Real Sociedad

Así juega Sandro Ramírez, el nuevo atacante de la Real Sociedad

Sandro Ramírez se lamenta de una ocasión desperdiciada en el Sevilla-Real Sociedad de la pasada temporada./Julio Muñoz
Sandro Ramírez se lamenta de una ocasión desperdiciada en el Sevilla-Real Sociedad de la pasada temporada. / Julio Muñoz

La última incorporación de la Real Sociedad es un segundo punta cuya principal virtud es su disparo a media distancia

IMANOL ARRUTI

La Real Sociedad ya tiene otra cara nueva para la próxima temporada. El club txuri-urdin contará como cedido con el delantero canario de 23 años Sandro Ramírez, procedente del Everton. Sandro se inició futbolísticamente en el fútbol base del Las palmas antes de ser descubierto por un ojeador del F.C. Barcelona en 2009, cuando el canario aún se encontraba en las filas del infantil. Por lo que la siguiente temporada se incorporó al cadete del club blaugrana. Sandro pasó por todas las categorías de la cantera culé, donde dos lesiones de cierta gravedad en sus meniscos de ambas rodillas no le impidieron marcar goles y llegar en 2013 al filial del Barça como una de sus mejores promesas.

Más

Vamos a repasar en las próximas líneas la trayectoria de Sandro Ramírez en los diferentes clubes en los que ha militado y también su participación en la selección, además de intuir lo que puede aportar a la Real Sociedad.

Barcelona Altibajos en Can Barça

Sandro realiza su debut como profesional con el filial azulgrana el 17 de agosto de 2013 en la primera jornada de Segunda División frente al Mirandés. Su primer gol como profesional llega en el 'miniclásico' contra el Real Madrid Castilla en la quinta jornada de la competición. Su primera campaña como profesional acabaría con siete anotaciones, siendo un gran aporte en la delantera barcelonista que consigue su mejor clasificación histórica en Segunda División a las ordenes del exentrenador txuri-urdin Eusebio Sacristán.

Durante el verano de 2014, tras el Mundial de Brasil, el primer equipo del Barcelona cuenta con muy pocos efectivos para realizar la pretemporada, por lo que Sandro es llamado por Luis Enrique. Durante ese periodo de tiempo, Sandro empezó a demostrar que es un delantero válido para el actual técnico de la selección española. Incluso llegó a anotar en el Trofeo Joan Gamper, que le sirvió para presentarse ante un Camp Nou lleno. Por lo que en esa temporada consiguió dar el paso al primer equipo y fue habitual su nombre entre las convocatorias. Debutó el 31 de agosto de 2014 contra el Villarreal en la segunda jornada de Primera División, donde además logró convertir el gol de la victoria en el minuto 82 rematando un centro de Messi. Dos jornadas después volvería a anotar.

Esa misma temporada consigue debutar en la Champions League frente al Ajax, a quienes convierte el 3-1 en el minuto 90+4'. Sin embargo, durante la segunda vuelta del campeonato de liga pierde el protagonismo adquirido cuando llega a su fin la sanción a Luis Suárez, sancionado durante varios meses por morder a Chiellini en el Mundial. El jugador canario regresa con el filial, que se encontraba en la zona baja de la tabla y acaba descendiendo a Segunda División B.

Luis Enrique decide subir de manera definitiva a Sandro Ramírez en la siguiente temporada (2015-16), viendo que al jugador se le quedaba muy pequeña la Segunda División B. Nuevamente participa de buena manera en la pretemporada culé, anotando un gol ante el Chelsea, pero teniendo por delante a Messi, Suárez y Neymar el canario no consigue protagonismo siendo en su mayoría apariciones desde el banquillo. Además, no tuvo suerte de cara a gol en los pocos minutos que disputó exceptuando un hat trick que consiguió frente al Villanovense en la Copa del Rey, lo cual llamó la atención de varios clubes de Primera División.

Málaga Su mejor temporada: 14 goles en 28 partidos

Viendo que su progresión en el Barça se había estancado, el jugador decide buscar una salida y se compromete con el Málaga para las siguientes tres temporadas. Realizó una campaña espectacular en su primera temporada como titular en Primera División, disputando 28 partidos como titular en los que marcó 14 goles y fue una de las principales razones para que el club no descendiera. Además, compartió vestuario con el actual jugador de la Real Sociedad, Diego Llorente. Su gran temporada no pasó desapercibida para los grandes clubes de Europa, y muchos llamaron a su puerta por su baja cláusula de 6 millones.

Everton Problemas de adaptación en la Premier

El Atlético fue el principal candidato para hacerse con sus servicios, pero la imposibilidad de inscribir futbolistas por la sanción del TAS provocó que el futbolista emigrara a la competición inglesa y fichase por el Everton para la temporada 2017-18. Sandro no tenía una papeleta fácil. El Everton buscaba un delantero para sustituir a su gran estrella, Romelu Lukaku, traspasado al Manchester United por 85 millones. Para conseguir este objetivo, Sandro tenía que competir con delanteros como la leyenda Wayne Rooney o Oumar Niasse. Al canario le costó adaptarse a la Premier League y no aprovechó las opciones de principio de temporada, cuando no consiguió marcar un solo gol pese a partir de inicio. Este mal inicio de campaña le costó una titularidad que no consiguió recuperar jamás. Por si fuera poco, en el mercado de invierno el club de Liverpool contrató a otro delantero más, Cenk Tosun, que nada más llegar convenció al entrenador con goles.

Por lo tanto, tanto el club como el jugador intentaron buscar una salida para cambiar la situación y decidieron que la mejor era que saliera cedido en el mercado de invierno, en busca de los minutos que no tenia en Goodison Park. El canario decidió que la mejor opción era el Sevilla, un club en el que podría disputar minutos en una liga que ya conocía, además de poder jugar en Champions. A pesar de ello, Sandro no consiguió demostrar el nivel que exhibió en el Malaga y en los trece partidos que disputó no consiguió marcar. Su mejor partido en el club andaluz lo realizó precisamente ante la Real Sociedad en el Sánchez Pizjuan, provocando el penalti que transformó Banega en el único gol del partido.

Esta temporada ha vuelto al Everton pero se ha encontrado en la misma situación. No tiene hueco en el equipo y de nuevo han decidido que la mejor opción es salir cedido, en esta ocasión a la Real Sociedad, donde buscará la regularidad que necesita para recuperar su mejor versión.

Selección española Goles con la sub19 y la sub21

Por otro lado, Sandro ha estado varias veces en las categorías inferiores de la selección española. Disputó la fase final del Europeo sub19 en 2013. Incluso marcó un gol en su debut frente a Portugal. En total, consiguió convertir dos tantos en un campeonato en el que la selección española fue eliminada en semifinales. Al año siguiente es convocado para la ronda élite que se realizaría en Vigo previo al Campeonato Europa: Sandro consiguió marcar en los tres encuentros disputados, pero el equipo se quedo fuera del torneo continental que se disputaría en Hungría.

Su debut con la selección sub21 fue el 9 de septiembre de 2014, en varios partidos de la fase de clasificación para la Europoca 2015, aunque no logra tener mucho protagonismo en un equipo que se quedó fuera de la Eurocopa y de los Juegos Olímpicos.

Su juego Un segunda punta

El mejor rendimiento de Ramírez hasta ahora lo hemos visto en el Málaga, en la posición de segundo delantero. La temporada para el cuadro andaluz no fue fácil, ya que cambió de entrenador hasta en tres ocasiones: Juande Ramos, Marcelo Romero y Míchel González. Sin embargo, Sandro consiguió sobreponerse a las adversidades, tanto de los cambios de entrenadores como de una lesión que le tuvo fuera siete jornadas. Consiguió terminar la temporada con catorce goles.

Sandro jugó en diferentes posiciones. Con Juande Ramos ocupó el lugar de segundo punta por detrás de un delantero como Charles, actual jugador del Eibar. Esto le permitía tener mucha movilidad por todo el frente del ataque, donde se encuentra más cómodo, desmarcándose por las bandas y pudiendo recibir fuera del área. Con Míchel, en cambio, actuó de único punta escoltado por gente como Jony, Ontiveros o Keko, los cuales tienen mucha movilidad lo que le permitió intercambiarse con ellos para salir del área y de esta manera conseguían que los centrales no tuvieran un delantero al que seguir.

En el Everton, en cambio, no funcionó. Pienso que la razón principal fue la posición que ocupó más que la adaptación a la Premier. Ronald Koman le colocó en un puesto en el que él era el único punta de un equipo con muchos peloteros y poca movilidad, lo cual pienso que fue la principal razón de su bajo rendimiento.

En mi opinión, Sandro Ramírez es un segundo punta, no un delantero centro. Al canario le gusta realizar desmarques de ruptura y caer a banda o recibir en la frontal del área para aprovechar la que probablemente sea su mayor virtud, el disparo a media distancia con su pierna derecha. Además, es un jugador veloz que puede hacer buenos desmarques de ruptura y cuenta con un buen manejo de balón para conducir contraataques. Por otra parte, como buen canterano del Barça tiene capacidad de asociación con sus compañeros, aunque no es una faceta en la que destaque demasiado como demuestran sus dos asistencias realizadas en su temporada en el Málaga. Por último, en su temporada en el Málaga destapó una faceta de lanzador de faltas que pocos conocían, marcando tres goles de falta directa.

Adaptación a la Real Sociedad Buen lanzador de faltas

El jugador, de 23 años y con 1,75 m de altura, es un segundo delantero muy del estilo de Juanmi, un delantero con mucha movilidad pero a priori con más calidad y capacidad de asociación que el malagueño. Además, se puede adaptar muy bien al estilo de juego de Asier Garitano, ya que jugar con otro delantero, que en este caso sería William José, es lo que mejor le viene.

El canario puede aportar mucho al club txuri-urdin. Viene para mejorar lo que hay y para que la Real cuente con un mayor fondo de armario en las posiciones de arriba. Un revulsivo que pueda cambiar el partido en la segunda parte, tanto si él es el suplente como si lo es Juanmi. Además, tiene una habilidad por la que no destaca demasiado la Real Sociedad, los disparos desde fuera del área y las faltas directas. La Real Sociedad lleva muchos años sin encontrar un lanzador de falta que le asegure un par de goles por temporada, y Sandro es un especialista.

Lo importante tanto para el club como para el jugador es que el futbolista vuelva a coger confianza para recuperar su mejor nivel. Si Garitano consigue que el futbolista esté contento y se sienta importante, dará muchas alegrías a los aficionados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos