Imanol Alguacil, pensativo durante el entrenamiento de este viernes en Zubieta. / ARIZMENDI

Real Sociedad

Imanol Alguacil saca el látigo

El oriotarra se muestra enfadado con la pretemporada de algunos jugadores, insta a otros a «rendir desde ya» y desliza que «se ha abierto la puerta» a varios jóvenes cuando en otros casos eran ellos quienes la derribaban

MIKEL CALVO | BEÑAT BARRETO

Todavía no ha comenzado la temporada e Imanol Alguacil ya ha sacado el látigo. Ayer lanzó varios mensajes contundentes durante la primera rueda de prensa del curso. «Algunos jugadores no han aprovechado la pretemporada y no llegan en las mejores condiciones al primer encuentro. No estoy contento con cómo están algunos», dijo nada más comenzar su discurso, si bien durante más de media hora deslizó el mismo mensaje, visiblemente molesto con la preparación de alguno de sus pupilos.

Eso sí, no dio nombres. «En pretemporada pasan muchas cosas y unos están mejor que otros porque se preparan para estar listos para la primera semana, pero otros no están en condiciones. A ver si dentro de poco puedo decir lo contrario», disparó de nuevo. Algo ha pasado durante la preparación estival que no le ha terminado de convencer, un mensaje que también lanzó el comienzo del pasado curso. Esta vez los dardos llevaban más veneno.

«Algunos jugadores no han aprovechado la pretemporada y no me gusta cómo están, porque no están bien»

Pese a todo y dejando de lado la condición física, Imanol está encantado con los más de 25 futbolistas que tiene a su disposición. Se fueron Januzaj, Portu, Zaldua, Monreal, Ryan... pero el oriotarra entiende que «sí, tenemos mejor plantilla que el año pasado. Hay mucho trabajo por delante porque muchos no tienen experiencia, aunque tienen que dar tres pasos de gigante desde ya mismo. La liga arranca ya y no espera a nadie, no se puede especular», volvió a cargar la escopeta. «No se puede regalar nada, los fichajes se tienen que adaptar rápido, lo mismo que los jóvenes del filial. Todos confiamos en ellos, pero tienen mucho que mejorar». Si bien durante los últimos meses se ha deshecho en elogios sobre los canteranos y el filial, ayer pidió inmediatez. Quiere contar con ellos, pero se deben poner las pilas. «Cuando tengan la opción es cuando contestarán si están preparados. La Real vive de estos jugadores, pero les toca a ellos aprovechar. Se les ha abierto la puerta, aunque hay veces que la derrumban, en este caso creo que se les ha abierto. Aunque se lo merecen».

«En verano pasan cosas y algunos están preparados para la semana uno, pero otros no están en condiciones. Ojalá pronto pueda decir lo contrario»

Mismo mensaje para los tres fichajes pese a que Cho, Kubo y Brais tienen 18, 21 y 25 años respectivamente. «Hemos mejorado porque tenemos muchos jugadores versátiles para cambiar durante el partido, pero tendrán que responder sobre el campo y no decir yo qué pueden aportar». Esta vez sí que puntualizó en una zona del campo, aunque tampoco quiso señalar personalmente a ninguno de sus pupilos. «Los delanteros tienen que tener instinto y hambre, a ver si lo sacamos de una vez porque tenemos calidad. Eso sí, con Take y Brais hemos ganado disparo lejano», sonrió.

«No se puede regalar nada. Los fichajes tienen que adaptarse rápido y lo mismo con los del filial, tienen mucho que mejorar»

La Real ha desembolsado 31 millones de euros por los tres, algo que «no me hace sentirme presionado. Ahí están los datos, está claro, pero la ilusión ya estaba incluso si no hubiésemos fichado a nadie. Ese nivel de exigencia lo vamos a seguir teniendo. Ni los campeones de liga fueron tres veces consecutivas a Europa y pelearemos por ir cuatro veces porque queremos seguir haciendo historia», deseó con fuerza.

Deja la puerta abierta

El jefe de la nave desliza que la Real busca un tercer portero, mientras que no se moja al ser preguntado por si grandes clubes podrían venir a por sus jugadores más valiosos. «No me incomoda nada, los jugadores tienen claro dónde están y qué quieren. Siempre puede haber sorpresas, pero no me preocupo por ello. Quieren triunfar aquí». Sobre la posible llegada de un cancerbero, el míster dijo que «como dice Olabe el mercado es un ser vivo, pero mis porteros ahora son Remiro y Zubiaurre».

Termina contrato y sin renovar

Imanol Alguacil arranca su cuarta temporada al frente del primer equipo como entrenador a todos los efectos. «Estoy con ganas, súper motivado, pero lo que hemos hecho es historia y no miro para atrás, solo para adelante. Queremos darle continuidad». Su objetivo personal es obtener la mejor versión de todos los jugadores. «Tengo que conseguir sacar los ojos a los jugadores, si lo consigo, una vez más estaremos cerca de hacer un año importante, bueno. Pero eso no es entrar en Europa, sino ser un mejor equipo que el año pasado». El oriotarra declara que no siente el desgaste diario de Zubieta. «Espero que no me veáis cansado, ni ahora ni durante el año», bromeó.

El jefe de la nave termina contrato en junio de 2023 y de momento no hay demasiados avances en su renovación, algo que «no me parece extraño, no es la primera vez. El club sabe qué tipo de entrenador soy, tanto Jokin como Roberto me conocen y saben lo que pienso». Esa exigencia que exige a sus jugadores se la impone él mismo. «Me tengo que ganar la renovación día a día y que termine contrato no cambia nada. Ni en la directiva, ni en mí, todos tenemos claro lo que queremos», contestó.

El entrenador no podrá contar en todo 2022 con Mikel Oyarzabal, aunque «no le echo de menos porque ya sé que no lo tengo. Me conocéis, es importantísimo, pero no queda otra que apretar con los que quedan. Insisto, hay algunos que no están bien y se tienen que poner ya, pero los que no están disponibles no me preocupan».