Kubo controla un balón con el Mallorca esta temporada / EP

Real Sociedad Take Kubo busca su sitio después de tres cesiones sin éxito

Ha jugado en el Villarreal, Getafe y Mallorca desde que fue relacionado con la Real por primera vez, equipos en los que no ha vuelto a dar su mejor nivel

Imanol Troyano
IMANOL TROYANO

Take Kubo ha vuelto a irrumpir con fuerza en el mercado de fichajes de la Real, lo que demuestra que el interés de la dirección deportiva txuri-urdin por hacerse con sus servicios no se ha resentido con el paso del tiempo. Kubo ha pasado por tres clubes diferentes, Villarreal, Getafe y Mallorca, desde que fue relacionado con el conjunto guipuzcoano hace dos veranos con motivo de la marcha de Odegaard.

El jugador, cuya propiedad es del Real Madrid, regresa a la disciplina blanca un verano más tras completar su segundo periodo de cesión en el cuadro bermellón, que le ha brindado un sueldo bruto de 2 millones de euros. El nipón tiene contrato con el club blanco hasta el 2024, pero tiene muy pocas opciones de vestir la camiseta madridista la próxima temporada porque el cupo de extracomunitarios ya está completo en el Madrid con Vinicius, Militao y Rodrygo.

Ahí es donde emerge la posibilidad de Real, que ya ha realizado un primer acercamiento con la entidad madrileña. Eso sí, el club txuri-urdin no quiere que ocurra lo mismo que pasó con Odegaard, que fue reclamado al segundo año, por lo que intentará una operación diferente a la realizada con el noruego. Kubo, a sus 21 años, necesita jugar de manera habitual, algo que en las últimas campañas no ha sucedido. La Real no le puede asegurar ser titular todas las jornadas, pero al tener que afrontar de nuevo tres competiciones disfrutará de más posibilidades para jugar.

El japonés no ha tenido una temporada sencilla en su segunda experiencia en el Mallorca. Ha estado lejos del rendimiento que ofreció en su primera etapa en la escuadra balear, en el curso 19/20, cuando fue una de las revelaciones del campeonato. Luis García Plaza primero y Javier Aguirre después no han logrado sacar lo mejor de Kubo y este no ha llegado a disputar la mitad de los minutos de Liga, si bien sufrió una lesión en la rodilla a finales de septiembre que le mantuvo casi dos meses alejado de los terrenos de juego. Lo cierto es que el estilo de juego del Mallorca, diseñado para no descender, tampoco le ha beneficiado.

El curso 2021 lo comenzó cedido en el Villarreal, pero nunca llegó a entenderse con Emery y en el mercado de invierno se marchó también en préstamo al Getafe de Bordalás, donde su estancia también resultó irregular.