Sangalli apuesta por mover rápido el balón ante el Eibar