Real Sociedad

Villarreal-Real Sociedad: Dulce arranque de Liga

Juanmi celebra el segundo gol de la Real. /ALTERPHOTOS/DAM
Juanmi celebra el segundo gol de la Real. / ALTERPHOTOS/DAM

Una esforzada Real se encuentra con la victoria tras aprovechar Willian y Juanmi dos errores locales atrás. A falta de fútbol el cuadro de Garitano tiró de compromiso defensivo para sumar los tres puntos

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

Nos hemos pasado tanto tiempo lamentando que los merecimientos sobre el campo no se correspondían con los resultados que encontrarse con un triunfo así es realmente reconfortante. La Real Sociedad aprovechó dos errores defensivos del Villarreal y Willian José y Juanmi no tuvieron piedad de su adversario. Dio igual que el submarino amarillo llegara más y mejor a las inmediaciones de un colosal Rulli, porque el fútbol no es un juego de cantidad sino de calidad. Y de momentos. Así que a ver quién se atreve a ponerle un 'pero' a esta victoria por mucho que el juego no convenciera a muchos. Lo que cuenta es el resultado y estos tres puntos son vitales con un arranque liguero con tres partidos fuera seguidos.

Un once inédito en pretemporada. Asier Garitano ya había dejado claro que el verano había servido para cargar las pilas de los suyos y que a partir de ahí daba poca importancia a los que habían deparado los amistosos. Y la mejor prueba para corrobarlo fue ver el equipo que presentó en el Estadio de la Cerámica, un once inédito en el periodo de preparación. Es cierto que Theo llegó a última hora y que su presencia de inicio ya implicaba que cualquier alineación era nueva, pero en el centro del campo tampoco habíamos tenido la ocasión de ver jugar juntos a Illarramendi, Zubeldia, Merino y Pardo. Pero vayamos por partes.

Rulli era fijo bajo los palos, sobre todo tras la lesión de Moyá la semana pasada que le dejaba como único portero de la primera plantilla. Atrás Zaldua se colocó en la derecha y Llorente y Héctor Moreno como pareja de centrales, tal y como lo hicieron en el partido contra el Stuttgart en Alemania siete días antes. Theo fue el lateral zurdo, dejando en el banquillo a Kevin.

En la zona ancha juntó a Illarramendi, Zubeldia, Merino y Pardo, algo que no había sucedido hasta ahora. Ni siquiera tres de ellos habían coincidido a la vez sobre el verde pero sí es verdad que el técnico lo que pretendía es que todos aprendieran a relacionarse con todos, por eso mezcló mucho las alineaciones en pretemporada. Oyarzabal, a la derecha, fue el enganche por detrás de un Willian José que ejerció de referente más adelantado y volvió a ser determinante.

Superados de inicio por las contras. Con tanto centrocampista sobre el campo, la Real Sociedad quiso controlar el juego en base a un mayor dominio posicional para terminar lanzando en largo a Willian José y que este jugara de cara a los hombres de segunda línea, casos de Oyarzabal, Pardo o Merino. Ahí vino un remate de este último rozando el poste tras una dejada del brasileño. Pero no había grandes recursos ofensivos porque la apuesta era demasiado básica y la Real era un conjunto muy estático para crear opciones en jugada.

Por contra, el Villarreal tenía mucha más clara su idea, con un bloque que intentaba crear superioridades interiores con Fornals y Cazorla y las caídas de Ekambi fuera de su zona, y que en cuanto podía giraba el juego hacia sus laterales, Mario y Pedraza, que casi siempre hallaban una autopista en sus carriles. Pedraza fue el primero que puso a prueba a Rulli con un buen disparo aunque algo centrado y Mario Gaspar tuvo en sus botas el 2-0, en otro lanzamiento desde la frontal del área que el argentino dejó muerto tras meter una buena mano.

Pero lo mejor que hizo el equipo de Calleja fue lanzar su contragolpe con velocidad y maestría. Para el minuto quince ya iba por delante porque una pérdida de Merino en el centro del campo la aprovechó Cáseres para lanzar a Gerard Moreno, acostado a pierna cambiada en la derecha. Se fue a buscar a Héctor Moreno y este reculó tanto que acabó cediéndole espacio para que batiese a Rulli por el palo corto. El mexicano nunca terminó de encimarle para dificultarle la acción.

Willian aprovecha el regalo. La Real Sociedad no jugaba a nada y cada balón que regalaba en la zona ancha era una contra peligrosa, como esa reseñada de Mario Gaspar. Con Zaldua y Theo partiendo de posiciones adelantadas, las transiciones defensivas eran un suplicio porque Gerard y Ekambi pillaban mano a mano a Llorente y Héctor Moreno.

1 Villarreal

Asenjo, Mario Gaspar, Álvaro, Funes Mori, Pedraza, Cáseres, Fornals (Bacca, m. 78), Cazorla (Trigueros, m. 73), Morlanes (Raba, m.66), Gerard y Toko Ekambi.

2 Real Sociedad

Rulli, Zaldua, Llorente, Héctor Moreno, Theo Hernández, Zubeldia, Illarramendi, Mikel Merino (Zurutuza, m.59), Rubén Pardo (Juanmi, m.68), Oyarzabal (Elustondo, m.80) y Willian José.

Goles
1-0, m.16: Gerard Moreno. 1-1, m.40: William José. 1-2, m.71: Juanmi.
árbitro
Melero López (comité andaluz). Amonestó por el Villarreal a Morlanes y Cáseres y por la Real Sociedad a Theo Hernández, Juanmi y Zaldua
incidencias
partido disputado en La Cerámica ante 16.250 espectadores.

El único argumento al que agarrarse era la estrategia, especialmente los córners, que siempre estuvieron bien tocados por Pardo. Zubeldia estuvo a punto de empatar en el segundo poste pero Asenjo desvió el remate del azkoitiarra.

El caso es que en el minuto 39 el cuadro txuri-urdin se encontró con un regalo inesperado que supo aprovechar. En un saque de banda de Pedraza hacia el central Funes Mori este erró en el pase y dejó el balón muerto a los pies de Willian José. Mal negocio para él porque el brasileño encaró a Asenjo y le batió con un misil que recordó al de Diego Costa al Real Madrid el miércoles en la Supercopa de Europa.

El gol hizo daño al Villarreal, que hasta entonces había sido mejor. Hasta tal punto de que le anularon un gol a Oyarzabal tras un lanzamiento de córner por una falta de Llorente a Álvaro. No fue gran cosa pero el madrileño va con las manos por delante de forma ostentosa. Una pena porque evitó que la Real llegase en ventaja al descanso.

Gol de Juanmi y repliegue intensivo. En la segunda parte no cambió mucho el panorama. Un Villarreal nada brillante llegaba con más claridad gracias a los envíos en diagonal de Pedraza buscando la espalda de Héctor Moreno. Theo estaba fuera de sitio y el mexicano siempre corría hacia atrás en lugar de tirar la línea. El resultado es que Gerard hacía lo que le daba la gana ahí. Menos mal que Rulli estuvo atento.

Pero en una salida errónea de balón de Funes Mori la Real Sociedad recuperó el balón en campo propio, lo que aprovechó Illarramendi para iniciar el contragolpe habilitando a Willian José. Este buscó las cosquillas a la espalda de Álvaro, donde estaba Juanmi para correr en profundidad. El error en el despeje del central fue aprovechado por el de Coín, con la complicidad de Oyarzabal, en el primer balón que tocaba. Después tocó defender el resultado con cinco defensas pero bien está lo que bien acaba.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos