Real Sociedad

La cesión, la vía predilecta de la Real para Rulli

Rulli posa junto a un aficionado. /Jose Mari López
Rulli posa junto a un aficionado. / Jose Mari López

Considera que de esta forma puede aumentar el valor de mercado del guardameta argentino. El Oporto portugués podría ser uno de los equipos donde el portero encajaría y tendría opciones de ser titular

Raúl Melero
RAÚL MELERO

Gerónimo Rulli (La Plata, Argentina, 1992) se encuentra en la rampa de salida de su marcha de la Real Sociedad tras cinco temporadas defendiendo la portería blanquiazul. La llegada de Álex Remiro obliga al platense a mover ficha porque a pesar de su buen año, el de Cascante eclipsa las opciones del argentino para ser de nuevo titular del equipo donostiarra.

Por ello, es más que probable que el cancerbero internacional encuentre acomodo en un equipo lejos de Zubieta aunque la Real Sociedad no quiere regalarlo, como si se tratara de un gran problema que quitarse de encima. De hecho los rectores del conjunto blanquiazul valoran una posible cesión con una opción de compra como posibilidad. Y en este escenario aparece el Oporto aunque desde Anoeta se piensa que no va a ser una operación que se cierre de forma inminente y tampoco el único que se ha interesado por él.

Los primeros ecos desde Portugal se escucharon la pasada semana, como confirmó este periódico. La baja de Iker Casillas tras el infarto que sufrió el pasado 1 de mayo, ratificada en el día de ayer y que hace que el de Móstoles pase a formar parte del organigrama técnico del Oporto, dejaban a los 'dragones' con la premisa de cerrar a un portero de garantías y la opción de Rulli se puso sobre la mesa.

En el Oporto, Rulli se puede revalorizar puesto que es un club habituado a pelear por títulos

La llegada de Remiro le postra a una probable suplencia y lo normal es que cambie de aires

La competencia del platense para hacerse un hueco en la plantilla del segundo clasificado de la liga portuguesa tiene nombres y apellidos. El alemán Kevin Trapp, cedido este año en el Eintrach de Frankfurt por el Paris Saint Germain, es uno de ellos, así como el guardameta del Stade de Rennes, el checo Tomas Koubek, quien ha realizado una gran temporada con uno de los históricos de la liga gala.

Así las cosas, la Real Sociedad no vería con malos ojos una posible cesión al Oporto con una opción de compra que se reservaría el equipo portugués. Además, si Rulli hace una buena temporada su valor en el mercado se revalorizaría puesto que el Oporto va a disputar la previa de la Champions League -se puede colar en la fase final del mejor torneo continental con todo lo que ello supone y el eco mediático que destila- y el equipo luso está acostumbrado a luchar por todos los títulos del país vecino. Así que mejor escaparate no puede haber para Gerónimo Rulli.

Los 24 millones de euros extra que va a recibir la Real Sociedad por el 20% de la plusvalía en el traspaso de Antoine Griezmann del Atlético de Madrid al Barcelona hacen que ingresar dinero no sea una urgencia inmediata para Jokin Aperribay y por ello se puede plantear una cesión en la operación para que Rulli que aumente su valor.

El Oporto ha sido uno de los equipos que se ha interesado por la situación de Rulli, pero bien pudiera ser un globo sonda para testar cómo responde el mercado europeo al posible interés sobre Rulli. La prensa portuguesa -uno de los rotativos deportivos de más tirada como es 'A Bola'- recogía ayer que había pocas opciones de la llegada del argentino.

Un tema caliente

La Real Sociedad ya sabía que el tema de la portería, desde que se contrató a Álex Remiro, iba a ser una patata caliente. Sobre todo porque el de Cascante con 24 años y una duración de contrato hasta 2023, llega a Zubieta con la vitola de más que posible portero titular.

Los focos y la rumorología, y se supone que la maquinaría de los despachos de la entidad de Anoeta, pusieron la mira en los dos guardametas que terminaron la pasada temporada: Gerónimo Rulli -el que acabó jugando y dando un buen nivel- y Miguel Ángel Moyá, que perdió la titularidad en el Santiago Bernabéu tras una lesión.

Rulli es el que más papeletas para salir tiene. En buena lógica porque su valor en el mercado es superior al del balear, aunque con el sorprendente ascenso del Real Mallorca, se filtró alguna posibilidad de que el de Benisalem recalase en el club donde se formó. No parece probable que los tres guardametas puedan cohabitar porque uno de ellos no tendría participación alguna en las dos competiciones en las que va a tomar parte el conjunto txuri-urdin este próximo curso, Liga y Copa, y por ello o bien Rulli o bien Moyá deberá hacer las maletas y dejar su taquilla de Zubieta.

Rulli, rumor en época estival

Por un motivo u otro, todos los veranos con Gerónimo Rulli de blanquiazul han resultado movidos. Valencia, Manchester City, Nápoles o Boca Juniors son clubes con los que se le ha relacionado en época estival. En 2017 fue cuando más cerca estuvo de irse, al Nápoles, pero eran los últimos días de mercado y no había tiempo material para encontrar un sustituto de garantías. El portero no forzó la situación y se quedó en San Sebastián.

Nacido en La Plata hace 27 años, siempre ha sido titular a lo largo de su carrera, con excepción de esos tres meses entre octubre y diciembre de 2018. Tanto en Estudiantes como en la Real Sociedad. Aquí ha tenido a Zubikarai, Olazabal, Toño y Moyá como suplentes. Nada más llegar hizo olvidar a Bravo con apenas 22 años y a los cuatro meses fue convocado por Tata Martino para la selección argentina. De repente se vio compartiendo vestuario con Messi y compañía.

El debut de Rulli con la escuadra txuri-urdin se produjo además en un triste día de la historia reciente del club guipuzcoano. Fue en el encuentro de vuelta de la fase previa de la Europa League en Krasnodar, donde el equipo entrenado por Jagoba Arrasate por aquel entonces cayó por 3-0 y quedó apeado de la competición en la fase de grupos.

Rulli se lesionó después de hacer tres intervenciones de mérito y estuvo de baja unos dos meses por una fractura en el quinto metatarsiano. En total, el jugador sudamericano ha disputado 170 partidos con al camiseta realista en las cinco temporadas que ha estado entre Liga, Copa y Europa League. 169 encuentros los disputó de titular y solo tuvo que salir de suplente en un partido de Copa de la temporada 2015/16 cuando por expulsión de Oier Olazabal, tuvo que guardar la meta de Anoeta en los minutos finales del choque. El verano y las negociaciones dirán si Rulli se queda en esa cifra o no.

Iker Casillas cambia la portería por los despachos del Oporto

Iker Casillas no se retira... de momento. El portero madrileño no defenderá la portería del Oporto la próxima temporada y formará parte del staff técnico del club portugués hasta el verano de 2020. Un paréntesis que podría desembocar en su retirada definitiva. El guardameta deja por tanto el fútbol en activo -al menos por esta temporada- y pasa a ser el enlace entre la plantilla y el club luso. «Voy a hacer algo diferente de lo que solía hacer, que era estar en el campo. Intentaré hacer de conexión entre el equipo y el club», confiesa.

«El míster me dijo que quería que me quedara con ellos, cerca de los jugadores, cerca de los más jóvenes porque habría muchos cambios», aseguró Casillas en los canales oficiales del club portugués.

Con esta decisión consensuada con el club, el portero de 38 años, ejercerá de 'enlace' entre los jugadores, el entrenador y la Junta Directiva. El Oporto deja, además, la puerta abierta a que pueda extender su cargo «a otras funciones dentro del club». Según el comunicado del Oporto, Casillas se hará cargo de un puesto en el equipo técnico de los 'dragoes' «mientras se recupera de sus problemas de salud». «Nos prepararemos para hacerlo lo mejor posible esta temporada. Todavía faltan un par de semanas para los primeros partidos oficiales. Ojalá podamos hacer una gran temporada juntos para ganar el campeonato, las copas y hacerlo lo mejor posible en Europa», añadió el jugador de Móstoles.

Esta decisión confirma que Casillas se resiste así a colgar las botas pese al grave problema de corazón que padece. El portero se incorporó el pasado 1 de julio a la pretemporada del Oporto, exactamente dos meses después de haber sufrido un infarto agudo de miocardio durante un entrenamiento pero dos semanas después han confirmado su nuevo rol en el club dado que no está claro que pueda seguir jugando.