Real Sociedad

Victoria Pavón: «Comprendí que Asier Garitano quisiera marcharse; se fue como un héroe»

Victoria Pavón posa en la nueva Ciudad Deportiva del Leganés./ELVIRA MEGÍAS
Victoria Pavón posa en la nueva Ciudad Deportiva del Leganés. / ELVIRA MEGÍAS

La presidenta del Leganés, próximo rival de la Real Sociedad, afronta la temporada con ambición: «Ya no somos tan humildes y queremos ser uno más»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANOLEGANÉS.

Victoria Pavón mira hacia atrás y evoca el tremendo trabajo que le ha supuesto llevar al Leganés al mejor momento de su historia. Recuerda el temor que sentía en Segunda B por no cubrir los gastos y tener que destinar el patrimonio personal a pagar a los jugadores, «que siempre cobraron al día». La presidenta del próximo rival de la Real Sociedad (viernes, 22.15) y 'exjefa'de Asier Garitano recibe en la Ciudad Deportiva. «La salida de Asier era algo esperado. Llevaba cinco años y durante la temporada le habíamos visto no definirse. Le comprendí. Le dije que quizá yo hubiera hecho lo mismo. Se fue como un héroe», recalca.

- ¿Por qué se hacen con el club a finales de 2008?

- Fue casual. No lo teníamos en la cabeza. Coincidimos con algún directivo un día que estábamos de ocio en Madrid. Eran primeros de diciembre de 2008. Nos dijo que estaban fatal, que no habían pagado y que el club se caía. Pidieron a mi marido que echara una mano. Les dijo que al día siguiente se reunirían para que le contaran la situación. En una semana éramos los principales accionistas. Tenemos el 94%.

- ¿Les han ofrecido comprar el club?

- Seriamente, que te digan 'te doy tanto', no. Te dicen que si hay un chino... Pero seriamente no ha venido nadie.

2008
Su esposo, Felipe Moreno, y ella se hacen con el 94% de las acciones. El club está en Segunda B.
2013-14
Llega Asier Garitano al banquillo. El club asciende a Segunda A. En la 2014-15 es décimo.
2015-16
Logra su primer ascenso a Primera. Ésta es su tercera campaña en la máxima categoría.

- ¿Lo venderían?

- No lo sé. Algún día nos tendremos que ir. Pero no vinimos como inversión. Llegamos con ilusión, pero a los tres meses ya nos dimos cuenta de que había que poner más dinero. Nunca había dinero. Lo ponías, desaparecía y hacía falta más. Lo pasamos mal al principio. Enseguida nos dimos cuenta de que sólo había dos caminos, o poner dinero o que lo cogieran otros. Venimos de muy abajo, de Segunda B. El club no generaba ingresos. Tuvimos que dar de baja a empleados porque no podíamos mantenerlos. Ahora disfrutamos, pero hemos tenido años de sufrimiento, en los que te daba la impresión de que enterrabas en el club parte de tu patrimonio.

- ¿El plan era llegar tan arriba?

- La ilusión era volver a Segunda, donde el club había estado once años. Los dos primeros años apostamos fuerte. Pusimos dinero, pero no subimos. Vimos que no era tan fácil. Decidimos vivir nuestra realidad, de lo que el club generaba. En 2013-14 lo cambiamos todo, la dirección deportiva, el entrenador (llegó Asier Garitano), sólo quedaron dos jugadores, cundía el pánico porque se acercaba la temporada y apenas teníamos futbolistas... Cuando menos lo esperábamos, subimos a Segunda A. Lo logramos con un presupuesto de 300.000 euros. Este año ingresaremos 70 millones.

- ¿Esperaba la salida de Garitano?

- En cierta manera sí. Llevaba cinco años y durante la temporada le habíamos visto no definirse. Era algo esperado. Le comprendí. Le dije que quizá hubiera hecho lo mismo. Se fue como un héroe. Cogió el club en Segunda B y lo deja en Primera tras dos permanencias. Lo comprendo.

- ¿Le da vértigo esta primera campaña sin él?

- Formaba parte de todo esto. Cuando dijo que se iba te intranquilizas, pero luego te vas serenando. Hemos encontrado un buen entrenador (Mauricio Pellegrino), intentamos dar un salto de calidad con los jugadores y hacer un mejor proyecto.

- ¿Por qué eligen a Pellegrino?

- Fue la dirección deportiva. Estaba acreditado con lo que hizo en el Alavés. Necesitábamos alguien con credibilidad para que ni la afición ni nosotros nos pongamos nerviosos si hay una mala racha.

- ¿Se mete en el área deportiva o delega?

- Si en algo hemos crecido es en dirección deportiva. Tenemos tres responsables, el lasartearra Txema Indias, Juanjo Lorenzo y mi hijo (Felipe). En ese área no me meto para nada.

- Cuando se reúne la familia en casa, ¿discuten de fútbol?

- Esa etapa ya la hemos pasado. Al principio sí. Ahora menos. Puse paz y dije 'vamos a hablar de las cosas de la familia'.

- ¿Por qué fichan tantos vascos, especialmente del Athletic?

- Serantes influye, pero creo que se explica mucho por Eraso. Vino aquí libre al salir del Bilbao Athletic cuando estábamos en Segunda B. Le llamó Garitano y le dijo que íbamos a hacer un gran proyecto y que podía tener futuro. Vino sin preguntar siquiera lo que le íbamos a pagar. Fíjate si confiaba en lo que le dijo Asier. Fue un jugador clave para subir. Regresó a Bilbao y eso animó a otros a seguir su camino. Incluso alentó a algunos a venir. Fue una especie de embajador.

- ¿Cómo encuentran su hueco entre los cinco clubes madrileños de Primera?

- Soy de Leganés y estoy encantada de que haya cinco madrileños. Nuestro público está en nuestra ciudad. Hemos subido el aforo a 12.500 espectadores y no cubrimos la demanda de la ciudad. Hay un proyecto para llegar a 20.000, pero hay otras prioridades de inversión, como la Ciudad Deportiva.

- ¿Cuál es la clave del éxito?

- Rodearnos de gente que lo ha vivido con más ganas incluso que nosotros, con gente joven con mucha ambición. Aquí se vive del trabajo que haces, no del nombre que tengas. La mayoría de la gente, las de marketing y prensa, ni cobraban. Estos años hemos aparcado nuestra vida para trabajar para el Leganés. Garitano llegó, se involucró mucho y tuvo gran paciencia. No se quejaba cuando detectaba carencias. Y estar en Madrid ayuda para fichar jugadores a bajo coste. Nuestro lema era cumplir cada mes. Todos sabían que éramos serios. Y si había prima, se pagaba al día siguiente.

- Ya no son los más humildes de Primera. ¿Cómo lo vive?

- Ya no somos tan humildes. Afortunadamente, han subido equipos que nunca habían estado en esta categoría. Ya tenemos que vernos como uno más. Es impensable competir con ciertos equipos, pero gracias a la televisión tenemos casi los mismos medios que muchos clubes. Y como no tenemos deuda, no gastamos lo que otros destinan a amortizaciones. Lo que intentamos es dejar de ser los más humildes y ser uno más. Eso sí, el objetivo sigue siendo mantener la categoría.

- ¿Hasta dónde pueden llegar? ¿Sueña con Europa?

- No pienso en eso. La verdad es que hemos conseguido más de lo que soñábamos. Es muy emocionante para mí, que nací aquí, he hecho toda mi vida aquí y no he hecho nada que no sea en Leganés. Conseguir con tu equipo esto y ver la locura de la gente, es increíble. De niña vivía en la calle que estaba al lado del campo. Las mujeres entrábamos gratis. Cuando te aburrías, te dabas una vuelta, je, je. Antes ibas por los bares y anunciaban 'mañana televisamos el Real Madrid-Barcelona'. Y ahora anuncian el Leganés-Real Sociedad. Es un orgullo tremendo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos