Anoeta es una fiesta. / LOBO ALTUNA

Un viaje con pasaporte

La Real ha aprendido a volar y, así, nunca volverá a ser la misma aunque seguirá siendo la Real

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

París era una fiesta. París nunca volvería a ser igual, aunque seguía siendo París, escribió Hemingway. La Real Sociedad ha aprendido a volar y ya no debe pararse a pensar porque entonces perderá el amor al vuelo y se tendrá que conformar con recordar los tiempos en los que volaba sin esfuerzo.

Este equipo ha aprendido a volar y no debe para

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores