Real Sociedad

«Desde críos se veía que Lucas y Theo Hernández tenían condiciones»

Los hermanos Theo y Lucas Hernández, en un amistoso el verano de 2016 con el Atlético/ TWITTER
Los hermanos Theo y Lucas Hernández, en un amistoso el verano de 2016 con el Atlético / TWITTER

El presidente, el director de fútbol y el primer técnico de Theo Hernández y Lucas en el Rayo Majadahonda repasan sus inicios

Axel Guerra
AXEL GUERRASAN SEBASTIÁN.

El partido entre la Real Sociedad y el Atlético el sábado en el Wanda Metropolitano (20.45 horas, beIN) tiene un sabor especial para los hermanos Hernández. Por primera vez en su carrera el lateral realista y el central colchonero se pueden cruzar en un terreno de juego, después de que sus carreras se separaran cuando hace dos temporadas el ahora blanquiazul saliera del conjunto rojiblanco. Desde entonces, Theo Hernández ha militado en el Alavés y el Real Madrid, pero nunca ha coincidido con su hermano sobre el césped.

Separados por apenas un año, Lucas nació en 1996 y Theo Hernández en 1997, sus carreras comenzaron de la mano. Dieron sus primeros pasos futbolísticos en La Oliva, el campo de césped artificial donde juegan las categorías inferiores del Rayo Majadahonda, que este año se ha estrenado en Segunda División. «Recuerdo perfectamente el día que entraron en nuestra cantera. Su madre Laurence Puy se acercó con sus dos hijos para inscribirles en nuestra escuela de fútbol porque vivían cerca», rememora el presidente del majariego Enrique Vedia.

Con dos niños a su cargo y sola después de que el cabeza de familia, el exfutbolista Jean François les abandonara, Laurence solicitó que ambos hermanos entrenaran en el mismo equipo a pesar de la diferencia de edad. El club rayado, sensible con la situación, decidió colaborar con la familia. «Eran momentos complicados para ellos. Su madre, Laurence, debía multiplicarse. Decidimos becar a Theo Hernández y a Lucas. Además de facilitarles material deportivo, quedaron exentos de pagar la mensualidad. Siempre se han mostrado muy agradecidos», cuenta Manu Alcaraz, director de fútbol del Rayo Majadahonda.

«Theo Hernández fichó por el Madrid y nos tocó la lotería. Nos dieron dos millones de euros» Enrique Vedia, PRESIDENTE Rayo Majadahonda

«Destacaban porque Theo Hernández era un correcaminos y Lucas un portento físico» Manu González, Primer entrenador

«Estaban en una situación difícil cuando llegaron al club y les becamos» Manu Alcaraz, Director de fútbol base

Theo Hernández tenía siete años y Lucas ocho cuando pasaron a formar parte del equipo benjamín que dirigía Manu González, hoy entrenador de la Gimnástica Segoviana que marcha líder del grupo 8 de Tercera División. Jugaban a fútbol 7. El mayor lo hacía de central y el pequeño de lateral. «Físicamente se les veía a otro nivel. Theo era un correcaminos, con una capacidad para subir y bajar, con una explosividad que he visto en pocos. Lucas era un portento de la naturaleza en cuanto a fuerza, potencia y velocidad. Destacaba sobre los demás. Con ocho o nueve años es muy difícil predecir si va a llegar a la élite, pero condiciones tenían», explica González.

Los dos hermanos siempre estaban juntos y pronto se hicieron un hueco entre sus compañeros. «Encajaron de maravilla. A Theo Hernández, quizá por la diferencia de edad, le costaba un poco más tener complicidades, pero Lucas siempre estaba pendiente de su hermano y tiraba de él cuando la situación lo requería», explica el entrenador, quien destaca que los dos futbolistas siempre tuvieron el fútbol como una obsesión, aunque a esas edades es imposible saber si algún jugador va a llegar a la elite porque «en el proceso de maduración de un futbolista intervienen muchos factores. Hace falta cuidarse y entrenar mucho, y eso requiere sacrificio. También es necesario un puntito de suerte».

El salto al Atlético

Después de tres temporadas en el conjunto rojiblanco, llegó la hora de dar el salto al Atlético. «Era el verano de 2007 y el club colchonero había fichado de nuestro equipo a Rodri, que ahora juega en el primer equipo y es internacional, pero no había reclamado a Lucas», rememora González, antes de desvelar que el fichaje de los Hernández se debió a la insistencia del pequeño. «Theo Hernández iba a hacer una prueba en Orcasitas para el Atlético Madrileño Alevín. Su madre no tenía con quien dejar a Lucas y también lo llevo. El chaval se puso a jugar con un amigo en una zona en la que no molestaban a nadie. Llamaron la atención de un técnico allí presente que le dijo que quería verle en un partido con su equipo. Lo hicieron y lo ficharon. Se quedaron con los dos hermanos».

Lo que no podían imaginar en el Rayo Majadahonda es que los dos llegarían al fútbol profesional. «Si es difícil que lo haga uno, imagina los dos y encima al nivel que lo han hecho», advierte Alcaraz. Además, su rendimiento ha supuesto una inyección económica para el club, gracias al convenio que mantienen con el Atlético desde 1996, por lo que está obligado a cederle a los jugadores que le gusten. Si el futbolista cuaja, el Rayo recibe una compensación económica. Lo mismo que si hay un fichaje. El de Theo Hernández por el Real Madrid el verano de 2017 dejó en las arcas majariegas dos millones de euros, después de que el club blanco pagará al Atlético 26 millones de euros, cuatro más de los que indicaba su cláusula de rescisión. «Para nosotros fue como si nos tocara la lotería. Nos correspondieron dos millones de euros, una cantidad que soluciona muchas cosas en un club como el nuestro que entonces militaba en Segunda B», admite el presidente Vedia.

A medida que pasaban por los equipos de la cantera colchonera, las expectativas en torno a los hermanos Hernández fueron creciendo, sobre todo a partir de juveniles, donde los responsables de la cantera rojiblanca destacan un cambio físico y sobre todo mental de Theo Hernández, que le hizo despegar y postularse como una de las promesas de su academia. Los casos de dos hermanos zurdos son pocos frecuentes y en el mercado se cotizan jugadores con sus características. Centrales zurdos hay pocos aunque laterales hay más, pero no muchos con la capacidad física, fuertes, expeditivos y técnica de Theo, al que en el club tomaban como ejemplo de carrilero moderno.

Internacionales ambos en las categorías inferiores de Francia, en el Atlético coincidieron sobre el campo en la Youth League, la versión juvenil de la Champions. Mientras 'Cholo' Simeone abría poco a poco las puertas del primer equipo a Lucas, Theo Hernández hizo las maletas en 2016 para seguir con su formación en Vitoria. Aquel verano, fue la última vez que los dos hermanos coincidieron sobre un terreno de juego, aunque lo hicieron en el mismo equipo. El sábado en el Metropolitano tienen una nueva oportunidad para hacerlo. Será como rivales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos