Xabi Alonso se ha despedido en rueda de prensa.

Real Sociedad

Xabi Alonso: «¿Entrenador del primer equipo? No tenía ninguna lógica»

Xabi Alonso deja el club tras tes años en el Sanse «más preparado como entrenador» y dice «no tener respuesta» sobre su futuro

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Xabi Alonso dio ayer su penúltima conferencia de prensa como entrenador del filial de la Real Sociedad -la última será esta noche tras el partido ante el Zaragoza en el Reale Arena-, 1052 días después de que fuera presentado en Zubieta por parte de Jokin Aperribay y Roberto Olabe como técnico del Sanse. «La valoración de estos tres años es positiva», deslizó el tolosarra en la sala de prensa de Zubieta. «El descenso, que nos ha dejado tristes a todos, no empaña la labor desarrollada en los últimos tres años». Los números dicen que Alonso se quedó a las puertas del playoff en su primer año al frente del Sanse porque tras 28 jornadas la competición se detuvo por la pandemia, un año después ascendió al equipo a Segunda y en este curso no ha podido salvar la categoría. «No tengo ninguna espina clavada, ni mucho menos. De hecho creo que me voy con un buen sabor de boca aunque no hemos podido salvar la categoría», comentó el excampeón del Mundo. Alonso insistió en que «la única espina clavada que tengo aquí es como jugador», acerca del subcampeonato liguero en la temporada 2002/03 y que siempre cita el tolosarra como 'el título que le falta' en su dilatada y ducha carrera como jugador profesional.

La decisión de abandonar el filial realista le ha llevado su tiempo y, como explicó, no resultó un asunto que se puede despachar en un santiamén. «Tomar una decisión como estas no es nada sencillo porque independientemente de todo lo que se vive como jugador, yo ya estoy en la etapa de pensar y ser como entrenador, en un club que es mi club, del que he sido, soy y seré aficionado. Poder trabajar aquí y poder estar en el Sanse ha sido una suerte y un privilegio», indicó el exjugador tolosarra.

Alonso echa la vista atrás, a aquel mes de agosto de 2019, y el cómputo es de más aspectos positivos que negativos. «Haciendo un balance de los tres años por cómo yo llegué, la expectativas y la ambición con las que llegaba, me quedo con una valoración muy positiva», apuntó el hasta hoy entrenador realista. «El descenso creo que no empaña la trayectoria de tres años, creo que me quedo con un muy buen recuerdo», indicó.

«En las mejores manos»

El tolosarra no eludió ninguna de las preguntas y contestó de forma impecable tanto en euskara como en castellano. Hubiera dado igual si alguien le hubiese formulado las preguntas en inglés o alemán. Incluso cuando se cruzó una cuestión que ha sido motivo de comentario en la calle por parte de aficionados y simpatizantes de la escuadra txuri-urdin. Si Xabi Alonso, en algún momento de su estancia en Zubieta como entrenador, ha tenido la oportunidad o se ha especulado con la posibilidad de entrenar al primer equipo txuri-urdin. «En ningún momento me han ofrecido el primer equipo porque está en las mejores manos», contestó de forma tajante Alonso. Para después alargar su respuesta y explicar lo que ha realizado Imanol en las tres temporadas que el tolosarra ha estado en el filial. «Han ganado un título, desde el 87 no lo hacíamos, y eso es incuestionable y no se puede poner en duda. Nunca se ha manejado esa situación porque no ha habido esa necesidad, no ha habido opción de entrenar al primer equipo porque no hubiera sido lógica». El exjugador de Real, Liverpool, Madrid y Bayern aclaró que sabía perfectamente que su labor estaba en el Sanse y no dio pie a ningún tipo de polémica. «Yo ya he sabido cuál era mi sitio y he aceptado encantado cuál era el lugar que me tocaba. He aprendido mucho de ver de cerca el primer equipo en el día a día».

Eso sí, el que fuera genial mediocentro blanquiazul, ni mucho menos cerró la puerta a la opción de que en algún momento pueda hacerse con las riendas del equipo. «Si en un futuro ocurre, y de manera natural, si surge esa oportunidad, estaré encantado, por supuesto».

Antes de que llegue esa casuística, se le pidió a Xabi Alonso que despejara la incógnita de cuál será ahora su futuro, o al menos, que diera alguna pista. «Estoy mucho más preparado después de estos tres años», aseguró el tolosarra. Y sobre su devenir se limitó a decir que «no tengo respuesta. Vamos a ir valorando y para mí es una decisión fundamental, es un siguiente paso determinante y lo tengo que valorar muy bien».

El día a día ha sido «fácil y cómodo», destaco Alonso, haciendo hincapié en que «hemos estado muy cerca y la comunicación entre el Sanse y el primer equipo ha sido muy directa». Hablando de los objetivos que se habían marcado a principio de temporada, Alonso destacó tres. «Seguir siendo el Sanse a pesar de la categoría para ser soporte del primer equipo; seguir desarrollando la plataforma 'Sanse' y que los jugadores estuvieran preparados para cuando Imanol los necesitará; y mantener la categoría». Sobre este punto, el exrealista apuntó que «nos han faltado cosas y eso nos ayuda a los técnicos para ser mejores». El tolosarra se congratuló de que «en la convocatoria de la Sub-21 hay cuatro jugadores del Sanse más Jon Pacheco. El siguiente club que más nombres aporta tiene dos jugadores». El técnico blanquiazul puso el énfasis en que durante esta etapa se ha sentido «muy cercano a los jugadores y hay que seguir exigiéndoles y motivándoles» de cara al futuro para que Zubieta siga siendo lo que hoy es: la mejor cantera de Primera.

El último baile

Alonso vivirá esta noche (21.00 horas) un día muy especial con el último partido de Liga ante el Zaragoza en el Reale Arena. «Queríamos llegar vivos a este último partido pero no ha podido ser», comentó el guipuzcoano. «Queremos terminar bien la temporadas», señaló con el objetivo de obtener hoy un buen resultado en su último choque en el banquillo realista.