Borrar
Sergio Gómez celebra un gol con Elring Haaland.
Sergio Gómez, un lateral zurdo que puede jugar de extremo y es fan de David Silva

Sergio Gómez, un lateral zurdo que puede jugar de extremo y es fan de David Silva

Perfil ·

Vincent Kompany, actual técnico del Bayern de Múnich, retrasó su posición en el Anderlecht, donde llamó la atención del City

DV

San Sebastián

Martes, 11 de junio 2024, 06:56

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un lateral izquierdo de proyección ofensiva, polivalente, zurdo, de buen pie, con carisma –el necesario para ser capitán en la selección Sub-21–, y el sello de talento de la Masía. Es una posible descripción de Sergio Gómez. La Real se ha interesado por él dentro de su búsqueda de un lateral izquierdo, pero quienes conocen a este catalán de 23 años no le encasillan en esa posición y abren el abanico de roles que puede desempeñar en el campo, justo lo que encandila a la dirección deportiva txuri-urdin.

Del Barça salió al Borussia Dortmund, donde no encontró su sitio, y volvió para jugar en el Huesca en Segunda. En aquel equipo que ganó la Liga y ascendió a Primera en la 19/20 jugó como extremo, incluso de mediapunta en ocasiones. Completó un año más en la máxima categoría en Huesca y fue fichado por Anderlecht belga, donde cambió su carrera. Allí se puso a las órdenes del técnico Vincent Kompany –actual entrenador del Bayern de Múnich–, quien retrasó su posición para hacerle jugar de lateral. Desde esa demarcación defensiva cuajó sus mejores actuaciones. Tanto destacó que llamó la atención del mismísimo City. Guardiola pidió su fichaje y el club inglés pagó 15 millones de euros por él.

Con los 'citizens' disputó doce partidos en su primera temporada en Manchester, contribuyendo con su grano de arena a una temporada culminada con los títulos de la Premier y la Champions. Después lideró a la Sub-21 en la Eurocopa, donde retomó su rol más ofensivo como extremo, intercalando esa posición con la de mediapunta, incluso la de extremo derecho. La Rojita llegó hasta la final, donde perdió contra Inglaterra. Turrientes, Pacheco y Barrenetxea compartieron vestuario con el barcelonés.

Ha declarado que le gusta cómo juega la Real y es fan de David Silva. Puede tomar ahora su mismo camino: de Manchester a Donostia.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios