Real Sociedad | Entrenamiento

Seis jugadores de campo más los porteros, en Zubieta

Entrenamiento de la Real Sociedad en Zubieta. /LUSA
Entrenamiento de la Real Sociedad en Zubieta. / LUSA

Imanol ha tirado del Sanse para completar el entrenamiento. Zurutuza y Kevin aún no tocan balón con el grupo, pero ambos han corrido a buen ritmo

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE San Sebastián

La Real Sociedad se ha entrenado este frío y lluvioso lunes en Zubieta tras el empate firmado ayer en Vallecas. Como suele ser habitual, los que salieron de inicio en Madrid han hecho un trabajo diferente, más liviano, para recupersarse del esfuerzo realizado en el partido.

Entre los lesionados que tiene el equipo y que hoy es un día postpartido, Imanol solo ha contado con seis jugadores de campo del primer equipo. Han sido Navas, Zaldua, Pardo, Sandro, Juanmi y Merino, más los porteros Rulli, Moyá y Zubiaurre. El resto han sido jugadores que están a caballo entre el Sanse y el primer equipo: Guridi, Guevara, LeNormand, Concha y Aihen. Pardo se ha entrenado con normalidad, parece que ha dejado atrás sus molestias en el hombro que arrastra desde el Bernabéu, por lo que estará disponible ante el Huesca.

La nota positiva la han dejado Zurutuza y Kevin. No tocan balón con el grupo todavía pero han corrido a buen ritmo.

Quedan todavía seis días hasta el partido ante el Huesca y quizás Kevin podría entrar en la convocatoria.

Imanol ha dispuesto un rectángulo de 20x10 metros en el que ha reclamado a los defensores intensidad para tratar de recuperar el balón cuanto antes y a los atacantes movimientos rápidos para superar esa presión. El técnico se ha desgañitado. Ha estado encima de los jugadores, a los que ha corregido y animado en el rato largo que ha durado el ejercicio.

En otra zona del campo, el entrenador de porteros Luis Llopis ha trabajado con Rulli, Moyá y Zubieta, mientras que Zurutuza y Kevin han ido aumentado el ritmo de carrera de forma progresiva y han llegado a tocar balón al margen del grupo.

El equipo descansará mañana martes y desde el miércoles se entrenará a puerta cerrada. Hoy, pese a ser festivo en San Sebastián, apenas media docena de aficionados han seguido el entrenamiento en directo.