El proyecto del millón de euros

Las jugadoras y el cuerpo técnico de la Real Sociedad, en la sesión preparatoria del viernes, poco antes de salir para la final de la Copa de la Reina. / JOSÉ MARI LÓPEZ
Las jugadoras y el cuerpo técnico de la Real Sociedad, en la sesión preparatoria del viernes, poco antes de salir para la final de la Copa de la Reina. / JOSÉ MARI LÓPEZ

La sección femenina de la Real Sociedad supone el 1% del presupuesto total del club | El coste para la próxima temporada aumentará para tratar de apuntalar la plantilla de la Real Sociedad y renovar a los principales pilares del grupo que hizo historia con el título de Copa

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE SAN SEBASTIÁN.

Ni el 3-1 de la Real Sociedad el domingo al Real Madrid del equipo masculino pudo apear de su trono a las grandes protagonistas de la semana, las heroínas de la Copa de la Reina. Treinta y dos años después de la otra Copa conquistada en La Romareda, las futbolistas de la Real Sociedad le dieron un nuevo título al club. Lo hicieron solo quince años después de que la entidad decidiera impulsar un equipo femenino, que echó a andar en las catacumbas del fútbol, la Liga Vasca.

Desde aquel grupo que en 2004 nació con una plantilla de 19 jugadoras -trece de ellas aceptaron la invitación para viajar al Nuevo Los Cármenes-, año a año club y jugadoras crecen de la mano. Así, la entidad fue pionera en dar de alta en la Seguridad Social a sus jugadoras con contratos profesionales, y poco a poco ha ido elevando los emolumentos de la plantilla. El punto de partida estaba a ras del suelo y lo ilustró en 2016 Nekane Soria. Tal como contó, cuando se inició como consejera bajo la presidencia de Jokin Aperribay se encontró con que la plantilla femenina «lavaba la ropa en casa» y no en la lavandería de Zubieta. «Nadie se lo había planteado» hasta entonces.

Las mejoras que estas jabatas han ido logrando suponen aún una inversión relativamente moderada para las cifras que se manejan en el fútbol profesional. Otra cosa es el retorno que obtenga la Real Sociedad que, según publicó en diciembre, esta campaña había previsto un gasto de 900.000 euros -apenas el 1% del presupuesto del club- para toda la sección femenina, que abarca la primera plantilla, el nuevo segundo equipo y el gasto derivado de las jornadas de tecnificación en Zubieta o el convenio con los clubes de Gipuzkoa.

Abrir Anoeta, 75.000 euros

Este año, sin embargo, la Real Sociedad deberá hacer frente a más de esos 900.000 euros presupuestados, que no incluían ni abrir las puertas de Anoeta dos veces -derbi con el Athletic y semifinal copera con el Sevilla- ni el chárter a Granada y las dos noches de alojamiento para la expedición.

Cada partido en el estadio supone un desembolso de entre 70.000 y 80.000 euros -gasto de personal, seguridad, servicio de autobuses financiado en parte por el club...-.

Más

Para el próximo curso, la Real Sociedad prevé elevar su inversión en la sección femenina, sin perder la cabeza. En un mercado en el que las cifras crecen, con una plantilla que se ha revalorizado y un entorno cada vez más ambicioso -no solo el Athletic, también asoman Alavés, Osasuna y Eibar-, no cabe otra. El club mantendrá su política económica y de cantera, pero deberá aumentar la masa salarial, que en la actualidad asciende al 25 o 30% del presupuesto de la sección, lo que equivaldría a unos 250.000 euros, entre 19 jugadoras. El alquiler de pisos o ayudas para estudiar están al margen.

Compromiso de la plantilla

La Real Sociedad lleva semanas trabajando en la composición del equipo 2019/20, y ha cerrado varias renovaciones mucho antes que otros cursos, y por más de un año. Hasta ahora, y salvo excepciones, predominaban las prórrogas por una sola campaña, a menudo por deseo de las futbolistas, algo habitual en la Liga Iberdrola.

Se entiende así que la directora de fútbol femenino, Garbiñe Etxeberria, sugiriera la semana pasada que «las jugadoras deben poner de su parte», al apuntar que «en los clubes, las jugadoras en general se echaban para atrás cuando ibas con propuestas de más de un año. Este año 16 jugadoras acababan contrato».

La Real Sociedad ha confirmado ya la continuidad de Eizagirre, Baños, Quiñones, Itxaso, Iraia, Mendoza, Palacios y Olaizola. Es de esperar que se sumen Etxezarreta, Cardona, Torre, Beltrán... Bautista, que acaba contrato con el Atlético de Madrid, podría seguir tras su cesión. Quedaría por aclarar el caso de Soldevila, Manu Lareo y Chini, felices en Zubieta.

Por contra, Nahikari García aún no ha firmado por el Atlético. La de Urnieta ambicionaba aspirar a ganar la Liga y jugar la Champions, pero lo vivido en la última semana le podría llevar a posponer su salida de la Real Sociedad. En Madrid no sería titular indiscutible como en Zubieta.

La única baja segura es la de Sandra Ramajo, que ha decidido no renovar. Podría unirse la portera suplente, Oihana Aldai, ante el buen rendimiento en el filial de Elene Lete -tercera guardameta en Granada- y Adriana Nanclares, cedida en el Oiartzun en Segunda División.

La plantilla 2018/19

Nerea Eizagirre, 2022
Leire Baños, 2021
Mariasun Quiñones, 2021
Itxaso Uriarte, 2021
Iraia Iparragirre, 2020
Nuria Mendoza, 2020
Sara Olaizola, 2020
Kiana Palacios, 2020
Oihana Aldai, 2019
Bea Beltrán, 2019
Marta Cardona, 2019
Ane Etxezarreta, 2019
Nahikari García, 2019
Manu Lareo, 2019
Chini Pizarro, 2019
Paolo Soldevila, 2019
Maddi Torre, 2019
Carla Bautista, 2019
Sandra Ramajo, 2019 (No seguirá)