La permanencia no se consigue sola

PRENSA2

Segunda División

La permanencia no se consigue sola

Un golazo del lateral casi al final deja al Sanse a dos puntos de la salvación tras los pinchazos de Sporting y Málaga

Iker Castaño
IKER CASTAÑO

Que den por muerto al Sanse es lo mejor que puede pasar. Con la victoria de ayer en Fuenlabrada se ha reducido la distancia respecto a la salvación en ocho puntos en apenas tres semanas. Ya están a dos tras aprovechar los pinchazos ayer de Málaga y Sporting, que empataron ante Oviedo y Huesca, a falta de nueve por disputarse. El milagro es posible.

Xabi Alonso contó con Martin y apostó nuevamente por esa línea inicial de cinco atrás como en Valladolid. En los primeros compases del duelo, el esférico lo controló el equipo vestido con camisetas de color berenjena, es decir, los realistas. Esa superioridad inicial se tradujo en ocasiones, como la del minuto cuatro, donde Lobete aprovechó un clamoroso error en salida de León para disparar ligeramente desviado. Se le quedó algo atrás. Poco más tarde, lo intentó Navarro, habitual partícipe en las jugadas de peligro, que lanzó un cañonazo desde fuera del área que rozó el palo.

A base de faltas y un goteo de llegadas, el Fuenlabrada se fue asentando en el encuentro, pero apenas generó peligro. Después de una falta rechazada a Martin desde la frontal, llegó la primera de las acciones discutidas. El mismo que hace menos de dieciséis horas estaba en la ciudad del Turia se la regaló a Alkain para que este marcara ante Altube. El colegiado lo invalidó por un fuera de juego que apenas se aprecia en la imagen. La rodilla del potrillo es la que parece marcar la jugada. A la siguiente, los madrileños dieron el primer susto con un disparo de Ontiveros que atajó bien Zubiaurre.

El fútbol es caprichoso. Y si no, que miren el final de la primera mitad en el Fernando Torres. Lobete perdonó en la mejor ocasión de los txuri-urdin tras deshacerse en un mano a mano de Altube y mandarla al palo. Segundos después, gol del Fuenlabrada por un error de Zubiaurre, que detuvo primero el disparo de Ontiveros pero dejó un rechace para que Bouldini no perdonara.

Tras el paso por vestuarios, el Sanse continuó volcado al ataque. Un disparo a ras del suelo de Ander Martin le dejó cerca del empate, pero salió repelido por la defensa azulona. Y cuando más apretó, más se acercó al gol. Superada la hora de encuentro, un centro desde la izquierda por el mismo Ander Martin, que estaba en todos lados, fue rematado por Alkain. Poco ortodoxo, pero entró, que era lo que valía.

1 Fuenlabrada

Altube; Valentin (Gozzi, min.66), Pulido (Diamé, min.66), Tachi, Iribas; León (Zozulia, min.75), Cristóbal, Ndubusi, Amigo (Kante, min.60); Bouldini y Ontiveros (Anderson, min.75).

2 Sanse

Zubiaurre; Sola, Blasco, Urko (Garrido, min.87), Arambarri (Clemente, min.79), Martin (Gómez, min.79); Turrientes, Aldasoro; Alkain (Magunazelaia, min.68), Navarro y Lobete (Karrikaburu, min.68).

  • Goles: 1-0: min. 44, Bouldini. 1-1: min. 62, Alkain. 1-2: min. 94, Sola.

  • Árbitro: López Toca (cántabro). Amonestó a Tachi, Gozzi, Bouldini (doble amarilla), Iribas y Zozulia en el Fuenlabrada y a Martin y Turrientes en el Sanse.

  • Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 39 de la Liga Smartbank disputado en el Fernando Torres.

El tolosarra ya no lo veía tan oscuro, por ello introdujo a dos jugadores ofensivos frescos desde el banquillo para ir a por la remontada. Después de varios disparos rechazados por el muro del Fuenlabrada, entre ellos el de Urko, además de un disparo alto de Sola a centro de Navarro, llegó el gol. El de la esperanza. Antes expulsaron a Bouldini en apenas dos minutos tras dos faltas claras. Recibió Sola en el costado, se incrustó hacia dentro, como a él le gusta, y disparó cruzado para mandar el esférico al fondo de la red y enviar un claro mensaje a los que no creían en el filial realista. Con el esfuerzo y el trabajo de la plantilla se han ganado el derecho a pelear por la salvación cuando quedan tres jornadas.