Real Sociedad

Willian José sí, pero con competencia

Willian José e Imanol mantienen una charla durante un entrenamiento en Zubieta. /LOBO ALTUNA
Willian José e Imanol mantienen una charla durante un entrenamiento en Zubieta. / LOBO ALTUNA

El fichaje de Isak obliga al nueve realista a exprimirse para conservar su titularidad indiscutible

GAIZKA LASA

Aún retumban los ecos de los balances de fin de temporada, con una nota general de «insuficiente» -término empleado por el propio director de fútbol de la Real Sociedad- y con la velada alusión al escaso rendimiento de algunos jugadores, todo ello bajo el contexto de la dichosa irregularidad. Y cuando aún no se ha apagado el ruido de evaluaciones no del todo satisfactorias, llegan fichajes ilusionantes. Acaba de ocurrir con la delantera. Sin haber reposado todavía la lectura agridulce que se ha vertido sobre el rendimiento de Willian José, ha aterrizado en la Real Sociedad ni más ni menos que el bautizado como 'nuevo Ibrahimovic'.

El movimiento del club parece susceptible de encender la alarma en el fuero interno del ariete brasileño, titular indiscutible del equipo, incluso cuando no ha estado al cien por cien físicamente, uno de los hándicaps que ha lastrado su rendimiento en más de un partido.

La contratación de Alexander Isak, una de las promesas del fútbol europeo -así lo garantiza la prensa sueca- no llega hasta el nivel de amenaza para Willian José, pero sí se puede considerar como un aviso anti-relajación. El estatus del delantero brasileño no invita a pensar en una suplencia, pero tampoco la progresión del internacional sueco parece proyectada para estancarse en el banquillo. ¿Podrían jugar los dos juntos? Sería otra posibilidad. Imanol no la descarta. Pero la situación obliga a los dos atacantes a un derroche extra de intensidad durante la pretemporada para ganarse el puesto, máxime conociendo el discurso del técnico oriotarra, amigo de contar con quien se lo ha ganado entre semana, más que con quien atesora más galones.

Lo que el fichaje de Isak supone en cualquier caso es una inyección de competencia en la delantera que no ha existido en las últimas temporadas, entre otras cosas porque jugadores ofensivos como Juanmi, Sandro, Januzaj u Oyarzabal no reúnen las características específicas de nueve. El club ha considerado que la presencia del ex del Borussia Dortmund puede servir de mayor estímulo para Willian José.

Hasta ese nivel compromete el último fichaje realista al jugador brasileño. No más. El club cuenta con él y así se lo ha hecho saber. Siempre ha confiado en él. De hecho, le ha renovado tres veces desde que llegó a Donostia en 2016. Actualmente tiene contrato hasta 2024 y una cláusula de estrella de la que no piensas desprenderte: 70 millones de euros.

El último en confirmar la intención de la Real Sociedad de contar con la mejor versión de Willian ha sido el propio presidente, Jokin Aperribay. «El club no va a hacer nada para que salga», dijo el mismo día que presentaba a su nuevo competidor directo en el vestuario. A continuación, matizó. «Si el jugador o su agente nos indican algún movimiento, veremos, pero por ahora tranquilidad». Así lanzó la pelota al tejado del jugador. Si quiere pelear por ser el goleador txuri-urdin, la Real encantada. Si no, se empezaría a remover la coctelera de voluntades, cifras e intereses del mercado.

Los tres nueves

-
Willian José
Ficha
Nacido en Porto Calvo (Brasil) hace 27 años, 1,86 m de altura y 87 kilos.
Situación:
Con contrato hasta 2024 y una cláusula de rescisión de 70 millones.
Números:
28 goles en sus tres temporadas en la Real: 12 en la 2016/17, 15 en la 2017/18 y 11 en el curso recién terminado
-
Alexander Isak
Ficha
Nacido en Solna (Suecia) hace 19 años, 1,90 m de altura y 70 kilos.
Situación
Contrato recién firmado hasta 2024, con una opción de recompra de 30 millones por parte del Borussia Dortmund.
Números
13 goles en 15 partidos con el Willem II de la Eredivisie en los tres últimos meses
-
Jon Bautista
Ficha
Nacido en Maó (Islas Baleares) hace 23 años pero natural de Errenteria. 1,80 m y 72 kilos
Situación
Con contrato hasta 2023 y 50 millones de cláusula
Números:
5 goles con el primer equipo las últimas tres temporadas, 26 goles con el Sanse en las campañas 2015/16 y 2016/17.

Roberto Olabe ya adelantó algunas claves sobre el futuro de la delantera realista a inicios de mes. Se le preguntó por Willian José y respondió que «tenemos que conseguir generar competencia en algunas posiciones». Contextualizó -como hace con casi todo- la disminución de sus prestaciones en la presente temporada. «Ha estado bastante lesionado y jugando sin estar a tope». Pero para nada insinuó que su tiempo en la Real se ha acabado, consciente de que no hay demasiados jugadores que, tras una actuación discreta, terminen con once goles. También avanzó lo que hoy se entiende mejor. Aquello de «conseguir perfiles que nos hagan mejores» en las posiciones cercanas.

Por tanto, si por la Real Sociedad fuera, ya se podría clausurar el mercado de verano. «Ojalá no haya sorpresas», ha deseado el presidente esta semana. Si por la Real fuera, se queda con Willian e Isak. Bendito problema, pensará Imanol. Independientemente de que una hipotética salida del brasileño -no deseada en Zubieta- quedara cubierta con la presencia del sueco, las características de los dos, complementarias, permitirían al míster encontrar alternativas al ya manido 4-3-3.

Portu apretará a Januzaj

Conocida la capacidad de Willian José para fijar la posición de los centrales, recibir de espaldas o rematar balones que lleguen por las bandas, Isak podría aportar al ataque realista velocidad y juego al espacio, cualidades que desea Imanol y que también reúne Portu, otro de los jugadores que se unirá al grupo de atacantes de la primera plantilla.

La inminente llegada del futbolista que ha anotado 21 goles en las dos últimas temporadas con el Girona viene a cumplir la misma doble función de Isak. Planteará, por una parte, una exigente competencia a una figura contrastada como Adnan Januzaj y facilitará, en caso de que el belga confirme su continuidad en Donostia -lo que quisiera el club-, variantes tácticas a Imanol gracias a su versatilidad.

El mismo caso se da si atendemos al juego ofensivo por la izquierda. Pudiera darse el caso de que tanto Ander Barrenetxea como Mikel Oyarzabal reclamaran la titularidad a base de méritos, lo que no ofrecería mayores problemas a Imanol al poder desplazar al eibartarra a jugar por dentro o a esa tercera altura del centro del campo donde tan bien sabe moverse entre líneas. Pero la competencia, en ningún caso, sería un problema. Todo lo contrario.

Aún queda mucho mercado y la Real tiene abiertos más frentes para suplir posibles contingencias, fundamentalmente con Willian José o Januzaj. En caso de que sus entornos movieran ficha para abandonar el club, siguen abiertas las opciones de Borja Mayoral o el danés Skov Olsen. Ambos seguirían encareciendo la titularidad y sumarían oportunidades para jugar con velocidad y al espacio.

Bautista, el mayor damnificado del overbooking arriba

En un escenario en el que el mercado dejara a todos los actuales atacantes txuri-urdin en la Real, Jon Bautista volvería a ver comprometida su participación en el primer equipo, situación que quiere evitar el club para no estancar la progresión del futbolista. Pero el movimiento de clubes y agentes no ha hecho más que empezar y el de Errenteria sigue contando para Imanol al menos para la pretemporada. Una hipotética salida de Willian José, además de la inviabilidad de la operación de Mayoral, rescatarían las opciones de Bautista de pelear por un puesto en la delantera. Y en una situación similar arrancará el curso Martin Merquelanz. La Real confía en él, aunque la grave lesión sufrida este año le obliga a tener que demostrar su capacidad en verano.

Noticias relacionadas