El último esfuerzo

La Real lleva tres partidos seguidos ganando y dejando muy buenas sensaciones. Conseguir el cuarto triunfo consecutivo sería...

El último esfuerzo
Juantxo Lusa
Roberto López Ufarte
ROBERTO LÓPEZ UFARTE

Cierra la Real Sociedad la temporada en el campo del Espanyol, un equipo que empezó muy mal, pero que ha tenido un tramo final espléndido. Alterna el 1-4-3-3 con el 1-4-4-2, dependiendo de si los tres jugadores de ataque están en condiciones: el chino Wu Lei, un jugador incisivo y valiente, que además ha arrastrado a mucha gente, por lo que los partidos del Espanyol han sido muy seguidos en su país; Borja Iglesias, que ha suplido con creces a Gerard Moreno con goles y juego, y Sergio García que cuando sale todavía demuestra su calidad. En el centro del campo está 'El Pirata', al que conocemos bien. Ha sido un jugador importante, aunque no siempre ha sido titular. No me quiero olvidar de Diego López, un gran portero.

La Real Sociedad lleva tres partidos seguidos ganando y dejando muy buenas sensaciones. Salvo el cambio obligado por lesión de Aritz, que fue bien suplido por Llorente, Imanol ha repetido el once en estos tres partidos. Es un equipo reconocible, con Rulli, que últimamente nos está dejando unas paradas de gran mérito y sin cometer errores. La defensa está centrada, siendo primero defensas, y subiendo los laterales cuando se les requiere. El centro del campo está sorprendiendo mucho y bien, con Zubeldia de escoba, pero no exento de calidad en el control del balón y del juego. Merino y Pardo, además, están jugando como los ángeles. En ataque todos aportan en beneficio del colectivo. No me voy a extender en Willian José y Oyarzabal, que llevan tiempo demostrando su calidad, pero sí en Barrenetxea. Es un jugador de 17 años, descarado con el balón y que da la sensación de que quiere mejorar cada minuto. Se asocia bien siempre con el jugador más cercano a él. Ese atrevimiento, sus conducciones y sus regates hacen que los rivales se empiecen a asustar cuando le ven venir. Ya ha marcado su primer gol. Seguro que marcará muchos más, además de facilitar otros tantos a sus compañeros.

El domingo pasado tuve la suerte de comentar el partido entre la Real y el Madrid en beIN y en la televisión de LaLiga y disfruté mucho viendo el baño que le dio la Real al Madrid. En Barcelona toca el último esfuerzo en un campo difícil. Lograr la cuarta victoria seguida sería...

campeonas de copa gracias al equipo

Por supuesto que no me olvido de nuestras campeonas de Copa. Tuve la oportunidad de estar y charlar con ellas en Zubieta horas antes de su viaje a Granada, a petición de Gonzalo Arconada –felicidades míster–. Les dije muy pocas cosas, pero comprobé que me escucharon con atención. Recordando la final de Copa que ganamos nosotros en el año 87 en La Romareda, también contra el Atlético de Madrid, les dije que, al igual que ellas, nosotros tampoco éramos favoritos. Les comenté que en aquel partido en ningún momento nos sentimos inferiores al rival. Y terminamos ganando, como también hicieron ellas.

Tras la charla, me quedé convencido de que podían ser campeonas, porque sabía que iban a vender muy cara su piel. El partido me encantó. Les vi muy convencidas en todo momento, incluso cuando se adelantó el Atlético.

Siempre se tiende a destacar a algunas jugadoras y yo también lo suelo hacer. Podría decir que Nahikari trajo de cabeza a la zaga del Atlético, a la que volvió loca. También podría decir que Mariasun salvó a lo Arconada muchos balones de gol... La realidad, sin embargo, es que para ganar una Copa es necesario un equipo, un colectivo con solidaridad. Eso es lo que hubo en la final y en los anteriores partidos, un equipo. Felicidades, chicas.