LAS VICTORIAS MALAS NO EXISTEN

Asier Illarramendi vio todo el partido desde el banquillo./ALTERPHOTOS ACERO
Asier Illarramendi vio todo el partido desde el banquillo. / ALTERPHOTOS ACERO

ÁLVARO VICENTE
  • 1

LO MÁS POSITIVO ES QUE COMPITE A PESAR DE TODO. Hay un resultado mejor que el 0-1? Pocas pegas se le puede poner, pero no estaría siendo justo con ustedes ni conmigo mismo si me quedara ahí. Ante un Huesca indolente, la Real evidenció muchas carencias en ataque y defensa. Los centros laterales siguen siendo una tortura para Rulli y sus defensas, y en ataque la Real sigue buscando cómo hacer daño a los rivales. Lo más positivo es que está Real compite a pesar de todo y ha tenido opciones de ganar en los cinco de Liga. Lo importante es no perder el ritmo, las victorias malas no existen.

  • 2

ESPERANDO A LOS GOLES Y A LA VELOCIDAD. ¿Es posible criticar el (poco) juego de la Real en este arranque de temporada? Me cuesta porque no tiene a Willian José, Sandro y Januzaj, los tres jugadores no canteranos llamados a marcar la diferencia y no compite con todos sus argumentos. Sin esos tres jugadores, la Real no está para competir por puestos europeos. Solo hubo un rato en la primera parte en la que Zaldua, Merino y Oyarzabal dieron profundidad y las dos o tres veces en las que Theo rompió todas las líneas. Hasta que la Real no tenga gol, verticalidad y velocidad en ataque la parte noble estará difícil.

  • 3

FALTA DE CONCENTRACIÓN TRAS EL DESCANSO. No entiendo cómo se puede entrar tan mal al partido como lo hizo la Real en la segunda parte. Y eso que tiene valor ganar con Moyá, Navas, Illarramendi, Zurutuza y Willian José en el banquillo. Me pregunto de qué sirve entrenarse toda la semana, que Garitano y sus ayudantes se estrujen los sesos preparando el partido, para que sus jugadores entren al campo con semejante caraja. Salieron fríos, sin tensión, y el Huesca olió sangre, ganó metros suficientes como para desequilibrar ahí el partido. No puede ser que un buen planteamiento pueda echarse por la borda por falta de concentración.

  • 4

EL PROBLEMA DE RULLI ES SU FALTA DE CONFIANZA. Condiciones tiene todas, pero Rulli tiene un problema de confianza. No sé si es falta de madurez, pero su inseguridad estuvo cerca de costarle un disgusto a la Real en el arranque de la segunda parte. Un saque de puerta suyo acabó en las botas de Cucho, luego no salió a despejar un córner que terminó sacando Aritz y en esos minutos de canguelo terminó patinando al golpear el balón con el pie. A esta renovada Real no se le puede exigir jugar como los ángeles a estas alturas, pero sí se puede exigir que el portero ofrezca seguridad a sus compañeros. En los últimos minutos fue un horror. Cada balón colgado era para echarse a temblar.

  • 5

DOS TARJETAS ROJAS QUE ESCONDEN OTRAS COSAS. Juanmi y Theo se autoexpulsaron. No me explico qué cable se le puede cruzar a un jugador para dejar a su equipo en inferioridad a partir de una falta en el centro sin peligro y por un manotazo. No es una cuestión de fútbol sino de falta de humildad y respeto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos