Sorloth se lamenta por una ocasión fallada junto a la portería visitante llevándose las manos a la cabeza. / ARIZMENDI

El afilador Uno menos es mucho

Primera vez que la Real se adelanta y no termina ganando aunque se vuelve a vaciar en el intento con un jugador menos durante 85 minutos

Raúl Melero
RAÚL MELERO

La cosa empezó torcida ya desde el sorteo de campos. La Real atacó en la primera mitad hacia la portería de la grada Zabaleta. Con lo cual ya se intuía que el día iba a ser complicado. Y raro. Siguió con el gol txuri-urdin, marcado en propia meta por el donostiarra Guillamón. Y cuando parecía que la tarde iba a ser plácida, una jugada marc

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores