Lesión

Willian José se deja ver en Zubieta y toca balón

Willian José controla un balón en Zubieta. /PEDRO MARTÍNEZ
Willian José controla un balón en Zubieta. / PEDRO MARTÍNEZ

La lesión del delantero apuntaba a dos meses de baja, pero su recuperación va por buen camino y podría acortar plazos

Borja Olazabal
BORJA OLAZABAL SAN SEBASTIÁN.

Pocas veces un gol le trajo a la Real tantos quebraderos de cabeza como el que le marcó Willian José al Eibar. El delantero brasileño hizo el 0-1 en Ipurua de penalti, pero al ejecutar la pena máxima notó un latigazo en su pierna derecha y no pudo ni celebrar el tanto. Se había lesionado y, además, de cierta gravedad. Tuvo que abandonar el terreno de juego en el minuto dieciséis y, desde entonces, se espera su vuelta.

El parte médico que emitió la Real sobre su dolencia pareció preocupante: «Presenta una tendinopatía en la inserción proximal del músculo aductor largo y una lesión de grado 2 en los músculos obturador externo y aductor largo de la cadera derecha». El plazo estimado de recuperación, entre uno y dos meses.

Pero el ariete parece no estar dispuesto a estar tanto tiempo alejado de los terrenos de juego. Solo cinco días después ya realizaba ejercicios de carrera continua en Zubieta y ayer se dejó ver sobre el verde, corriendo y, para sorpresa de todos, tocando balón.

Willian José trabajó junto a otros compañeros que están tocados como Héctor Moreno y David Concha, siempre bajo la atenta mirada del recuperador Alain Sola. También están lesionados en la Real Diego Llorente, Adnan Januzaj y Martín Merquelanz, que se rompió en Eibar el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

Las bajas han mantenido abierto en los últimos días el debate sobre la necesidad de incorporar a algún jugador y sobre las alternativas que tiene Asier Garitano, sobre todo, para completar las zonas más adelantadas del terreno de juego.

Y es que a las ausencias de los hombres ofensivos mencionadas hay que sumar la baja definitiva de Imanol Agirretxe.

De cara al partido contra el Barça del sábado que viene, por ejemplo, el único '9' puro con el que podrá contar el entrenador realista es Jon Bautista, que ya declaró tras conocerse la lesión de Willian José que «es un buen momento para dar un paso al frente».

Aunque teniendo en cuenta las preferencias que ha mostrado Garitano en el inicio liguero, todo hace indicar que serán más importantes en la zona de tres cuartos hombres como Oyarzabal o Juanmi.

Y, lógicamente, la última incorporación realista, la de Sandro Ramírez, debería ser trascendental en la búsqueda de gol. El nuevo delantero realista ya demostró en el triangular de Mendizorroza que no ha perdido su olfato goleador y tiene que empezar desde ya mismo ha tomar responsabilidades.

Y es que no hay mucho más donde elegir. Para muestra un botón. El técnico ha subido esta semana a entrenar con el primer equipo a Ander Barrenetxea, el extremo juvenil que tanto gusta en Zubieta.

Vuelta al trabajo

La plantilla realista volverá mañana al trabajo en las instalaciones de Zubieta para comenzar a preparar una jornada liguera que va a ser muy especial para el club. Al margen de los quebraderos de cabeza que pueda tener el entrenador para confeccionar el once, se aproxima un sábado cargado de emociones.

La semana de trabajo acabará con el partido contra el Barça, que se disputará a partir de las cuatro y cuarto en el nuevo Anoeta, que busca su primer goleador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos