Carlos Fernández, Merino y Pacheco sonríen durante un entrenamiento esta semana en Zubieta. / arizmendi

Girona - Real Sociedad

El nueve de la Real regresa 497 días después

La jornada final del curso 20/21 en El Sadar fue el último partido oficial que jugó Carlos Fernández antes de lesionarse de gravedad meses después

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

La camiseta de la Real con el número 9 volverá a verse sobre el césped en un partido oficial. Carlos Fernández regresa a una convocatoria para disputar un partido de Liga, 497 días después. Lejos queda aquel 22 de mayo de 2021 en el que jugó su último encuentro liguero con la camiseta txuri-urdin en El Sadar contra Osasuna. Un año, cuatro meses y siete días después, el sevillano está de vuelta.

Ha transcurrido mucho tiempo en el que la Real no ha podido disponer de su '9' sobre el campo. Existen pocos dorsales más representativos en el fútbol que este. Menos aún que se identifiquen tanto con una posición concreta sobre el terreno de juego. El paso del tiempo no ha desgastado la relación de este guarismo con el puesto de delantero. El '1' y el portero soportan la comparación. Pocos más.

Imanol aseguró que aún no está en condiciones de ser titular, pero sí podría disponer de minutos en función del partido

El '10', el '7' o el '11' son otros de los dorsales que casi siempre se reservan a los mejores del equipo. A los más talentosos, aunque ya no están tan asociados a un perfil de jugador como antes. La progresiva pérdida de los extremos en el fútbol, de los regateadores de banda, han agitado el tablero de los dorsales.

La Real recupera a su '9', no así a su '10' –Oyarzabal–, ni al '7' –Barrenetxea–, y recientemente ha perdido al '11' con la lesión de Cho que en su día lucieron Roberto López Ufarte, Txiki Begiristain, Mikel Aranburu o Carlos Vela. Para muchos equipos hubiera supuesto una tragedia, para la Real, no.

Una lesión en el bíceps femoral días antes de iniciar la Liga ha retrasado más de lo deseado su vuelta a una convocatoria

Carlos Fernández vuelve. Para satisfacción de los clásicos, pero, sobre todo, por el bien de la Real. Imanol aseguró el viernes que no será titular hoy en Montilivi, pero que sí podría disponer de minutos si el contexto del partido da pie a ello.

Problemas musculares

La larga travesía del canterano del Sevilla comenzó el 31 de julio del pasado año durante un amistoso ante el AZ Alkmaar en el que sufrió la temida rotura ligamento cruzado anterior en la rodilla derecha. Las sucesivas dolencias musculares que ha ido padeciendo tras recuperarse de la grave lesión de verano han dilatado su vuelta a una convocatoria.

Esta última pretemporada parecía haber dejado atrás todos esos contratiempos y tan solo le faltaba adquirir el tono físico necesario para poder volver a competir al mismo ritmo que sus compañeros. El staff técnico quiso tratar con precaución al atacante. Redebutó en el primer amistoso contra el Toulouse. Jugó media hora. Luego disputó un tiempo en Monchengladbach y una hora en Bournemouth y frente al Athletic, en el último partido de preparación antes de arrancar la Liga.

Sin embargo, días antes del inicio de la competición se le detectó una nueva lesión en el bíceps femoral y ya no viajó a Cádiz. Carlos Fernández vuelve dos meses después de aquello con la esperanza de no irse nunca más.