Real Sociedad

Rubén Pardo recupera su mejor 'drive'

Precisión. Rubén Pardo golpea el esférico con su pierna menos hábil ayer en Villarreal ante la presencia de Cazorla./ALTERPHOTOS
Precisión. Rubén Pardo golpea el esférico con su pierna menos hábil ayer en Villarreal ante la presencia de Cazorla. / ALTERPHOTOS

El centrocampista riojano resurge en Villarreal como titular y da una lección sobre cómo lanzar los córners

Imanol Lizasoain
IMANOL LIZASOAIN

«La temporada pasada fue muy dura para mí, pero los últimos partidos me dieron mucha vida y energía. Estoy con muchísimas ganas». Eran las palabras de Rubén Pardo hace unas pocas semanas, antes de iniciar ayer la temporada 2018/19 en el Estadio de La Cerámica. ¡Y vaya cómo empezó el centrocampista de la Real Sociedad! Ayer demostró que no ha perdido el gran toque y golpeo que posee a balón parado, pero de eso escribiremos más adelante.

Muchos aficionados no le veían en el once del antiguo Madrigal, pero lo cierto es que el de Rincón de Soto es el jugador que más partidos ha disputado con la camiseta blanquiazul esta pretemporada, con 270 minutos, y el tercero que ha jugado un encuentro completo junto a Miguel Ángel Moyá y Andoni Zubiaurre. Dicho lo cual, no debería sorprendernos ver a Pardo saltar de inicio en este arranque liguero en alguna que otra jornada más.

Minutos:
67
Tiros:
1
Tiros a puerta:
0
Pases acertados:
18
Pases fallados:
5
Balones perdidos:
0
Balones recuperados:
0

Como decía el propio realista al comienzo de estas líneas, la temporada pasada -también la anterior- no fue la suya. Llegó a perder incluso ese magistral golpeo que posee en el desplazamiento en largo debido, posiblemente, a la falta de confianza por parte del míster. Eusebio apenas contó con él y fue Imanol Alguacil quien le dio minutos en los últimos partidos de Liga.

Ayer, ante el Villarreal, fue el encargado de ejecutar todas las acciones a balón parado. Lanzó seis saques de esquina, todos ellos una verdadera perita en dulce (como las que salen de su pueblo) para sus compañeros hasta el punto de que el VAR o el colegiado decidieron anular un tanto de Oyarzabal por un claro empujón de Diego Llorente sobre un defensor del Villarreal dentro del área. El envío que puso Pardo fue perfecto. Telegrafiado. El eibartarra no tuvo ni que saltar para rematar de cabeza. Cumplida la media hora de juego y con el marcador ya en contra, fue Zubeldia el que cazó otro gran centro del jugador riojano en el segundo palo, pero Asenjo tiró de reflejos y sacó el esférico bajo palos. No cabe duda de que el libro de estilo de Rubén de la Barrera empieza a surgir efecto poco a poco. La Real Sociedad es un equipo temible en las jugadas a balón parado. Tiene un gran lanzador de córners y también brillantes rematadores como Llorente, Willian José o Mikel Merino.

Además de los goles y los tres puntos, una de las mejores noticias ayer en Villarreal fue que Rubén Pardo ha recuperado su 'drive'. Prácticamente al mismo tiempo que lo ha recuperado uno de los mejores golfistas de la historia, Tiger Woods.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos