Isak celebrando un gol. / RS

Mercado de fichajes La Real Sociedad mantiene la calma y no va a perder la cabeza por traer al sustituto de Isak

El conjunto txuri-urdin tiene siete días para reforzar la plantilla con uno o dos jugadores

Miguel González
MIGUEL GONZÁLEZ

El reto es mayúsculo: encontrar un sustituto a Alexander Isak en un plazo de siete días sin que el vendedor se aproveche de la situación para inflar su precio por encima del mercado. Si el club ya trabajaba en la posibilidad de hacer un retoque final para redondear la plantilla, ahora apuntan a ser dos los refuerzos que podrían llegar en esta última semana de mercado.

La unidad de reclutamiento tiene los deberes hechos y conoce la situación de aquellos jugadores que están en su radar. Ahora queda tomar la decisión de qué botón apretar y el coste que supondría esa operación. En cualquier caso, el sustituto de Isak no llegaría antes del partido contra el Elche, ya que el club no se va a apresurar en mover ficha, por lo que tendrán que ser Cho, Kubo, Barrenetxea, Karrikaburu, Navarro, Silva y compañía los que lleven la responsabilidad en ataque en el Martínez Valero.

Sorloth sigue gustando

El delantero noruego está en la agenda de la dirección de fútbol, pero ello no significa que vaya a venir. Su rendimiento en la pasada temporada dejó satisfechos tanto a Olabe como a Imanol, pero en junio no era factible su fichaje por una cuestión económica. El Leipzig pagó 20 millones al Crystal Palace hace dos veranos y ahora quiere recuperar esa inversión, sin contar el salario del futbolista. Tedesco cuenta ahora con Timo Werner y una delantera con Nkunku, André Silva, Szoboszlai, Olmo y Forsberg, por lo que el noruego no tiene sitio en el equipo. Está en la rampa de salida pero puede haber mejores opciones a precio más asequible.

También se ha relacionado a Griezmann con la Real Sociedad aprovechando que el Atlético no sabe qué hacer con él porque si juega el 50% de los minutos en Liga tiene que pagarle 40 millones al Barcelona. El francés cobra cerca de 10 millones de euros netos en el Wanda y si el conjunto colchonero quiere sacarle es para ahorrarse su ficha, que no sería asumible ni aunque se tratase solo de una parte de ella.

En Anoeta tienen claro que las incorporaciones que hagan en esta última semana de mercado deben responder a una necesidad estructural, como cuando llegó Isak hace tres años, por lo que uno de ellos sería joven. Otra cosa es que le acompañe también alguien más veterano.