técnico tolosarra es consciente de la dificultad de conseguir el objetivo pero no ve que los jóvenes «decaigan el ánimo, ni me puedo enfadar con su actitud»

Iker Castaño
IKER CASTAÑO

El Sanse, actualmente a diez puntos de la permanencia, viaja a Girona para medirse este lunes al conjunto catalán (19 horas). Xabi Alonso ha destacado en la previa que «hasta que se agoten las posibilidades vamos a seguir creyendo y peleando, es nuestra forma de ser y no lo podemos cambiar. Pase lo que pase, hay muchas cosas importantes, tanto para jugadores como la plantilla», ha comenzado. Este fin de semana ha ganado el Málaga y aumenta la renta con el Sanse. «Está claro que nosotros no dependemos solo de nuestros resultados, y los de ayer no han sido los mejores, pero nosotros hacemos lo que está en nuestras manos. Llevamos toda la semana preparando un partido difícil. Tenemos que seguir compitiendo fuera de casa», ha continuado.

Para este encuentro ante uno de los equipos más en forma de la categoría «no tenemos bajas, solo los que están con el primer equipo, Nais y Ander. Sola ha entrenado ayer y hoy y entrará en la convocatoria. Pokorny no está disponible». Prevé un partido complicado ante un equipo que «la semana pasada cortaron la buena racha. Dejando los resultados a un lado, saben a lo que quieren jugar, con jugadores hábiles y con estabilidad. Están muy vivos para meterse en el playoff y cada partido es muy importante para ellos, para nosotros más». El jugar como visitantes es un plus para el Sanse, así lo demuestran los últimos resultados. «Nos encontramos bien fuera de casa con ambiente en contra, bien en Burgos o en Ibiza, algo menos, pero en general el equipo está dando buen nivel, por juego y resultados. El error está en casa».

Haciendo más hincapié en el rival, ha explicado que «el momento es diferente al de la primera vuelta, teníamos mucha inestabilidad y no lo pudimos afrontar de la mejor manera. Conocemos bien al Girona, el nivel que tienen ellos. Proponen y quieren llevar el peso del partido con jugadores diferenciales. Saiz, Stuani, Bustos, Baena, Aleix, los dos carriles... tienen una idea clara de cómo jugar y la tienen interiorizada». Sumar algo positivo pasa por «apretar en algunos momentos, que es donde hay que dar el paso adelante. Hay que saber sufrir, que este año es donde nos está costando más».

Ha subrayado el técnico de la Real Sociedad B que «esta temporada está siendo de muchos altíbajos, de momentos buenos y no tan buenos, duros. No queremos convivir ni cargar la mochila demasiado con qué es lo que puede pasar y sí con lo que tenemos por delante. Independientemente de los resultados, ponemos en foco el Girona, en lo que tenemos que hacer y cómo queremos jugar, dejando todo lo demás a un lado. He aprendido y me gusta mucho verles y analizarles. Hay que hacer un partido completo».

La plantilla sabe que el objetivo está difícil, pero «ellos te hacen sentir que quieren seguir compitiendo y haciendo bien las cosas. Pase lo que pase al final de temporada, la experiencia, la educación de querer prepararse y afrontar cada reto nos obliga a ello y lo tienen vivo. No percibo para nada que decaiga el ánimo. Hay cosas que están por encima del resultado, el orgullo, la deportividad y las ganas de querer salir de ganar».

No obstante, si alguno duda de ello o tiene incertidumbre «se la queremos quitar. Por nuesta cabeza no pasa eso. El gen competitivo para la vida profesional es imprenscindible, colectivamente e individualmente. Aún hay posibilidades, pese a la dificultad. Pero eso no nos puede hacer bajar los brazos. No me puedo enfadar con la actitud de los chicos. No tengo reproche de nada», ha comentado.

«No está nada avanzado», dice sobre su futuro

La temporada se preveía exigente pero para el tolosarra «nunca anticipas lo que puede pasar. Venía con las ganas de que iba a ser un año apretado, con momentos. Noviembre y diciembre fueron malos y eso fue una losa que seguimos arrastrando. Miramos mucho más lejos de lo que nos gustaría. Por eso te duele un poco más la situación y esa urgencia clasificatoria que tenemos, pero no nos tiene que ahogar. Son circunstancias que se han dado y aprenderemos del futuro».

Un futuro del que prefiere no centrarse mucho. «Hemos hablado vagamente, estamos todos muy centrados con nuestros objetivos. El club con primer equipo y los jugadores con lo suyo. El equipo esta centrado en lo que tenemos y por la oportunidad histórica en la que estamos. No está nada avanzado», ha finalizado.