Sid Lowe, Manu Díaz y Roberto Olabe durante la charla que mantuvieron ayer en el auditorio del Reale Arena. / arizmendi

Real Sociedad Roberto Olabe: «En Zubieta tenemos que ser endogámicos pero también nutrirnos de lo de fuera»

El director de fútbol defiende el modelo de cantera de la Real y apuesta por importar talento si haciera falta en una charla en Anoeta a entrenadores de Gipuzkoa

Raúl Melero
RAÚL MELERO

El director de fútbol de la Real Sociedad, Roberto Olabe; el periodista e historiador británico afincado en Oviedo, Sid Lowe, y el presidente de la Federación Guipuzcoana de Fútbol, Manu Díaz, en calidad de morador y presentador, compartieron más o menos lo que dura un partido de fútbol con un centenar de entrenadores en una charla bajo el título 'Fútbol vasco, así nos vemos, así nos ven' celebrada en el nuevo auditorio del Reale Arena.

Olabe defendió, sin ser por supuesto una pelea dialéctica, el conocimiento del fútbol desde el prisma de nuestro territorio. Lowe -de quien desconocemos si es pariente lejano del exentrenador realista Harry Lowe- lo hizo desde su atalaya en las islas británicas aunque dejando claro que su visión «no es exactamente la de un británico», ya que lleva más de dos décadas siguiendo la Liga española.

El circunloquio versó más sobre el fútbol guipuzcoano porque más allá de que ayer hubiera en la sala simpatizantes de Eibar, Athletic o Alavés, todos los ejemplos, especificaciones y explicaciones se relacionaron con el fútbol del territorio en general y particularmente con Zubieta. En este sentido, Olabe detalló cuestiones que no por conocidas dejan de reflejar el excepcional trabajo que se realiza en la factoría txuri-urdin.

Fichaje

«Lo vinculamos a cosas que hace el director deportivo o el director de fútbol, pero es la última parte de todo esto»

Eso sí, en el inicio Lowe apuntó que ve una clara diferenciación entre el fútbol euskaldun y el del resto de la Liga «personificado en el derbi Real-Athletic» porque considera que «la carga de identidad» en cada uno de los onces iniciales y «su componente emocional» lo hacen absolutamente distinto. El periodista inglés confesó que su partido preferido es «una final de Copa entre la Real y el Athletic».

«La Real tiene que mirar hacia dentro antes que afuera, a nivel de entrenadores y desarrollo, y construir entre todos lo que hemos ido haciendo durante estos años», proclamó el director de fútbol del conjunto blanquiazul acerca de cuál debe ser el primer paso en la formación de talento. Se refirió después a la incorporación de jugadores, algo que equiparó al farolillo rojo del proceso. «Hay muchas más cosas importantes», aclaró. «Vinculamos un fichaje al director deportivo o director de fútbol pero el fichaje es una parte, es la última parte de todo esto», dijo.

No parecía el foro indicado para que Olabe aireara cuáles son las intenciones de la Real para este mercado estival por mucho que ahora mismo se esté en plena vorágine negociadora. Fue preguntado Olabe por Rafinha y la elocuente respuesta del gasteiztarra fue ésta: «Lo mejor que te puede ocurrir es que los chicos vivan esa adopción con la gente de aquí. El vestuario está construido en lo que significa Real Sociedad», en alusión a cómo se acoge de bien al foráneo.

Valores

«Más allá de que Rafinha quiera volver, lo importante es que hable bien del Reale, del vestuario o de La Concha»

Ahondó en que «es importante cómo nos identifican, cómo hable Rafinha de San Sebastián, del Reale, de La Concha, del vestuario y del modelo de juego de la Real. Más allá de que quieran volver o no es que vayan a hablar bien del club».

Los índices demográficos

Fue preciso Olabe al referirse a lo que se pretende en Zubieta. Y los fríos datos muchas veces son esclarecedores de lo que significa la factoría de fútbol de la Real. «Nuestra intención es tener una relación del 80% de chicos del territorio y un 20% que vengan de fuera para que en términos generales la primera plantilla esté formada por un 60% de jugadores de casa y que el 40% sean incorporaciones».

Habló de la dificultad que entraña lograrlo ya que «los índices demográficos» de nuestro territorio son cada vez más bajos aunque por otro lado llega más gente de fuera a vivir a Gipuzkoa y la Real se debe nutrir y beneficiar también de ello. Se felicitó el director de fútbol de que «16 de los 24 jugadores del Sanse cursan un grado superior, un grado medio o un curso universitario; y que en el tercer equipo, todos los jugadores habían solventado la Selectividad».

Zubieta

«El 80% de los chicos y chicas son del territorio y el 20% de fuera, y en el primer equipo queremos que sea de 60-40»

Siguió Olabe con su escenificación sobre lo que debe ser Zubieta. Cierto que es importante lo de casa pero advirtió que «cuanto más claro tienes el modelo, más claro tienes que saber que tiene imperfecciones. A veces será en la captación o en el desarrollo de talento».

El exportero realista cree que «tenemos que seguir alimentando este proyecto, que es precioso, pero también nos invita a mirar hacia fuera, porque hay gente que hace las cosas bien también y que pueden hacerlo igual o mejor que tú».

Olabe, que en este tipo de charlas se siente como pez en el agua, dejó diversas frases capitulares como «queremos que Zubieta sea exclusivo pero no excluyente» en relación a que la Real sea garante y preserve lo que le hace fuerte, que es el trabajo de cantera. Explicó que «para retener a Odegaard, tenemos que proteger nuestro propio modelo y manifestar que el que quiere ser parte desde fuera, perfectamente puede serlo».

Sid Lowe

«Para mí el mejor partido que se puede ver en España es una final de Copa entre la Real y el Athletic»

Cuando se habla de trabajo desde jóvenes con niñas y niños aparece la complicada figura de los padres. «Nuestro viaje es con los padres», enfatizó el gasteiztarra. Olabe recomendó a Lowe y a todos los presentes que se fijen «en el día de enero que hacemos un homenaje a los chicos que desde junio no están con nosotros. Es de las imágenes más bonitas del año, un momento muy bonito de este viaje».

Sumas y restas

Olabe fue cuestionado en el turno de ruegos y preguntas sobre los rivales que hacen grandes contrataciones con una economía cogida por hilos. «Nosotros hacemos también sumas y restas con los demás y no nos dan las cuentas», explicó. Se extrañó, por ejemplo, que el Barcelona siga fichando con la deuda que tiene o el Betis piense en Ceballos como refuerzo.

Hubo un apartado para vanagloriarse del nivel de los entrenadores guipuzcoanos como el propio Imanol, Mikel Arteta, Julen Lopetegui, Juanma Lillo, Unai Emery, Jagoba Arrasate, Luis Llopis o Xabi Manzisidor, entre otros muchos. «Yo cursé mi formación aquí y nos diferencia cómo nos adaptamos al rival y la capacidad de organización».

Habló sobre las diferencias entre la Real y el Athletic y dijo del cuadro txuri-urdin que «nosotros estamos más a gusto yendo a por el rival en la presión que esperando. A partir de ahí desarrollamos un estilo de juego», desvelando el patrón de juego de los de Imanol en las últimas temporadas. Reconoció que «nuestro modelo de juego es el pase» pero dejó claro que no solo se debe trabajar en ese aspecto para que «no fagocite el resto de cosas, como el uno para uno, el regate, o los duelos defensivos».