Europeo sub-21

Tres realistas miran hacia Tokio

Zubeldia, Oyarzabal y Merino, en una imagen con la sub-21./
Zubeldia, Oyarzabal y Merino, en una imagen con la sub-21.

Oyarzabal, Merino y Zubeldia arrancan el Europeo sub-21 con la intención de conseguir el billete para los Juegos Olímpicos de 2020

J. ASTRAIN

España, actual subcampeona de Europa en la categoría sub-21, tras perder ante Alemania en 2017 en el torneo disputado en Polonia, busca resarcirse en Italia, donde intentará conquistar el título. No es el único objetivo en mente del combinado nacional, ya que la selección que dirige Luis de la Fuente quiere estar entre las cuatro mejores para asegurar su presencia en los Juegos de Tokio 2020.

Los seguidores realistas estarán muy atentos a lo que suceda en este combinado ya que tres realistas están entre los seleccionados. Mikel Oyarzabal, Mikel Merino e Igor Zubeldia tendrán un verano tan ajetreado como atractivo porque pueden emular a lo conseguido años atrás por dos jugadores salidos de Zubieta como Asier Illarramendi e Iñigo Martínez. Nuevamente habrá sangre txuri-urdin en la denominada 'Rojita' que, además, mira hacia el horizonte avistando Tokio. La Real Sociedad es el equipo que más efectivos aporta a esta selección, en la que Oyarzabal, además, es una de sus principales figuras tras su buen papel con la absoluta, con gol a Suecia incluido.

La Eurocopa sub-21 no será un camino de rosas para España. La selección afrontará un grupo complicado, que cuenta con Bélgica, que no perdió en la clasificación y llega en línea ascendente, a pesar de perder sus dos últimos amistosos frente a Francia y Dinamarca. Por otra parte está Polonia, que aunque fue segunda en su grupo, cuenta con el goleador de la fase de acceso al Europeo, el delantero y capitán Dawid Kownacki, que marcó 10 tantos. Pero si hay alguien temible y que puede complicar las cosas a España, esa es la anfitriona, la primera rival de la selección, mañana (21:00 h. Cuatro). Para Italia este campeonato puede ser su punto de inflexión de cara a las próximas grandes citas del fútbol de selecciones. A pesar de las ausencias Di Bagio cuenta con un plantel convincente e ilusionante.

La Real es el equipo que más jugadores aporta a la selección, que debuta mañana ante Italia

Gran potencial

En la selección española sobresale el mediocampo. Una zona de mucho nivel con nombres importantes como los absolutos Fabián, Dani Ceballos y el citado Mikel Oyarzabal. Además, cuenta con otros jugadores prometedores que están destinados a romper la puerta, como Carlos Soler, Fornals, fichado ayer por el West Ham, y Pedraza, entre otros jugadores de primer nivel.

En el grupo B destaca Alemania, la vigente campeona. Asimismo, cuatro jugadores se mantienen con respecto al equipo que levantó el trofeo en 2017, como son Levin Öztunali, Mahmoud Dahoud, Waldemar Anton y Nadiem Amiri. Como novedades en el combinado teutón se encuentra el meta del Schalke 04 Alexander Nübel, descrito por los expertos como el nuevo Manuel Neuer. Los de Stefan Kutz empiezan el próximo lunes frente a Dinamarca, en la que destaca el centrocampista del Copenhagüe Robert Skov por su faceta goleadora (ocho tantos). En ese equipo juega Andreas Skov Olsen, que está en el radar de la Real. Los otros dos rivales son Austria y Serbia, que ya se vieron las caras en la fase de clasificación. Se espera mucho de los serbios y los madridistas estarán pendientes de la actuación de Luka Jovic.

Grupo C

Probablemente, el grupo más igualado. No hay un claro favorito si se siguen las tendencias. Por nombre, Inglaterra y Francia son las elegidas pero deben tener cuidado con Croacia y Rumanía, dos selecciones que pueden complicar la vida a cualquiera. En el combinado inglés destaca el centrocampista del Manchester City Phil Foden. Entre los franceses, el central Dayot Upamecano, jugador del Red Bull Leipzig, llamado a ser uno de los defensas del futuro. De hecho, Arsenal y Barcelona están pendientes de ver qué papel hace el jugador de 20 años. En los croatas destaca el extremo de 20 años Josip Brekalo, que actualmente milita en el Wolfsburgo alemán. Por último, en el combinado rumano hay polémica, ya que el centrocampista Râzvan Marin, recientemente fichado por el Ajax, no jugará el Europeo porque el seleccionador Mirel Radoi considera que no conoce sus métodos, ya que no ha estado en ninguna convocatoria en esta categoría. En definitiva, un buen escaparate para ver a las posibles estrellas del futuro firmamento futbolístico.

Más