Imanol saluda a Aguirre. / MICHELENA

Vestuarios | Imanol Alguacil «Uno de los nuestros se ha ido y esta victoria va por él»

Imanol da el pésame a la familia del socio fallecido y le dedica el triunfo, lamenta «las ocasiones para sentenciar» y ya piensa en «conseguir la novena consecutiva»

Iker Castaño
IKER CASTAÑO

Imanol, como todos los realistas, se marchó triste pese a la octava victoria consecutiva lograda ayer en casa ante el Mallorca. El triunfo, que pasó a un segundo plano, se lo dedicó a la familia del socio fallecido. «Sabéis lo que ha pasado. Uno de nuestros socios ha fallecido y de parte del club, la plantilla y los jugadores, les damos el pésame. Esta victoria es para él y toda su familia», comenzó el oriotarra.

Al analizar el partido consideró que los suyos hicieron «una gran primera mitad, una segunda con ocasiones, pero luego ves que el equipo perdona y acaba arrastrándose. Así los quiero ver, salir a rastras».

Como lo hace en cada partido de casa, volvió a agradecer al número 12, más ayer, porque empujó en los momentos más difíciles. «Lo había dicho desde el principio, la afición es nuestro motor y eso se agradece mucho. En esos momentos duros, los jugadores sacan fuerzas de la afición. A veces les vamos a pedir estar más finos a estos jugadores de cara a puerta, pero su actitud no se puede mejorar mucho», apuntó el oriotarra.

El técnico lamentó una vez más no sentenciar el choque antes. «Hemos sido superiores con jugadas de mucho nivel. A este equipo –por el Mallorca– es muy difícil hacerle ocasiones de gol y este equipo las ha hecho a un nivel extraordinario. Hemos ido una vez más al límite porque si no no hay manera de ganar en Primera. No hemos estado acertados y al final toca sufrir, pero lo hemos sabido hacer».

El desgaste de algunos jugadores le llevó a introducir cambios, «pero por mucho que refresques, algunos acumulan todo el partido más los anteriores. Nos ha tocado juntarnos y pelear otros tres puntos. Cada partido, desde que yo estoy aquí, nos lo tomamos así», subrayó.

La octava victoria adquiere más valor después de «jugar cada tres días, no encuentro calificativos para este equipo. O sí, que tengo una gran plantilla que se deja el alma como habéis visto en los últimos quince minutos de hoy –por ayer–. Pocos equipos pueden decir que han ganado ocho veces consecutivas y jugando cada tres días», insistió.

Jugar cada poco tiempo, reiteró, «implica que en momentos puntuales no podamos refrescar un pelín más al equipo por la plaga de lesiones. Solo eso, porque lo demás estamos habituados a competir. El nivel de todos los equipos de Primera ha aumentado una barbaridad y todos te exigen muchísimo».

Sobre el único gol anotado, explicó que la clave está en que «tengo un staff que igual que yo mete mil horas y que trabaja muy bien la estrategia. Y si a eso le añades jugadores como Brais, y gente que va al remate como Elustondo, Merino, lo encuentras».

Destacó el trabajo de Guevara. «Siempre he dicho que es un jugadorazo. De hecho, los años que lleva en el primer equipo lo ha demostrado jugando partidazos como contra el Nápoles. Tanto para mí como para el club es importantísimo. Todos los jugadores tienen sus momentos y por mi parte nunca he tenido dudas con Ander».

Al referirse a los lesionados, confesó que sería feliz si «no cayera ninguno más de aquí al Mundial. No hemos podido contar con Sola, Barrenetxea en el descanso ha dicho que no estaba para ayudar, la lesión de Aihen...».