Take Kubo, pugnando con Muller./

Take Kubo, pugnando con Muller.

Take Kubo | Mundial de Qatar «El entrenador me quitó y nos salió de p... madre»

El jugador japonés, único representante de la Real Sociedad en el Mundial de Qatar, protagonizó un momento espontáneo y divertido ante los medios tras el histórico triunfo ante Alemania

Eneko P. Carrasco
ENEKO P. CARRASCO

Los aficionados de la Real Sociedad se llevaron ayer una inesperada alegría con el Mundial de Qatar. Take Kubo, el único representante txuri-urdin del torneo mundial, disputó 45 minutos en el histórico partido que enfrentó este miércoles a Japón y a Alemania, y que acabó con un impactante triunfo para los asiáticos (1-2) que ha puesto patas arriba el grupo E, en el que están también España y Costa Rica.

Kubo fue titular pero el seleccionador nipón, Hajime Moriyasu, decidió retirarle del partido al término de la primera mitad. La jugada le salió redonda, porque el nuevo planteamiento de la segunda parte de los japoneses desarmó totalmente al gigante teutón. Lejos de sentirse decepcionado por haber sido sacrificado al descanso, Take Kubo era un hombre feliz y sin remordimientos tras acabar el partido mundialista. No era para menos, su nombre quedará escrito en los anales de la historia del deporte en Japón por ser uno de los futbolistas que participó en esta histórica gesta ante Alemania.

El atacante nipón atendió a los medios en la zona mixta y dejó unas declaraciones muy interesantes. En primer lugar por el compañerismo del que hizo gala al reconocer que el entrenador acertó al sacarle del verde, y en segundo lugar por la espontaneidad con la que habló con un micrófono delante. «Vimos que no estábamos encajando mucho en la presión y -el entrenador- me quitó y sacó a Tomi -Tomiyasu- e hicimos línea de cinco, ¿no? Eh... era uno de nuestros planes pero como íbamos perdiendo 1-0 lo teníamos que adelantar, ¡y nos salió de puta madre!», fueron las palabras del jugador de la Real Sociedad.

La Japón de Take Kubo podría clasificarse matemáticamente este domingo para los octavos de final del Mundial de Qatar si vence a Costa Rica y Alemania no es capaz de vencer a España. De hecho, si empata ante el combinado centroamericano y los de Luis Enrique ganan su partido ante los germanos también estarían virtualmente clasificados para octavos de final. En este último caso solo se eliminarían si en la última jornada Costa Rica diese la campanada y goleara a Alemania y Kubo y sus compañeros perdieran ante España.