CUANDO CASI TODO NO ES SUFICIENTE

Zaldua centra a la portería azulgrana y Busquets trata de cortar su envío. / ARIZMENDI
Zaldua centra a la portería azulgrana y Busquets trata de cortar su envío. / ARIZMENDI

Borja Olazabal
BORJA OLAZABAL

  • 1

EL PRIMERO GOL, ANTES DE EMPEZAR EL PARTIDO. Que el de ayer era un día especial lo sabían hasta en China. El viento soplaba a favor y la Real empezó a ganar antes incluso de que comenzara el choque. Lo hizo con la animación de la grada Aitor Zabaleta y con el emotivo primer gol de Anoeta, que lo marcó Imanol Agirretxe durante el homenaje que se le tributó. Y el festivo inicio de jornada lo cerró Aritz Elustondo haciendo el 1-0, un gol que pasará a la historia. Llegó en el minuto 12, en el rechace de un córner y con la zurda. Es el gol 3.300 en la historia de la Real.

  • 2

PARDO, POR DELANTE DEL BALÓN Y PRESIONANDO. La disposición táctica de Asier Garitano dejó cosas interesantes. Por ejemplo, a un Rubén Pardo que jugó por delante del balón y que, sobre todo, se encargó de presionar arriba la salida de balón blaugrana. Marcó a Rakitic y Piqué en todo momento e impidió que el Barça jugara con comodidad. Eso permitió a la Real mandar en el marcador durante muchos minutos y no verse sometida hasta que el cansancio empezó a aparecer en las piernas de sus jugadores. Pardo fue uno de los sustituidos. Antes, un sprint de 80 metros para presionar a Piqué y provocar un córner le valió la ovación de la grada.

  • 3

OCASIONES DESPERDICIADAS. Con el 1-0 en el marcador, la Real dispuso de varias ocasiones claras para doblar su ventaja, pero las marró. Oyarzabal fue el primero, pero tiró el balón fuera, y luego fueron Theo y Juanmi, que se encontraron con las vitales intervenciones de Ter Stegen. Los realistas no aprovecharon las que tuvieron para hacer el 2-0. Messi ni había aparecido por el nuevo Anoeta, pero cuando al Barça se le perdona la vida, ya saben lo que pasa.

  • 4

ERRORES DEFENSIVOS Y FALTA DE CONTUNDENCIA. No había hecho nada el conjunto catalán en todo el partido. Rulli había pasado prácticamente desapercibido. Pero los catalanes tienen ese algo que da partidos. No les salieron las cosas mediante la posesión, su gran arma, y se llevaron los tres puntos que se pusieron en juego a balón parado. Y lo peor es que los dos goles del Barça no llegaron por su buen hacer, si no por la falta de contundencia de la zaga realista. Dos balones que ni Rulli ni la defensa supieron despejar y que fueron aprovechados por Luis Suárez y Dembélé.

  • 5

ANOETA, UN CAMPO DE FÚTBOL DE LOS QUE APRIETA. Recordar Atocha viendo a la afición tan cerca de los jugadores es inevitable. Entonces, la grada daba esa garra que le faltó al equipo en las jugadas de los dos tantos del conjunto catalán. Pero a buen seguro que se la acabará dando. Porque el empuje de la afición durante los 90 minutos fue espectacular. Anoeta retumbó como lo hacen los campos de fútbol de verdad. Anoeta ahora aprieta. Acabará dando puntos.

Temas

Anoeta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos