Sanse

El Sanse sigue a cero lejos de Zubieta

Gorostidi y Guevara tratan de robar el esférico a un jugador del Barakaldo. / MIREYA LÓPEZ
Gorostidi y Guevara tratan de robar el esférico a un jugador del Barakaldo. / MIREYA LÓPEZ

Los de Imanol suman una nueva derrota fuera, esta vez en Lasesarre ante el Barakaldo |

FRANCISCO LÓPEZ PRIETO BARAKALDO.

Segundo partido a domicilio de los de Imanol Alguacil y segunda derrota de los potrillos. y sin marcar gol como hace quince días en Santander.

Volvió a caer el filial txuri-urdin lejos de casa. La Real Sociedad B repitió el 2-0 de la temporada pasada en Lasesarre en un partido abierto y disperso en la primera mitad, pero que se resolvió en el segundo asalto. Decidió la eficacia vizcaína de un Barakaldo que ganó gracias a sus dos únicos lanzamientos a puerta tras la reanudación.

Imanol Alguacil introdujo las novedades en el once del central Xiker y los mediocentros Guevara y Gorostidi en detrimento de Le Normand, Zubimendi y Ander Saenz para un choque que comenzó con un primer aviso donostiarra de libre directo de Lapeña cerca del palo. El dominio era alterno, pero cerca del ecuador de la primera mitad acabó convirtiéndose en pura electricidad. Un disparo de David De Paula encendió la mecha para la primera buena respuesta de un acertadísimo Zubiaurre bajo palos.

El mediapunta Antonio Sánchez creó, con su velocidad y desmarque, dudas en la zaga blanquiazul. De él salió un magnífico centro desde la línea de fondo con una volea desviada de Sergio Benito. A partir de entonces fue un toma y daca, con dos equipos volcados al ataque y dispuestos a resquebrajar unas defensas que parecían ciertamente inseguras.

Una gran arrancada desde el mediocampo de Barbosa le dejó ante Zubiaurre, pero el guardameta tapó todos los huecos posibles, salvando el gol a bocajarro del atacante.

Un minuto después, respondieron los visitantes por medio de Celorrio, que cazó un balón dentro del área y su disparo, casi bajo palos, lo sacó un defensor. En el consiguiente rechace, el disparo del adelantado lateral derecho Petxarroman salió muy cerca de la posible conexión con otros dos compañeros.

Zubiaurre, el mejor realista

No hubo tregua y casi a renglón seguido se produjo la respuesta vizcaína. Antonio Sánchez, de nuevo, disparó a bocajarro para el lucimiento de Zubiaurre. En el rechace, casi con toda la portería libre para él, Barbosa remató de cabeza justo al único sitio en el que de forma milagrosa sacó una mano casi impensable para todos los presentes en Lasesarre el guardameta donostiarra. Ya cerca del descuento, la opción fue para el interior Thior, que en el mano a mano ante el portero no supo definir, también gracias a la ayuda de un defensa local.

Tras el paso por los vestuarios, el partido resultó más trabado y menos alocado. Y más cuando el Barakaldo abrió el marcador. Un buen centro desde la izquierda del reconvertido lateral Óscar Prats lo conectó con la testa Villacañas para desesperación de unos blanquiazules demasiados pasivos.

A partir de entonces, los locales dedicaron su tiempo a administrar la ventaja a través de un juego en ocasiones monótono que el técnico visitante decidió cambiar con jugadores ofensivos de refresco.

Vega y Calvillo salieron al césped en unos minutos en los que el Sanse se hacía cada vez con más posesión ante un rival dispuesto a ceder esta iniciativa. Dopi sentenció en el descuento haciéndole esquivos nuevamente los tres puntos al filial lejos de su feudo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos