La tribuna principal se queda sin accesos