Femenino

Sandra Ramajo, capitana de la Real Sociedad: «Lo ideal sería poder dedicarnos exclusivamente a jugar al fútbol»

Sandro Ramajo, en las instalaciones de Zubieta momentos antes de la entrevista./LUSA
Sandro Ramajo, en las instalaciones de Zubieta momentos antes de la entrevista. / LUSA

Asegura que «el club, ante todo, está con nosotras» en el tema del convenio por el fútbol femenino, pero admite que «algunos puntos son complicados»

Macarena Tejada
MACARENA TEJADASAN SEBASTIÁN.

Las jugadoras de los dieciséis equipos de Primera División luchan por un convenio por el fútbol femenino. Entre otras cosas, las futbolistas exigen un salario mínimo y unos buenos horarios de entrenamientos. La capitana de la Real, Sandra Ramajo, ha participado en varias reuniones en representación de sus compañeras. A largo plazo, la meta a alcanzar mediante este convenio sería que las mujeres futbolistas pudieran «dedicarse exclusivamente al fútbol».

- ¿Cuáles son los objetivos del convenio por el fútbol femenino?

- Los puntos más importantes que se quieren negociar son los salarios mínimos, el 100% de una larga lesión, los horarios y las vacaciones, las revisiones que nos suelen hacer tanto a principio de temporada como a lo largo del año y el tema del embarazo, entre otras cosas.

«Queremos negociar un salario mínimo, el 100% de una larga lesión, los horarios y las vacaciones»

- ¿Ve posible llegar a un acuerdo?

- Hay algunos puntos que son complicados, como el de los salarios mínimos, porque hay algunos clubes que tienen más dinero que otros y además no tenemos las mismas dimensiones de dinero que los equipos masculinos. Es evidente que no podemos exigir lo mismo a todos los clubes. Quienes no tengan un equipo masculino en Primera División no tienen ese respaldo. Este año, por ejemplo, los contratos ya están hechos, pero es algo que tenemos que luchar según vaya avanzando el fútbol femenino.

- ¿Ve factible que los equipos recién ascendidos puedan mantenerse en Primera División si tienen que cumplir unas condiciones económicas más exigentes?

- Lo tienen más complicado. No sé hasta qué punto la Federación puede ayudar a un club recién ascendido, pero necesita ayudas y subvenciones. De todas formas, creo que el tema de la incapacidad sí que se puede solucionar en las próximas reuniones.

- ¿A qué se refiere?

- Creo que la incapacidad, el cien por cien de la lesión, es un derecho que tenemos. Si nuestros salarios son bastante básicos y además les quitamos el 30%, no estamos ganando el total. Es algo que se debe negociar y todos los trabajadores tienen el derecho de cobrar su salario al completo. Otro de los aspectos que se puede pelear es el de los horarios.

- ¿Qué cambios de horario reivindican?

- Nos gustaría que los horarios de entrenamiento no fueran al final de la jornada, a última hora del día, sino que fueran a la mañana. No entrenas con las mismas condiciones: no hay luz natural, los servicios médicos y el gimnasio están a rebosar... No haces el mismo trabajo. No somos cantera, somos el primer equipo de Primera División. Nosotras hace años entrenábamos con la cantera, a partir de las 18.30 horas. Cambiamos los horarios y se nota muchísimo. Los horarios de los partidos, en cambio, dependen de la televisión. En este sentido, nos tenemos que adaptar. Tenemos que ser pacientes.

Más

- La mayoría de la plantilla compagina trabajo o estudios con el fútbol. ¿Una de las metas a alcanzar sería poder dedicarse al fútbol en exclusiva?

- Lo ideal sería dedicarse exclusivamente al fútbol. Sería más vistoso y con más calidad. La gente vería un fútbol más bonito. Como ejemplo está el Barça, porque entrena por las mañana y se dedica a ello. A la hora de competir ellas están en otro punto, tienen todo en sus manos para ser las mejores y eso se nota. No es lo mismo tener que trabajar, venir a entrenar y luego rendir el fin de semana. De todas formas, esto también ocurre en equipos de Segunda masculinos. En ese aspecto, pedimos también que la nuestra sea una jornada completa, que coticemos por todas las horas que estamos entrenando. Todavía es complicado dedicarse al fútbol femenino, parece que está más cerca que nunca, pero siendo realistas para eso todavía hay que moverse muchísimo más.

- ¿Y qué pasa con la cláusula de embarazo?

- Es uno de los puntos de los que se va hablar. Las mujeres estamos en derecho de que nuestros trabajos respondan el tiempo que estamos de baja por maternidad. Por ahora, no se ha dado el caso, pero no podríamos entender que si en el fútbol una mujer se quedara embarazada se le diera de lado.

«También pedimos una jornada completa y que coticemos todas las horas que estamos entrenando»

- ¿Cuál es la disposición de la Real Sociedad en todo este proceso?

- El club, ante todo, está con nosotras. Están de acuerdo con lo que pedimos y últimamente está teniendo muchos detalles, como lo del himno. Es un guiñó a la igualdad. No solo se trata de nosotras como jugadoras, también tenemos un equipo de hockey, trabajadoras en el club y aficionadas que van cada fin de semana a Anoeta o a vernos a nosotras. Lo del himno al final se trata de que la Real somos todos. Y ahí también se incluye a la mujer.

 

Fotos

Vídeos