Takefusa Kubo a su llegada al aeropuerto de Hondarribia acompañado por Roberto Olabe. / jose mari lópez

Real Sociedad

La Real Sociedad estrena cuenta de Twitter japonesa

Las nuevas posibilidades en clave de patrocinadores y seguidores que trae el fichaje de Takefusa Kubo empuja al conjunto txuri-urdin hacia el mercado nipón

MIKEL CALVO San Sebastián

Ya es una realidad. Takefusa Kubo es el tercer fichaje de la Real Sociedad. El primer nipón en la historia del club en vestirse de txuri-urdin llegó ayer al aeropuerto de Hondarribia y será presentado oficialmente este martes a las 12.30 horas en el Palacio Miramar. Era evidente que, pese a la extraordinaria calidad del nipón, el propio carácter de la operación iba acompañado también de una posible apertura del club a un nuevo mercado, el japonés, que podría brindar nuevas posibilidades en clave de seguidores y acuerdos económicos con patrocinadores.

Buena muestra de ello ha sido la creación, por parte del equipo de comunicación del club, de una cuenta de twitter japonesa nada más recibir la noticia del aterrizaje de Kubo en Gipuzkoa. La cuenta, que tiene el Gran Sol Naciente, la bandera japonesa, tras el escudo de la Real en la foto de perfil, suma ya cerca de 10.000 seguidores en menos de un día, la gran mayoría usuarios de origen japonés.

Los tweets publicados ya han causado una gran batería de interacciones. La primera publicación de la cuenta, una imagen de la llegada de Kubo a Hondarribia, sumó más de 5.000 'me gusta' en unas pocas horas. Entre las respuestas, la mayoría de usuarios japoneses, los hay quienes le desean «buena suerte» y otros que agradecen que lea Real haya abierto una «cuenta oficial en japonés».

Un ejemplo gráfico de lo que podría suponer el fichaje de Kubo es lo que sucedió con el 'fenómeno Inui', el que fue el fichaje más caro de la historia del club armero hasta la llegada de Edu Expósito. El Eibar se dejó cerca de 300.000 euros en el nipón y se convirtió en la operación más rentable de la historia del club. Solo Takashi Inui vendía más camisetas que todo el resto de jugadores en su conjunto y consiguió nuevos patrocinadores en el que destaca un acuerdo económico de cerca de 200.000 euros por llevar un logo en la manga izquierda durante un sólo partido, en buena medida porque el conjunto armero se convirtió en uno de los equipos con mayores audiencias en Japón, lo que, por otra parte, afectó a su horario.

Esto, evidentemente, el área comercial de la Real lo sabe. Y lo pretende explotar. La Real se ha dejado cerca de 6,5 millones de euros por el 50% de los derechos de Kubo y busca, por lo menos, sufragar el esfuerzo económico. De su paso anterior por La Liga también se pueden sacar conclusiones. El Mallorca comenzó la temporada sin patrocinador principal, pero la llegada de Kubo por segunda vez propició que la empresa Taica Corporacion aterrizase en la isla dejando un buen contrato para los bermellones. Las relaciones y las condiciones fueron tan fructíferas que el club ha presentado las nuevas camisetas en Tokio con directivos y jugadores allí presentes.

Así las cosas, Kubo se convertirá en el primer nipón en vestir la camiseta de la Real Sociedad y muestra así que el club mira también con especial atención el mercado de Asia-Pacífico. Y es que el último en ampliar esa lista de nacionalidades fue el australiano Mathew Ryan el pasado ejercicio. El anterior asiático que vistió la elástica txuri-urdin no terminó de triunfar, aunque se ganó el cariño de la afición. No hablamos de otro que el coreano Lee-Chun-Soo, que jugó la temporada 2003-2004 en Anoeta.