Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades
Real Sociedad

Vinicius o Isco, pareja de baile de Zaldua en el Bernabéu

Bale y Vinicius, durante un entrenamiento. / EFE
Bale y Vinicius, durante un entrenamiento. / EFE

La enésima lesión de Bale abre las puertas al joven extremo brasileño, aunque todo parece apuntar a que Solari se decidirá por el malagueño

Imanol Lizasoain
IMANOL LIZASOAIN SAN SEBASTIÁN.

El empate del jueves en el estadio de La Cerámica deja al conjunto de Santiago Solari tocado moralmente y con la imperiosa necesidad de redimirse mañana ante su afición en el Santiago Bernabéu.

El Real Madrid se encuentra ya a siete puntos del Barcelona y la parroquia merengue demanda a su técnico que dé entrada a jóvenes promesas que, pese a llevar poco tiempo en Primera División, saltan al verde con la energía y garra de la que muchos de sus compañeros carecen. Es el caso de Vinicius Jr., que mañana podría saltar de inicio para medirse al conjunto txuri-urdin. La lesión de Gareth Bale -estará dos semanas de baja por una lesión de grado I en el sóleo de la pierna izquierda- abre las puertas de la titularidad al jovencísimo extremo brasileño, que aún no ha formado parte de ningún once en las 17 jornadas disputadas hasta la fecha. Solamente acumula 59 minutos en Liga, repartidos en cinco partidos.

Otra de las opciones que baraja Solari es situar a Isco en esa misma posición, dejando a Vinicius de nuevo en el banquillo. El malagueño, como la mayoría de sus compañeros, no atraviesa por un gran momento de forma. En Villarreal quedó señalado en el segundo tanto de Cazorla y, para más inri, tardó más de un minuto en salir del banquillo para comenzar el pertinente calentamiento antes de saltar al campo. Se levantó de su butaca, se puso los guantes, se ajustó la indumentaria, salió del banquillo andando y se colocó el peto con dificultades. Un proceso que desquició a Santiago Solari y Chendo, entrenador y delegado del Real Madrid, que incluso tuvieron que meter prisa al futbolista para que calentara más rápido. A diferencia de Vinicius, Isco sí ha saltado al campo como titular, pero solamente lo hizo con Julen Lopetegui en el banquillo. Con el preparado argentino, el extremo andaluz cuenta sus apariciones en Liga partiendo desde el banquillo.

Así las cosas, Joseba Zaldua será el encargado de defender a uno de estos dos hombres, siempre y cuando el lateral donostiarra sea de la partida, premisa que parece que se cumplirá puesto que Gorosabel continúa lesionado y Aritz podría jugar a pierna cambiada en el lateral izquierdo, aunque la opción de Aihen Muñoz también gana enteros para ocupar esa posición.

Además de Bale, el Real Madrid tiene otros tres jugadores lesionados. Asensio, Llorente y Mariano Díaz continúan con sus procesos de recuperación y están descartados para medirse mañana a la Real.

Acuerdo total con Brahim

En otro orden de cosas, tras varias semanas de negociaciones, el Real Madrid y el Manchester City cerraron ayer el traspaso del joven mediocampista malagueño, Brahim Díaz. El traspaso está tasado en 15 millones más variables y el acuerdo con el jugador es total desde hace varias semanas. Brahim firmará por seis temporadas y será presentado el lunes en el Bernabéu.

 

Fotos