Borrar
25 años del derribo de Atotxa

Trazos de un campo de leyenda

DV revive la historia de un estadio inmortal, escenario de las grandes gestas de la Real

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Sábado, 8 de junio 2024, 12:44

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

25 años del derribo de Atotxa

Trazos de un campo de leyenda

DV revive la historia de un estadio inmortal, escenario de las grandes gestas de la Real

Activa el sonido para disfrutar la experiencia

La Real ya había empezado a conocer el frío cuando las excavadoras derribaron Atotxa, en la primavera de 1999. El equipo blanquiazul llevaba seis años jugando en Anoeta en medio de la melancolía. La Real no se adaptó a su nueva casa, a la distancia física y mental que imponía. La nostalgia por la clausura del viejo campo fue un lastre para todos los equipos que vinieron y no fue desterrada por completo hasta más de dos décadas después, hasta el advenimiento del nuevo equipo campeón. El actual.

Para dispositivos iPhone active y desactive el audio de los vídeos.

El 28 de mayo las máquinas entraron para arrasar con lo que quedaba de Atotxa, que era poco. La demolición se prolongó durante semanas. Hacía seis años que la Real había abandonado la que era su casa desde 1913 y el recinto no había tenido uso alguno. No hubo debate sobre el patrimonio, eran los años 90 del despliegue económico. Se derribaba y se construía en serie. Tampoco han cambiado tanto las cosas en 25 años. Atotxa en realidad había dejado de existir el 13 de junio de 1993 tras el último partido, la última victoria (contra el Tenerife), el último gol (Oceano) y el último de los 599 partidos de Górriz, que rememora en estas páginas aquel día: «Fue un honor». Con la Real ya en Anoeta, lo que se encontraron las excavadoras ya no era Atotxa.

Descubre más historias de la mano de nuestros protagonistas

Txapelas

«Nos han puesto un cheque en blanco por las txapelas»

"Bixio" Gorriz

«Recuerdo el olor, la cara de los aficionados»

Marisa López

«Todos lloramos con la Liga»

Miguel Álvarez

«Vivir en el campo fue un privilegio»

Patxi Usabiaga

«El último gol lo metí yo»

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios