Sanse

El Sanse ya no es invencible en Zubieta

El Sanse ya no es invencible en Zubieta
Arizmendi

Suma su primera derrota de la temporada en casa merced a un Leioa que puso tierra de por medio con los goles de Garai y Luariz

Imanol Lizasoain
IMANOL LIZASOAIN

Tres victorias y un empate es el bagaje que sumaban los de Imanol Alguacil en Zubieta. Todavía no sabían lo que era perder un encuentro en casa hasta que hizo acto de presencia en las instalaciones blanquiazules el Leioa, que llegaba enrachado tras siete partidos consecutivos sin cononcer la derrota. Pues bien, los vizcaínos continúan con su buena dinámica después de llevarse los tres puntos de San Sebastián, mientras que el Sanse pierde así su condición de invicto en Zubieta.

Fue un choque trepidante con un ritmo vertigonoso por parte de ambas escuadras desde el pitido inicial del colegiado. Zourdine, Roberto López y Näis Djouhara se vieron favorecidos por el caríz que tomó el encuentro y gozaron de alguna que otra contra para adelantar a su equipo, pero fue el Leioa quien se adelantó en el marcador gracias a un buen disparo desde fuera del área del Garai en el 24. El tanto visitante cayó como un jarro de agua fría sobre los pupilos de Alguacil. Muñoz probó a Iturrioz con un disparo lejano que se marchó por encima de la portería vizcaína un minuto antes de que ambas escuadras se marcharan a vestuarios para disfrutar de los pertinentes quince minutos de asueto.

El Sanse comenzó la segunda parte con mucho mayor ímpetu y dispuso de dos buenas aproximaciones y de otros dos saques de esquina a su favor en los primeros compases tras la reanudación. Sin embargo, fue el Leioa quien golpeó de nuevo gracias al cabezazo de Gorka Luariz en el área pequeña en el minuto 53. A falta de un cuarto de hora para la conclusión del partido, Roberto López recortó distancias en el luminoso tras definir con su pierna derecha ante la salida de Iturrioz. El centrocampista txuri-urdin fue uno de los mejores jugadores del partido y antes de anotar para su equipo gozó de dos buenos disparos desde fuera del área que se marcharon fuera por muy poco. Los realistas buscaron con ahínco el tanto del empate durante los últimos quince minutos del partido, pero los visitantes se mostraron muy serios en defensa y apenas dejaron huecos atrás.

El Gernika, próximo rival

Tras esta derrota, el Sanse se mantiene en la novena posición con 16 puntos. El próximo sábado (18.30 horas) el conjunto txuri-urdin medirá sus fuerzas con el actual farolillo rojo de la clasficación, el Gernika, que juega esta tarde en casa del Logroñés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos