Real Sociedad

Xabi Alonso entrenará a la Real Sociedad B

Xabi Alonso entrenará a la Real Sociedad B

El tolosarra acepta la oferta de la Real y regresa a casa quince años después tras una exitosa carrera

MIGUEL GONZÁLEZ y ÁLVARO VICENTE

Los caminos de la Real Sociedad y Xabi Alonso (Tolosa, 1981) vuelven a coincidir. El tolosarra, después de semanas de reflexión, siempre con una predisposición abierta y positiva, se ha decidido a aceptar el ofrecimiento del consejo de administración que preside Jokin Aperribay para incorporarse al staff técnico de la cantera de Zubieta. El club ha confirmado este sábado que, tal y como adelantaba El Diario Vasco, Xabi Alonso se encargará de dirigir al Sanse las dos proximas temporadas relevando en el cargo a Aitor Zulaika.

Su regreso supone un espaldarazo de calado al proyecto deportivo del club y también la concreción de un viejo anhelo del presidente de la Real. Aperribay le quiso como futbolista, trató de que colgara aquí las botas, pero coincidió con el regreso de Illarramendi del Real Madrid y con la oportunidad que le brindó el Bayern para estirar su carrera en el fútbol de élite hasta 2017. Hoy, por fin, el hijo pródigo, el futbolista guipuzcoano que más títulos tiene vuelve a casa. El club valora los conocimientos y la experiencia acumulada a lo largo de su carrera profesional, así como la prometedora trayectoria que se le augura en los banquillos por su carácter y su forma de entender el juego. «Xabi considera que la Real Sociedad es su casa. Es una persona con muchísima experiencia en el máximo nivel y nos encantaría tenerlo junto a nosotros», confesaba Aperribay recientemente.

Su fichaje cuenta también con el aval de Imanol, el entrenador del primer equipo. El respeto y la admiración son mutuos. Imanol considera que la Real sale ganando con la vuelta del tolosarra por lo mucho que puede aportar después de haber pasado por algunos de los mejores clubes del mundo y Alonso acoge con agrado la posibilidad de volver a casa a dirigir a un equipo formativo, en el que va a tener que estar con contacto directo con Imanol, y en el que se determina qué jugador está preparado para dar el salto al primer equipo. De la buena sintonía entre ambos debería salir favorecida la Real. Imanol, mejor que nadie, sabe que los resultados son los que van a marcar su futuro en el primer equipo como pasa en todos los clubes de élite y no ve a Xabi Alonso como una amenaza y sí como un refuerzo de lujo para la estructura deportiva de la Real Sociedad. Así lo trasladó Imanol hace unos días cuando se conoció que Xabi Alonso podría recalar en el club: «Le conozco y ojalá que pudiera estar aquí con nosotros, donde fuera. Por todo lo que es, lo que ha hecho, lo que ha dado al club, sería interesante que pudiera estar aquí y trabajar con todos nosotros».

Claves

Viejo anhelo
Su regreso supone un espaldarazo de calado al proyecto deportivo del club
Primer equipo
Imanol considera que la Real sale ganando con la vuelta del tolosarra y no lo ve como una amenaza
Filial
Recalará en un Sanse en reconstrucción por los jugadores que perderá al subir al primer equipo

No sería extraño que la presentación del antes jugador y ahora entrenador se haga en fechas próximas. El director deportivo, Roberto Olabe, dará más detalles en la comparecencia que prevé para el lunes, en la que hará balance de la temporada y podría dar algunas pinceladas del proyecto deportivo que pretende llevar adelante, con Xabi Alonso incrustado en el staff de Zubieta.

Partido de despedida de Mikel Alonso, con sus hermanos Xabi y Jon, y su padre Periko, el pasado 8 de diciembre.
Partido de despedida de Mikel Alonso, con sus hermanos Xabi y Jon, y su padre Periko, el pasado 8 de diciembre. / Iñigo Royo

Olabe conoce bien a Alonso. Tiene claro qué puede aportar más allá de los aspectos técnicos. El director deportivo mantiene una buena relación con el que fue su pupilo en la temporada 01/02, en la que se hizo cargo del primer equipo en las últimas nueve jornadas y encauzó una permanencia que hasta entonces estaba comprometida. Desde su regreso a la Real hace un año, el vitoriano ha seguido de cerca la pista del tolosarra, con el que le gusta intercambiar diferentes perspectivas del fútbol actual. Entonces ya le ofreció un cargo en la estructura formativa del club, pero Xabi mantuvo su residencia en Madrid hasta terminar sus estudios de entrenador y entró en el fútbol base de Valdebebas para dirigir al conjunto infantil blanco.

Mano izquierda

Esa experiencia en la base del Real Madrid ha sido positiva para Alonso. Ha logrado el título sin perder un partido. Pero, más allá de los resultados, todos los informes que tiene el Real Madrid sobre su cometido son positivos. De hecho, hay quien le situaba ya en el banquillo del primer equipo si no fuera por la llegada de Zinedine Zidane. Alonso ha sabido gestionar el vestuario y también a los padres que creen tener cada uno una estrella en casa. El tolosarra ha tenido mucha mano izquierda. Es el aval de quien ha hecho una exitosa carrera profesional de 18 años, ha convivido en el vestuario con jugadores de medio mundo y ha estado bajo el paraguas de técnicos de prestigio como Rafa Benítez, Pellegrini, Mourinho, Ancelotti o Guardiola, además de Luis Aragonés y Vicente del Bosque en la selección, entre otros.

Alonso llegará a Zubieta con el título de UEFA Pro, que le permitirá entrenar en Primera División llegado el caso. Y es que en este tiempo transcurrido desde su retirada se ha centrado en su formación como entrenador. Hace un año obtuvo las licencias UEFA B y A, equivalentes a los dos primeros niveles y este verano obtendrá el citado título de UEFA Pro.

El tolosarra recalará en un Sanse en reconstrucción por el ramillete de jugadores que perderá al subir al primer equipo. Tendrá que trabajar con chavales próximos a los 18 años en una categoría, la Segunda B, en la que hay mayoría de plantillas veteranas, con jugadores que dan sus últimos coletazos, y en la que no siempre el juego es lo más importante.

«He estado en muchos sitios, pero la Real es mi casa»

«Primero tengo que ser yo mismo el que me prepare y quiera dar el paso para hacer algo. Ya llegará ese momento, ya se verá con el tiempo si es posible. He estado en muchos sitios en mi carrera deportiva, pero la Real es mi casa». Son las palabras de Xabi Alonso cuando empezaba a ver el final de su carrera deportiva y se le preguntaba por la posibilidad de recalar en la Real. Ese día ha llegado.

El tolosarra volverá a Zubieta años después de ser fichado por el Liverpool. No ganó la Liga con la Real, se quedó a un paso, pero sí consiguió títulos, dieciocho, después en el Liverpool, Real Madrid, Bayern de Munich y en la selección española.

De Rafa Benítez, su entrenador en el Liverpool, dice que «tácticamente fue muy importante» por lo que le ayudó a leer los partidos. De Mourinho asegura que tiene «una personalidad arrolladora, es exigente con el equipo y consigo mismo. Mantengo una buena relación con él. Es una suerte haber podido estar con él».

Guardiola ha supuesto mucho para él. «Conocí su forma de trabajar y entender el fútbol. Fue un máster acelerado. He tenido grandes entrenadores y Pep es uno de ellos. Ha sido una suerte trabajar con Pep, no es un entrenador cualquiera. Sigo manteniendo relación con él».

Y de Ancelotti, «con otra fórmula diferente pero también exitosa». Lo que tiene claro Alonso es que todos los técnicos tienen que ganarse a los jugadores. «Puedes ser un gran entrenador, pero si no consigues que los jugadores están contigo estas muerto. Es la premisa número uno de un entrenador. Hay que ser inteligente para saber que no todos son iguales para sacar lo mejor de los jugadores, que al final es lo que uno quiere».

De esta Real se queda con Illarramendi. «Tengo debilidad por él. Me identifico con él». También le gustaba Prieto».

Si tiene que dar el nombre de un compañero de su etapa en la Real, dice dos. «Si hablamos de talento y genio me quedo con Javi de Pedro. Como compañero, Mikel Aranburu».

Noticias relacionadas