Segunda B

El Sanse se reencuentra con la victoria con un Roberto López estelar

Roberto López celebra su gol/P. Martínez
Roberto López celebra su gol / P. Martínez

El mediapunta aragonés marcó un gol espectacular desde 40 metros y asistió a Calvillo en el 3-1, en un partido en el que el filial realista fue mejor que el CD Vitoria

ENEKO PÉREZ

El Sanse derrotó este domingo de forma solvente al CD Vitoria, filial vitoriano del Eibar, en el José Luis Orbegozo. No era un partido más para los jugadores de Imanol Alguacil, que llegaban a esta cita liguera con urgencias en la clasificación, después de sumar tan solo tres puntos de los últimos 18 en juego y acercarse peligrosamente a los puestos de descenso.

El partido arrancó sin movimiento en ninguna de las dos áreas, hasta que una falta de entendimiento entre Arambarri y el guardameta local, terminó con el gol de los visitantes en el minuto 12, obra de Xesc.

El gol espoleó a los potrillos, que se sacudieron los nervios iniciales para, apoyados en Guevara, Ekaitz y Näis, empezar a hacerse con el control del juego. Así empezaron a rondar el área rival para ir, poco a poco, arrinconando a un adversario que cavó su propia tumba al echarse atrás.

Primero Roberto López lo intentó desde la frontal, pero su disparo se marchó desviado al córner. Después, un cabezazo de Thior al poste derivó en un saque de esquina, y tras un barullo, Arambarri se redimió y subió las tablas al marcador. Las malas noticias llegaron en forma de lesión. Djouahra se retiró en el minuto 25 tras sentir un pinchazo y Calvillo entró en su lugar.

En el minuto 34 llegó la acción más destacada del encuentro. El juvenil Roberto López, recientemente renovado hasta 2025, recogió un balón en el centro del campo, vio al portero adelantado y, tras avanzar unos pasos, la clavó desde 40 metros. Una diana para el recuerdo.

Los potrillos ya mandaban en el marcador, y el mediapunta aragonés, ya enchufado al choque, volvió a demostrar su calidad controlando con elegancia un envío en largo y dejando solo con un gran pase a Calvillo, quien tras haber tirado un buen desmarque fusiló sin contemplaciones a Cebría en el minuto 41.

4 Sanse

Agirre, Petxarromán, Arambarri, Lapeña, Jiménez, Guevara, Guridi, Thior (El Haddadi), López (Sáenz), Näis Djouahra (Calvillo), Olaizola.

2 C D Vitoria

Cebriá, Cipetic, Hernández, López, Pina, Ribeiro (Marí), Ajuriagoikoa, Lara, Regís, Dios (Iruretagoiena), Obieta (Dien)

Goles
: 0-1: Xesc, min. 13; 1-1: Arambarri, min. 20; 2-1: López, min. 34; 3-1: Calvillo, min. 41; 3-2: Obieta, min. 55; 4-2: Guridi, min. 63.
Árbitro
Lou Ballano. Amonestó al local Arambarri y a los visitantes Xesc, Obieta y Lara.

Juego trabado

En el segundo acto el Vitoria entró con ganas de incomodar a la defensa local. Fruto de ese empeño, y tras una gran acción individual, Obieta firmó un gran tanto en el minuto 55 para poner emoción en el marcador.

Sin embargo, la alegría en el banquillo visitante duró muy poco, y eso que estuvieron muy cerca de la igualada. Guridi volvió a poner tierra de por medio en el minuto 64, tras aprovechar un lío en el área provocado por un voluntarioso Iker Olaizola. La Real, a pesar de alguna relajación atrás, estaba siendo mejor que su contrincante y el luminoso así lo reflejaba.

Agirre, que hizo alguna que otra parada de mérito, vivió con relativa tranquilidad el final del duelo, que llegó con oportunidades para ambas escuadras para alterar el resultado. No fue así, y el filial realista se quedó con tres importantes puntos que le permiten alejarse de la zona peligrosa de la tabla y espantar algún que otro fantasma.

 

Fotos

Vídeos