Xabi Alonso vive con intensidad uno de los partidos del Sanse desde el banquillo. / CARLOS GIL-ROIG

Real Sociedad

Xabi Alonso y la Real Sociedad separan sus caminos

Después de tres años dirigiendo al Sanse, el tolosarra deja el club, que le agradece «su dedicación, esfuerzo y compromiso»

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA

Xabi Alonso no continuará en la Real Sociedad la próxima temporada. Ni como técnico del Sanse, cargo que ha desempeñado durante las tres últimas temporadas, ni en ningún otro puesto dentro de la estructura técnica de Zubieta. El tolosarra y el club txuri-urdin separan sus caminos, aunque las dos partes dejan abierta la posibilidad de volver a encontrarse. La Real ha hecho pública la noticia esta tarde de miércoles, después de que el técnico la comunicara personalmente a sus jugadores durante el almuerzo que compartió con toda la plantilla en el restaurante Portuetxe de Donostia. El anuncio llega cuando todavía no ha finalizado la liga en Segunda División –el filial juega mañana por la noche en el Reale Arena contra el Zaragoza la última jornada–, pero una vez que el equipo ya no tiene objetivos deportivos por alcanzar, consumado el descenso a la Primera RFEF.

El presidente Jokin Aperribay ha avanzado en más de una ocasión que contar con Alonso era un lujo para el organigrama técnico de Zubieta y que quien fuera campeón del mundo permanecería en el club hasta cuando él quisiera. El momento ha llegado y el exfutbolista de Real, Real Madrid, Liverpool y Bayern de Múnich opta en este punto por continuar su incipiente carrera como entrenador en otros horizontes, a corto o medio plazo.

La Real valora de manera positiva su etapa como técnico en el club. La cataloga de «brillante», incidiendo en «el histórico ascenso a LaLiga Smartbank» logrado el año pasado. Pero más allá de los resultados, el club pone en valor la aportación del tolosarra «enriqueciendo, gracias a su conocimiento e implicación, la formación y el progreso de los jugadores de nuestro filial», el verdadero objetivo deportivo que la Real establece a su segundo equipo. De hecho, desde los despachos de Anoeta se quiere constatar que «muchos de sus jugadores han debutado durante este tiempo con el primer equipo».

La Real ha dejado claro que esto no es más que un 'hasta luego'. «Xabi Alonso no seguirá en la Real Sociedad el próximo curso, pero las puertas del club txuri-urdin permanecerán siempre abiertas para poder volver a juntar de nuevo sus caminos», señalaba en la nota emitida, titulada con un elocuente «Hasta pronto, Xabi». En ella agradece al míster «la dedicación, esfuerzo, compromiso e implicación mostrados en los tres años en los que ha permanecido en el club en esta etapa como técnico y le desea lo mejor para su futuro personal y profesional».

El tolosarra almorzó ayer con toda la plantilla en el restaurante Portuetxe, donde les anunció su decisión de no continuar

No le faltarán pretendientes a quien ha sembrado una gran impresión futbolística en las ligas española, inglesa y, sobre todo, alemana. De la Bundesliga se han llegado a interesar equipos que le encomendaban su banquillo. El Borussia Monchengladbach le pretendió la pasada campaña y se encuentra sin entrenador para la próxima temporada. No obstante, será el propio Xabi Alonso quien aclare si quiere dar continuidad de manera inmediata a su trayectoria como entrenador o prefiere hacer un alto en el camino para abordar otros proyectos profesionales o personales.

Despedida mañana en Anoeta

Lo cierto es que sus tres años en el filial realista han coincidido con las tres mejores temporadas del primer equipo con Imanol en el banquillo, selladas con otras tantas clasificaciones para la Europa League y un título de Copa, lo que ha descartado cualquier posibilidad de acceder a una categoría superior en el seno de la Real.

Alonso inició su trayectoria como futbolista profesional en la Real y también ha empezado su etapa como técnico en el club guipuzcoano, tras una breve estancia en las categorías de base del Real Madrid. No pudo volver como jugador pero el club le deja las puertas abiertas para que algún día pueda regresar para aportar desde el rol de técnico.

La Real subraya que su «conocimiento e implicación» han enriquecido la formación de los jugadores del filia

Anunciada su marcha, la afición tendrá la oportunidad de despedir al tolosarra mañana, a partir de las 21.00 horas, en el Reale Arena. Allí dirigirá el último partido al Sanse y defenderá, por última vez en este ciclo, el escudo de la Real Sociedad. Junto a él estará su hermano Mikel, segundo entrenador del filial durante su etapa en Segunda División y cuyo futuro no se ha desvelado aún.