Mikel Merino comparece en una rueda de prensa. / arizmendi

Real Sociedad | Rueda de prensa

Mikel Merino: «Tenemos que dar talla europea desde ya»

Mikel Merino afronta su quinta temporada en la Real, es uno de los capitanes y quiere demostrar «que soy uno de los mejores medios centro de la liga»

BEÑAT BARRETO | MIKEL CALVO

Mikel Merino es uno de los estandartes de esta Real Sociedad. El navarro encara su quinta temporada en Donostia con «la máxima ilusión» y con la idea clara de que «esta Real todavía tiene mucho que crecer, al igual que yo, todavía veo que puedo seguir progresando en este equipo», ha declarado en rueda de prensa previa al partido del Cádiz. Tanto él como sus compañeros afrontan «una dura temporada con tres competiciones, pero es el nivel que queríamos y ahora toca responder sobre el campo». Entiende que el equipo «llega bien, preparado, y no hay que sacar muchas conclusiones de la pretemporada. Hay que tomárselo con tranquilidad porque no te encuentras bien físicamente, ni tienes las mejores sensaciones con el balón», detalla.

El pamplonés no ha sabido decir si alguna de las tres competiciones le ilusiona más que otras, aunque es consciente de que «tenemos un debe en el tema de Europa, es una competición con la que tenemos mucha ilusión y no hemos dado el nivel que tenía el equipo». Así, lo que más desea es que «se vea una temporada completa a todos los niveles, conseguir una versión madura en todas las competiciones. Es complicado, pero por calidad de plantilla y por los jóvenes que llegan estamos preparados», ha dicho con confianza.

Merino ha crecido, indudablemente, de la mano de Imanol Alguacil. «Me siento un privilegiado de poder estar en este vestuario, ser uno de los capitanes, me siento importante y con galones y voy madurando. Estoy consiguiendo sentirme importante por el valor que me ha dado Imanol, mis compañeros también, los jóvenes te muestran respeto y es bonito sentirse querido».

Sin embargo, la Real ha perdido jugadores con experiencia como Januzaj, Portu, Zaldua, Rafinha... algo que «no preocupa al grupo. Dentro no hay incógnitas, sabemos qué somos capaces de hacer, esto es fútbol de alto rendimiento y tienes que responder ya, aquí no espera nadie. Tenemos que ser un equipo de talla europea desde ya para seguir compitiendo», remarca un Merino siempre ambicioso. El año pasado cada vez que recibía una patada, el aficionado realista temblaba. «Lo vivo genial, es lo que quiero, jugar al fútbol porque es lo que me hace feliz. Siempre y cuando pueda aportar, si veo que no puedo por dolor seré el primero en decir que juegue otro compañero».

«Ver a una Real saneada da tranquilidad»

En la Liga de las palancas en la que muchos equipos todavía no pueden inscribir a muchos jugadores, la Real es una rara avis. «Ver a la Real saneada es un plus, te da tranquilidad. No tienes dudas, no estás pendiente de movimientos, prensa... eso te da tranquilidad para competir, pero luego nosotros también ayudamos para conseguir los objetivos». Desde Anoeta se han desembolsado 31 millones de euros por Cho, Brais y Kubo, jugadores «con muchísima calidad, ahí están las cualidades encima de la mesa. Además son buena gente, humildes, y eso siempre aporta al grupo». Pide, eso sí, cierto «tiempo» para que «se puedan adaptar. Es imposible llegar a la Real y adaptarse nada más llegar porque tenemos un sistema de juego marcado y se requiere orden, pero lo cogerán enseguida», tranquiliza a la parroquia realista.

A nivel personal, Merino quiere seguir creciendo puesto que tiene un objetivo entre ceja y ceja. «Quiero participar en el Mundial, es difícil estar en esa lista por la calidad que hay, pero al mismo tiempo tengo confianza para demostrar el nivel que tengo. Quiero demostrar que soy uno de los mejores medios centro de la liga», dice con contundencia, aunque, primero, «está la Real y cumplir los objetivos aquí».

Alguien que no estará en Qatar es Mikel Oyarzabal. «Es una pérdida importante; es el capitán, aporta goles, valores, a nivel defensivo... el hecho de que esté en el campo ya influye en el resto de los compañeros». Al '10' le ve «bien y con muy buenas sensaciones, tiene un proceso largo, pero seguro que vuelve genial», ha sentenciado.

«Mi apuesta por la Real ha sido un éxito y tengo margen de mejora en este equipo»

Mikel Merino arrancará el domingo su quinta temporada como jugador de la Real Sociedad. Con contrato hasta 2025, Merino continúa manifestando que «estoy encantado aquí». El zurdo se siente «un privilegiado de poder estar en este vestuario, ser uno de los capitanes. Me siento importante, con galones, estoy madurando como futbolista y persona gracias en parte al valor que me han dado Imanol y mis compañeros», declaró ayer Merino.

Haciendo balance, apunta sin tapujos que «mi apuesta por la Real ha sido un éxito y todavía tengo margen de mejora en este equipo. Mientras crea que pueda seguir mejorando estoy aquí muy feliz», apostilló cuando fue preguntado por si estaba para dar un salto más a un equipo superior a la Real.

Todos los equipos afrontan una temporada distinta a todas las anteriores. En noviembre el fútbol se detiene para la disputa del Mundial de Catar, cita que no se quiere perder Mikel Merino. De momento, lo tiene cuesta arriba al quedarse fuera de las últimas listas de Luis Enrique. «Poder participar en el Mundial es uno de mis objetivos, es difícil estar en esa lista porque la calidad es enorme, pero al mismo tiempo tengo confianza para demostrar que soy uno de los mejores centrocampistas de la Liga». Eso sí, Merino es consciente que «primero está la Real y tengo que hacer un gran trabajo aquí».

Mikel Merino tiene de manera oficial un nuevo contrincante por el puesto de interior. Beñat Turrientes hereda el dorsal 22 de Barrenetxea y pasa a ser integrante del primer equipo a todos los efectos. «Es una alegría que consiga dorsal por todo lo que cuesta, pero sabe que lo más importante llega ahora y es mantenerse. Tiene una calidad asombrosa, se perfila bien, su primer control es bueno... tiene unas cualidades innatas asombrosas».