Un niño ondea feliz una bandera de la Real en un partido en el Reale Arena. / ARIZMENDI

Real Sociedad Casi 700 socios han vendido su asiento al club para el domingo

El goteo de entradas continúa, la iniciativa de la Real funciona y el club espera alrededor de 35.000 aficionados para el partido del Barcelona

Beñat Barreto
BEÑAT BARRETO

La Real Sociedad estrenó la temporada en el Nuevo Mirandilla de Cádiz con victoria y bajo el calor de mil aficionados que dieron color y ánimos para ayudar a que los tres puntos se vinieran para casa. Si la fiesta fue total en tierras andaluzas, lo que espera el domingo en el Reale Arena aspira a dejarla pequeña. Y es que la Real prevé que alrededor de 35.000 personas se den cita en el feudo donostiarra para recibir al FC Barcelona de Xavi, que viene de pinchar en el debut ante el Rayo Vallecano.

El club estrenará para el choque del domingo una iniciativa que, sin duda, ha sido bien acogida por parte de los socios realistas. Será el primer partido en el que los socios puedan ceder al club su localidad para su posterior venta, en caso de que no puedan acudir o prefieran obtener un beneficio económico para abaratar el abono. A última hora de ayer casi 700 socios habían puesto a disposición del club su abono para que la Real vendiera posteriormente la localidad a otro usuario. Todas ellas, sin excepción, se vendían a los pocos minutos, por lo que se puede apreciar que la iniciativa surte efecto y, por ende, los aficionados de la Real están ansiosos por ver a su equipo ante un rival de entidad como el Barcelona. El problema es simple; no hay sitio en Anoeta. Con los más de 37.000 socios no se ponen tantas entradas a la venta y cuesta conseguir asiento.

A lo largo de la tarde el goteo de entradas fue continuo, y según iban saliendo nuevos asientos libres se iban vendiendo casi al instante, independientemente del lugar del estadio. Se vendieron billetes en todas las zonas del campo, incluso en la grada familiar y grada Aitor Zabaleta.

Las más de cien localidades que se pusieron a la venta durante la tarde de ayer se vendieron al instante

No es de extrañar que según vaya avanzando la semana la cifra de entradas cedidas al club ascienda y pueda alcanzar el millar, si bien desde el propio club se muestran satisfechos con la respuesta que ha tenido el socio. Pese a que el partido es uno de los más grandes de la temporada dado el potencial del Barcelona y el cierto rechazo que produce en el aficionado txuri-urdin, el choque no deja de ser en pleno agosto, con la Semana Grande recién terminada y en domingo a las 22.00 horas. Es normal que algún socio falle. Si bien gran parte de los aficionados desplazados a Cádiz estaban de vacaciones por el sur, también es cierto que haya socios que no puedan acudir al estreno en Anoeta.

El récord de asistencia, difícil

Pese al horario discotequero el Reale Arena se vestirá de gala y desde el club estiman que la cifra de espectadores pueda rebasar los 35.000 espectadores, aunque son conscientes de que superar el récord de asistencia es francamente complicado. El encuentro con más aficionados en el Reale Arena es el derbi del año pasado ante el Athletic con 37.066 aficionados, aunque la presencia de los mil aficionados rojiblancos colaboró al récord, algo que difícilmente ocurrirá el domingo en la grada visitante.