Real Sociedad

El torneo con licencia para soñar

El torneo con licencia para soñar

La Real inicia mañana en Vigo su camino en la Copa, grabada a fuego en su centenaria historia | Garitano, que en la última edición eliminó al Madrid y llegó a las semifinales, quiere aprovechar esta competición para seguir creciendo

Imanol Lizasoain
IMANOL LIZASOAINSAN SEBASTIÁN.

Mañana (16.15 horas) en Balaídos arranca el torneo del KO para la Real Sociedad. Una competición que viene a ser como un regalo caído del cielo para los clubes más humildes o un arma de doble filo para aquellos equipos que quieren pasar de puntillas por ella.

Si pensamos en blanco y azul, los de Garitano bien podrían estar encuadrados en cualquiera de los dos grupos. La Copa se presenta cada temporada como la única oportunidad para levantar un trofeo. Y es que la mayoría de los clubes de Primera División ven prácticamente imposible luchar por LaLiga, por ello, este torneo, es una oportunidad inigualable para devolver las sonrisas a los aficionados, aunque los últimos precedentes en el caso de la Real Sociedad no sean muy halagüeños.

El último revés se dio la temporada pasada ante el Lleida, cuando este Segunda B fue capaz de voltear el 0-1 que se trajo la Real de su campo. La Real ganaba 2-0 al descanso y acabó perdiendo la eliminatoria.

Pero no todo han sido pesadillas, la Real Sociedad también aparece en el cartel de ganadores de este torneo. Su centenaria historia está ligada a la Copa. Fue en la temporada 1986/87 con John Benjamin Toshack en el banquillo cuando la Real ganó en la final al Atlético de Madrid en los penaltis, en una calurosa noche en La Romareda de Zaragoza con el arbitraje de Joaquín Ramos Marcos.

Si la pasada edición de la Copa fue uno de los mayores desastres en la reciente historia de la Real Sociedad, no lo fue así para su actual entrenador, que llegó hasta semifinales después de apear al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Y es que el Leganés perdió en el partido de ida disputado en Butarque merced a un buen tanto de Marco Asensio previa asistencia de Theo Hernández en el minuto 89, pero para sorpresa de muchos los pepineros le dieron la vuelta a la eliminatoria gracias a un tremendo zapatazo de Eraso y a un buen remate de cabeza de Gabriel Pires en la Castellana. Se dijo entonces que era «el mayor ridículo del Real Madrid de Zidane». Y también, como ahora, había crisis en la casa blanca puesto que los merengues se encontraban ya a 19 puntos del Barcelona en Liga y tenían puestas sus esperanzas en llevarse, por lo menos, la Copa.

No fue así y la cambiaron por su decimotercera orejona. Por desgracia para Garitano y su Leganés, el Sevilla les robó el caramelo de la boca en semifinales tras empatar a uno en Butarque y perder 2-0 en el Pizjuán. Pese a la derrota, fueron recibidos como héroes. Ese debe ser el objetivo del bergararra para esta presente edición que arranca mañana ante el Celta: recuperar el orgullo perdido en la Copa y dar una alegría a la parroquia txuri-urdin en una competición en la que hace cuatro temporadas a punto estuvo de meterse en la final.

Arrasate contra el 'Tata'

Fue durante la primera quincena de febrero de 2014. Por aquel entonces Jagoba Arrasate y el 'Tata' Martino se sentaban en sus respectivos banquillos y en la ida Mascherano derribó a Carlos Vela dentro del área en el Camp Nou cuando el marcador reflejaba un apretado 0-0. Fue una jugada clave ya que de haber existido el VAR, la acción hubiera supuesto penalti favorable a la Real Sociedad y expulsión del argentino. Justo después, Busquets marcó el primero en el 44 e Iñigo Martínez se marchó a la caseta a los pocos segundos tras protestar con vehemencia al colegiado. El partido terminó con un 2-0 para los culés en una jugada desgraciada entre Gorka Elustondo y Eñaut Zubikarai. Una semana más tarde, ya en Anoeta, los realistas empataban a uno en un partido en el que dispusieron de, por lo menos, cinco ocasiones claras de gol, aunque fue Messi quien adelantó al Barça y dejó la eliminatoria sentenciada.

Desde la derrota ante el Lleida la temporada pasada hasta la eliminación frente al Barça en semifinales, la Real Sociedad ha vencido al Real Oviedo en la cuarta ronda (2014/15) para después caer eliminado por el Villarreal en octavos. Una temporada más tarde, fue el Las Palmas quien apeó a los blanquiazules de la Copa en cuarta ronda (2015/16), y con la llegada de Eusebio Sacristán al banquillo realista en la campaña 2016/17, los blanquiazules pasaron por encima del Valladolid en la cuarta ronda, derrotaron unas semanas mas tarde en octavos al Villarreal de Escribá para finalmente sucumbir de nuevo ante el Barça en cuartos con Luis Enrique a los mandos de la nave blaugrana.

La Real Sociedad se ha medido al Celta en siete ocasiones y ha salido victorioso en cinco eliminatorias

El actual técnico de la Real Sociedad derrotó al Real Madrid en el Bernabéu para después caer ante el Sevilla

La última ocasión en la que la Real Sociedad ha medido sus fuerzas con el Celta de Vigo data del 8 de octubre de 2008. Por aquel entonces el conjunto donostiarra militaba en Segunda División y perdió por dos goles a cero en Balaídos. El autor de los dos tantos celestes fue el brasileño Dinei y en la Real jugó uno de sus dos únicos partidos uno de los fichajes extranjeros que menos participación han tenido con la elástica txuri-urdin: Boukary Dramé. Si echamos la vista más atrás, celtiñas y realistas se han visto las caras en seis ocasiones más. En la temporada 1975/76, los blanquiazules accedieron a cuartos de final tras empatar en Vigo (0-0) y vencer en Atotxa (2-1). Quince años antes (1960/61), la goleada por 4-1 en su feudo permitió a los realistas pasar la ronda de dieciseisavos de final y ya en los años 50 los entrenados por Benito Díaz calcaron el marcador (4-1) que lograron en los sesentas para pasar a cuartos de final del torneo del KO.

Tres choques en los años 20

Hace falta retrotraerse hasta los años veinte para hablar de los tres primeros choques entre la Real Sociedad y el Celta. En 1928, la Real pierde ante los vigueses 2-1 para después darle la vuelta al marcador en Atotxa (3-0) y acceder así a semifinales. Dos años antes, es el Celta el que accede a semifinales tras vencer en su feudo (2-1) y empatar en la vuelta en Atotxa (2-2). Junto con la derrota de la temporada 2008/09, estas son las dos únicas ocasiones en las que los gallegos han apeado a los guipuzcoanos en el torneo copero. Para cerrar el capítulo de enfrentamientos de Copa entre el Celta y la Real Sociedad viajamos hasta 1923. Por aquel entonces los celestes se llamaban Real Vigo y fueron necesarios tres encuentros para determinar al ganador de los cuartos de final. El 25 de marzo ganaron los celtiñas 3-1 y una semana después fueron los realistas los que vencieron 3-0. Fue necesario un tercer encuentro para determinar al ganador de la eliminatoria, puesto que en esos tiempos no se contabilizan los goles a favor o en contra. La Real goleó al Celta 4-1 en el definitivo tercer encuentro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos