Dos contras fulminan a una Real que pone el juego y las ocasiones

Lanzamiento del penalti que Oyarzabal convertía en gol./Real Sociedad
Lanzamiento del penalti que Oyarzabal convertía en gol. / Real Sociedad

La Real cae por 2-1 de manera injusta ya que tuvo muchísimas ocasiones para hacer más que el gol que marcó Oyarzabal en la primera mitad de penalti

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Estos reveses vienen bien para saber dónde estás a dos semanas de iniciar la Liga. La prueba de Watford ha sido la mas seria del verano y la Real Sociedad la ha aprobado con nota en juego pero ha suspendido en el resultado. Que ya sé que ahora es lo que menos importa, menos mal, pero que refleja que sigue habiendo errores defensivos importantes que de no corregirlos pueden lastrar la trayectoria de un equipo que apunta alto.

El conjunto de Javi Gracia no es un rival más. El actual subcampeón de la FA Cup ha realizado un esfuerzo importante en su intento de acercarse a los grandes de la Premier. Y ha sido su estreno en casa antes del arranque del campeonato. Y con dos zarpazos de Gray se ha ventilado a una Real que pudo el juego y las ocasiones pero que regresó derrotada de las Islas. Una pena, porque no lo mereció, pero el fútbol no entiende de merecimientos y sí de efectividad. Y ahí el cuadro txuri-urdin ha tenido la pólvora mojada. Willian José ha tenido tres muy claras, Januzaj otras dos, Oyarzabal una que ha salido lamiendo el poste, Merino ha estrellado un cabezazo al poste con 0-1 a la salida de un córner, a Isak se la han sacado en la misma línea de gol... Por eso quizás duele más ver con la facilidad con la que Gray ha aprovechado dos carreras para batir a un Remiro que se ha mostrado dubitativo en ambas acciones. Merino, Zubeldia y Le Normand no han acertado a frenarle en la primera y Sagnan ha sido claramente superado en la segunda. Es lo que tiene enfrentarse a buenos rivales, que no necesitan mucho para sacarte los colores. El Valencia el sábado 17 tampoco hará amigos precisamente. Quedan los ensayos ante Osasuna y Eibar para terminar de afinar la puesta a punto y enmedar estos fallos atrás que están dando demasiado que hablar en esta pretemporada.

Isak y Willian José juntos en ataque durante el tramo final.
Isak y Willian José juntos en ataque durante el tramo final. / Real Sociedad

Posesión con llegada

Imanol ha comenzado con su habitual sistema de 1-4-3-3, con Remiro; Zaldua, Le Normand, Zubeldia, Aihen; Illarramendi, Merino, Odegaard; Portu, Willian José y Oyarzabal. Un once muy cercano al que levantará el telón en Mestalla.

Desde el pitido inicial la Real se ha hecho con el control del partido gracias a una mayor posesión del balón no exenta de profundidad. De hecho, para el segundo minuto Willian José ya ha podido marcar tras un centro de Portu desde la derecha. En clara situación de ventaja ha estrellado su cabezazo en el cuerpo del meta Foster, que lo ha repelido como ha podido. Ha sido el primer aviso de las intenciones de los de Imanol.

Illarramendi ha templado gaitas en el centro del campo. Con el periscopio levantado siempre atento a filtrar el pase perfecto, ha buscado como socio preferente a Odegaard. El noruego es el jugador ideal al que darle la pelota para, desde él, generar peligro. Es imposible quitársela y ve pases imposibles allí donde al resto de los mortales se les apaga las luces. Un increíble servicio al espacio para el desmarque de Oyarzabal a punto ha estado de abrir el marcador, pero el eibarrés ha metido el pie forzado ante la salida de Foster y el balón ha salido llorado lamiendo la base del poste. Con futbolistas que rompan como los que tiene este año la Real –Isak, Portu y el propio Oyarzabal– y un experto en el último pase como Odegaard, las ocasiones llegan casi sin buscarlas. De hecho, a continuación Portu y Merino también estuvieron han estado cerca de marcar. Antes del minuto 20.

La parroquia de Vicarage Road ha asistido atónita al repaso futbolístico txuri-urdin que ha encontado su recompensa con el penalti cometido por Sema sobre Zaldua en una de las internadas del donostiarra. Oyarzabal, heredero de Prieto en esta suerte suprema, ha engañado con maestría a Foster para hacer el 0-1

A pesar de ir en ventaja, el guion del partido no ha cambiado demasiado con una Real que ha tenido maniatada al Watford. Una de las novedades de este curso es que arriba el cuadro blanquiazul muerde al presionar. Ya lo hacía con Oyarzabal, pero Portu, Odegaard e Isak son hombres dinámicos y ligeros que ahogan a su par allá donde esté. Eso permite respirar tranquilos al resto de las líneas y robar balones para nutrir el contragolpe. Portu ha podido marcar ante Foster tras el enésimo envío al hueco de Odegaard, pero el asistente ha invalidado la jugada por un fuera de juego bastante justo. Ha ocurrido antes de que el noruego haya puesto a prueba a Foster en una falta directa y de que haya puesto un centro en la cabeza de Merino que acabó en la madera. Así se ha llegado al descanso.

Malas transiciones defensivas

En la reanudación una pérdida en área contraria ha lanzado la contra inglesa. Hughes se ha recorrido el campo sin que Merino le haya hecho falta –quizás en un partido oficial sí la hubiera forzado– ni Zubeldia haya recortado en última instancia para tapar su pase. La consecuencia ha sido que Gray ha roto al espacio, Le Normand no ha llegado a interceptarle y Remiro ha vendido su poste. Con muy poco el Watford ha empatado.

La Real ha retomado el control del juego tras unos momentos de desconcierto en el que el intercambio de golpes ha beneficiado al rival. Ha bajado las revoluciones al partido y ha enlazado buenas situaciones para marcar con la profundidad de Isak. Una suya, dos de Willian José y otras dos de Januzaj han merecido un mejor final, pero el que ha estado atinado ha sido Gray de nuevo tras una pérdida de Guevara. Janmaat se la ha metido al hueco y el delantero local ha ganado la partida a Sagnan y Remiro.

2 Watford

Watford: Foster; Femenía, Dawson, Cathcart, Holebas (Janmaat, m.84); Hughes, Doucoure, Capoue, Sema (Cleverley, m.76); André Gray y Deeney.

1 Real Sociedad

Real Sociedad: Remiro; Zaldua, Le Normand, Zubeldia, Aihen; Illarramendi, Merino (Zurutuza, m.57), Odegaard; Oyarzabal (Sangalli, m.57), Willian José y Portu (Isak, m.57). A partir del minuto 72 la Real jugó con Remiro; Gorosabel, Llorente, Navas, Sagnan, Kevin; Guevara, Zurutuza, Sangalli; Januzaj e Isak.

Goles:
0-1, min. 27: penalti de Sema sobre Zaldua y transforma Oyarzabal. 1-1, min. 47: Gray, a la contra resuelve ante Remiro. 2-1, min. 87: nueva contra de Gray que se escapa de Sagnan para marcar.
Árbitro:
Craig Pawson, asistido en las bandas por Lee Betts y Ian Hussin. Ejerció de cuarto árbitro Chris Pollard.
Incidencias:
Vicarage Road. La Real jugó con su equipación verde.

Más

Antes del partido Javi Gracia saludó a la expedición realista a pie de campo: