Real Sociedad

Se aclara el panorama para Theo Hernández en la Real Sociedad

Theo Hernández trata de rematar de cabeza en uno de los partidos de la pasada edición de la Copa del Rey./EFE
Theo Hernández trata de rematar de cabeza en uno de los partidos de la pasada edición de la Copa del Rey. / EFE

El Real Madrid no va a perder la propiedad de Theo, con el que cuenta a largo plazo | Ambos clubes no se pusieron en contacto ayer para iniciar las conversaciones que deben desembocar en su préstamo a la Real Sociedad

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZSAN SEBASTIÁN.

Theo sigue esperando en Miami a que le llame su representante para decirle que puede coger el avión e incorporarse a la Real para jugar este temporada en calidad de cedido. Pero todavía deberá aguardar algunos días porque ayer Real Sociedad y Real Madrid tampoco se cruzaron llamada telefónica alguna para acordar las condiciones de la operación. La agenda del conjunto blanco es intensa y el francés tampoco figura entre sus prioridades en este verano. Así que habrá que seguir esperando, aunque todo indica que esos contactos entre los clubes podrían activarse a partir de la jornada de hoy.

Lo que sí se puede confirmar es que el Real Madrid no va a incluir en la cesión una opción de compra mediante la que la Real se pueda hacer con el jugador en un futuro. Fuentes cercanas al conjunto blanco confirman que Theo es un jugador en el que tienen depositadas muchas esperanzas, ya que le ven como el relevo de Marcelo a largo plazo.

Para eso abonó el verano pasado 28 millones al Atlético por hacerse con sus servicios, porque le tiene muy bien considerado y confía ciegamente en sus cualidades. Aunque a su vez entienden en el Bernabéu que no puede pasarse otro año jugando tan poco, de ahí la necesidad de encontrarle el mejor destino en el que pueda recuperar el brillo que mostró hace dos años en el Alavés.

La primera intención del Real Madrid era un traspaso del jugador que incluyera una opción de recompra futura para los blancos, que no quieren perder los derechos sobre el futbolista. Así, de paso, rentabilizaba parte del fichaje del año pasado mientras conseguía su objetivo de que jugara con continuidad. Ya hizo algo parecido con Dani Carvajal y el Bayer Leverkusen y con Jesús Vallejo y el Eintracht de Frankfurt en su día. El problema es que en esta ocasión nadie estaba dispuesto a ofrecer una cantidad cercana a los 30 millones por su fichaje después de que la pasada campaña se la pasara casi en blanco.

Theo Hernández sigue entrenando con el Real Madrid en Miami a la espera de que su futuro quede resuelto

Descartada la posibilidad del traspaso, la vía más razonable era la de un préstamo sin opción de compra para el club que reciba al jugador. La Real ya ha traído de esa manera en su día a hombres que le dieron un buen rendimiento como Vela, José Ángel y Rulli. Fue una forma de acceder a futbolistas con traspasos prohibitivos. Posteriormente se hizo con dos de ellos en propiedad, casos del mexicano y el argentino.

Con la llegada de Theo se trata de llenar ese vacío que hay en el lateral izquierdo desde el traspaso de Yuri al PSG en 2017 sin necesidad de desembolsar una cantidad inasumible por su fichaje. Tendrá que rascarse el bolsillo, eso sí, para pagar la parte del sueldo que acuerde con el Real Madrid, ya que el francés tiene claro que no quiere ver rebajados los cinco millones de euros brutos que cobra anualmente. Con su presencia la Real ganaría tiempo con un jugador de rendimiento inmediato hasta que Kevin dé un paso adelante -el club sigue confiando en él- y gane madurez en un fútbol competitivo. O hasta que esté en condiciones de hacerse con otro lateral en propiedad el día de mañana.

Experiencias positivas en la Real Sociedad

En los últimos años la Real ha recurrido a cesiones de jugadores en dos contextos. Cuando se ha visto sorprendida por la marcha de uno de sus jugadores y no disponía de excesivo margen de reacción, y cuando quería optar a un futbolista de nivel pero no podía afrontar su traspaso. Y la experiencia ha sido bastante buena.

Carlos Vela llegó en 2011 del Arsenal y su cesión tampoco contemplaba opción de compra alguna. Como se salió el año de su estreno la Real pagó 3 millones porque continuase vestido de blanquiazul otras dos temporadas más y no se hizo con el 100% de sus derechos hasta 2014, tras abonar 11 millones más por conseguir su propiedad. Su mejor rendimiento ocurrió en esos tres primeros años.

José Ángel llegó desde la Roma en 2012 para reforzar un puesto en el que estaba solo De la Bella. El primer año no jugó mucho pero el club acabó contento con él. No afrontó la opción de compra de tres millones que contemplaba la cesión pero logró que estuviese prestado un segundo año, en el que ofreció un buen rendimiento cuando De la Bella cayó lesionado. Después lo dejó ir al considerarle demasiado caro y dio la alternativa a Yuri.

Rulli cubrió el hueco dejado por Bravo en 2014 y su cesión no recogía opción de compra. Aún así estuvo dos años cedidos aquí antes de que la Real afrontara su compra hace dos veranos. Y fueron dos buenas temporadas. También llegaron cedidos Granero y Diego Reyes del QPR y el Oporto, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos