Entrenamiento

Willian José ya hace parte del trabajo con el grupo

Willian José, Real Sociedad entrenamiento
Willian José causó una grata impresión en el entrenamiento de ayer en Zubieta. / José Mari López

El brasileño se encuentra muy mejorado de la rotura de fibras que sufrió en Eibar y solo pareció reservarse algo a la hora de disparar

M. ARTAZU

La presencia de Willian José realizando parte del trabajo con el grupo fue la gran novedad del entrenamiento de ayer en Zubieta, el primero de la semana de cara al encuentro liguero de este viernes en Huesca (21.00 horas). El brasileño se encuentra muy mejorado de la rotura de fibras que sufrió en Ipurua al lanzar el penalti y su reaparición está cada vez más cercana. No hay que olvidar que, además de la próxima cita en El Alcoraz, la semana que viene hay dos partidos de Liga en Anoeta en los que la Real Sociedad se medirá al Rayo Vallecano, el martes 25, y al Valencia, el sábado 29.

Han pasado 18 días desde que Willian cayó lesionado en Eibar y su evolución es francamente positiva. Le fue diagnosticada una «tendinopatía en la inserción proximal del músculo aductor largo y una lesión de grado II en los músculos obturador externo y aductor largo de la cadera derecha», un parte médico que asustaba lo suyo.

El plazo inicial para su recuperación se estimó en algo más de un mes, lo que en la práctica suponía perderse cinco partidos, los comprendidos entre los parones internacionales de septiembre y octubre, en los que la Real tenía como rivales al Barcelona, Huesca, Rayo Vallecano, Valencia y Athletic.

Sin embargo, desde el primer día Willian José ya trabajó en el gimnasio en su recuperación y la semana pasada se veía tan bien que a 48 horas de recibir al Barcelona quería jugar. Al final se impuso el criterio más prudente de los médicos y Garitano tuvo que prescindir de su principal referente ofensivo para el duelo ante el conjunto azulgrana.

Al tratarse de su primer entrenamiento con el grupo desde su lesión el delantero dio la impresión de medirse algo en sus acciones, especialmente en el momento de disparar a puerta, algo que suele ser habitual. Con el paso de las sesiones será cuando se vaya soltando, aunque verle con el grupo cuando hace apenas dos semanas y media que se lesionó supone una gran noticia, porque la dependencia que tiene la Real Sociedad de su delantero centro es muy grande hasta el punto de que, con él en el césped, el equipo no conoce la derrota. Ganó 1-2 en Villarreal, empató en Leganés (2-2) y se marchó de Ipurua con 0-1 en el marcador.

Sandro, al margen

No corre la misma suerte Sandro Ramírez, que en la primera aparición de esta semana se ejercitó al margen del grupo. Saltó con sus compañeros al césped de Zubieta pero enseguida se retiró para trabajar aparte con el objetivo de fortalecer la rodilla que tiene tocada y que le impidió debutar en Liga el sábado pasado contra el Barcelona. Lo había hecho en el triangular de Vitoria con motivo del parón internacional, en el que demostró su olfato goleador con un tanto al Sochaux.

No obstante, al comienzo de la pasada semana se lesionó en uno de los entrenamientos y tras intentar ejercitarse en el siguiente pasó por Policlínica Gipuzkoa, donde le fue detectado un «esguince leve del ligamento lateral interno de la rodilla derecha».

Adnan Januzaj, por su parte, apareció por el césped de Zubieta para correr durante veinte minutos antes de retirarse a las instalaciones interiores para continuar con la recuperación del menisco que tiene tocado.

Más

 

Fotos

Vídeos