Nuevo Anoeta

Luca Sangalli: «El nuevo Anoeta nos va a hacer más fuertes y nos va a situar en otra escala»

El jugador Luca Sangalli divisa el nuevo estadio de Anoeta desde el banquillo de la Real. / MICHELENA

Luca Sangalli fue recogepelotas en Segunda y ahora está en disposición de estrenar el campo en el verde, de blanquiazul

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

Luca Sangalli siguió desde su asiento de socio el último partido en Anoeta de la Real Sociedad en la pasada temporada; apenas cuatro meses después va a tener la oportunidad de estrenar el nuevo campo sobre el verde con la camiseta blanquiazul. Su irrupción en el primer equipo ha sido tan rápida como el desarrollo de las obras del estadio. «Siempre piensas en que ese día va a llegar, en el Sanse se trabaja para eso, pero si me lo dicen en mayo...», confiesa el joven donostiarra.

Sangalli es uno de esos chavales de la cantera de la Real Sociedad que ejerció de recogepelotas en Anoeta cuando jugaba en las categorías inferiores y años después ha visto cumplido el sueño de todo chaval guipuzcoano que empieza a dar patadas al balón. Llegó a la Real a los 11 ó 12 años después de jugar en el club S.A.N.S.E y subió de categoría hasta ser uno de los mejores futbolistas del filial en las últimas campañas, en su posición de centrocampista. «Éramos todos socios en la familia, pero yo siempre trataba de buscarme un sitio para ser recogepelotas. En Segunda no fallaba en ningún partido», recuerda.

Ni sabe las veces que tuvo que bajar al foso que separaba la pista de atletismo con la grada para recoger balones. «Salían despedidos del terreno de juego y había que ir a toda pastilla para recuperarlo. Si caían al foso era toda una aventura».

«Impresiona la cubierta y sobre todo ver Anoeta sin pistas. Por fin tenemos un campo de fútbol»

Por eso, en su primera visita al nuevo Anoeta acompañado por este periódico, lo primero que echa en falta es ese foso y las pistas de atletismo. «Éramos de los pocos equipos de Europa que jugábamos en un estadio de atletismo y por fin tenemos un campo de fútbol. Nos va a hacer más fuertes y nos va a situar en otra escala».

Cuando hacía de recogepelotas, Sangalli procuraba situarse cerca del banquillo de la Real Sociedad, «en el puesto número dos», porque al acabar los partidos había más posibilidades de llevarse a casa alguna de las camisetas utilizadas por los jugadores. «De la Bella siempre entregaba la suya y, claro, en casa tengo alguna de él».

«¿Anoeta, frío? No lo creo»

Sangalli confiesa sentirse «impresionado» en un primer vistazo al campo desde la zona de los banquillos. «Impresiona la cubierta e insisto: ver Anoeta sin pistas».

No está de acuerdo Sangalli en que se diga que Anoeta ha sido un campo frío. «No lo era en Segunda cuando la Real empezó a ganar partidos uno detrás de otro y tampoco en Primera cuando el rival ha sido uno de los grandes. Desde mi silla de recogepelotas he visto y he sentido cómo vibraba Anoeta y se empujaba al equipo hasta desgañitarse».

Y dice más: «Recuerdo el día que jugamos en Anoeta la Youth League. ¿Cuánta gente había en la grada? No muchos, pero la Peña Mujika vino al campo y se notaba una barbaridad. Los jugadores percibimos ese apoyo».

«Es bonito que desde el césped se vea la fachada azul que queda detrás de las tribunas»

Sí cree que la estructura del nuevo Anoeta va ayudar a que «el público se meta más en el partido. Antes, a cuarenta metros de la portería más cercana, era difícil calentarse» y ahora «vamos a tener a la gente encima. Vamos a atacar y defender juntos. Va a ser una maravilla».

Pisa el césped. Considera que está un poco largo, pero ni que decir tiene que estará listo para el partido. Le gusta lo que ve desde el terreno de juego. «Es bonito que desde el césped se vea la fachada azul detrás de las tribunas. Me gusta que haya aire en los fondos, que no sean dos tribunas cerradas. Le da un aire moderno al campo».

Tiene la impresión de que la perspectiva desde los banquillos va a ser peor para los jugadores. «Están algo encajonados, como se está haciendo en muchos campos de Primera; habrá que habituarse».

¿Y del Barcelona? «Es el estreno y queremos intentarlo. A ver si podemos dar una alegría a la afición».

Más Anoeta

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos