Borrar
Javi Galán salta a por un balón con Andoni Gorosabel, durante el partido de ayer en Mendizorrotza. Jesús Andrade
Salto hacia Europa
El afilador

Salto hacia Europa

Grandísimo partido en defensa de la Real para sacar un 0-1 delicioso, sin pasar apuros con lo que sigue con paso firme en el sexto puesto

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 1 de abril 2024, 06:54

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Puede que la acción que precede al gol de Jon Pacheco fuera falta en baloncesto. No en fútbol. Los famosos bloqueos, término adquirido del deporte de la canasta, tienen como objetivo liberar a un jugador para que remate lo más liberado posible, como sucedió doblemente con el central elizondoarra. En la primera, Siviera hizo un paradón al remate del central, en la segunda llevó el balón a las mallas haciendo un 'gol partita'. La acción de Merino bloqueando a Blanco, ilegal en el baloncesto porque lo hace en movimiento, pero válida en el fútbol. No estaba jugando el navarro contra el Baskonia, sino ante el Alavés. Menos mal.

Partido entre viejos conocidos. Muchos ex de la Real en el cuadro albiazul y desplazamiento amable para los hinchas txuri-urdin. Aunque da la sensación de que siempre pasa algo en Mendizorrotza. Aquel 'no' ascenso a Primera después de ir 1-2. El inigualable Javi De Pedro pidiendo perdón por meter un gol. La destitución de Amorrortu tras caer 3-1. Una falta decretada a Westerveld por tardar más de siete segundos en sacar y que supuso un empate a dos. No pasó mucho ayer en el estadio gasteiztarra a diferencia de otras tardes, lo que fue una bendición para la Real que apenas pasó apuros.

De hecho muy pocos aficionados se fijaron en el color de guantes que utilizó Álex Remiro porque el de Cascante, no solo firmó una puerta a cero, sino que no tuvo que realizar ninguna parada a disparos del Deportivo Alavés. El que más peligro llegó fue uno de Rioja al poste.

Volvió Barrenetxea tras la lesión, Zakharyan estuvo bien en un puesto que le va más, se lesionó Kubo, el ariete titular del equipo es Oyarzabal y Pacheco suplió a le Normand de forma impecable. Imanol no titubeó. Se resguardó con cinco defensas en el minuto 70 de partido porque sabía que los tres puntos eran riquísimos. Muy necesarios para la carrera por Europa.

Que la semana que viene despejará una incógnita, según quién sea el campeón de Copa. Donde tristemente la Real no va a estar en lo que fue el borrón más grande que ha firmado el equipo en el último lustro. De todas formas los buenos recuerdos y grandes partidos superan ampliamente las citas donde los realistas no han estado bien desde que, por ejemplo, Imanol se hizo cargo del primer equipo.

Quedan ocho jornadas preciosas con partidos ante Real Madrid, Barcelona y Atlético; otro contra el Betis que puede marcar la clasificación europea. Tiene buena pinta la Real en este tramo final y ojo si aglutina un buen botín de puntos...

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios